Disidentes meten ruido en el SNTE


2011-09-06 01:07:00

Consciente de que lo sucedido con la manifestación de José Luis Alvarado no es sino un intento más por meter ruido a la ya próxima contienda por la dirigencia de la sección XXX del SNTE, el Profesor Arnulfo Rodríguez Treviño, aseguró “estoy preparado para irme” 

Dijo, “existe gente hacia el interior y fuera de nuestro organismo sindical que pretende dividir al SNTE de Tamaulipas, sin embargo, nunca lo van a lograr, porque el trabajo, mata grilla”.

Reiteradamente, el profesor José Luis Coronado Alvado, sale al escenario a hacer reclamos al profesor Arnulfo Rodríguez y en esta ocasión decidió aparecerse con pancartas frente a Palacio de Gobierno, pidiendo el apoyo del gobernador Egidio Torre Cantú.

Alegaba en esta ocasión que él y un pequeño grupo de seguidores (apenas una decena, incluida su esposa y su cuñada) habían sido golpeados y amedrentados por unos “guaruras” de Rodríguez Treviño, el 15 de agosto pasado.

Lo que olvidó mencionar fue la actitud provocadora con la que se presentaron a la fiesta de cumpleaños del líder de la sección XXX del SNTE, cuando nadie les había girado invitación.

Es entendible este intento de Coronado Alvarado por ocupar espacios en los medios de comunicación, si tenemos en cuenta que estamos a unos cuantos meses de que concluya la gestión del Profr. Arnulfo Rodríguez y que dé inicio el proceso electoral que se avecina para elegir a quien será el sustituto.

A río revuelto, ganancia de pescadores, reza el dicho, así que se acomoda en esta circunstancia tratando de mantener viva la esperanza de recuperar espacios dentro del propio Movimiento Democrático Nuevo Sindicalismo, MDNS, del cual ya ha sido expulsado.

Pero vayamos un poco a los hechos y recuperemos los motivos de la lucha de Coronado Alvarado, para colocar en su exacta dimensión sus alcances.

Coronado Alvarado fue el dirigente del MDNS hasta el pasado 9 de noviembre del 2009, fecha en que se lanzó una nueva convocatoria para nombrar al nuevo dirigente.

Sin embargo éste se negó a que se seleccionara un nuevo líder, por lo que rechazó firmar dicha convocatoria; no obstante ésta continúo su cauce ya que el resto de los integrantes de la comisión permanente avalaron el documento.

En este proceso de selección, resultó electo el profesor Antonio Martínez Fernández como nuevo dirigente, mismo que es reconocido por el líder del SNTE en la entidad Arnulfo Rodríguez Treviño y por el dirigente nacional del Movimiento Democrático del Nuevo Sindicalismo, Rosalío Gómez Ruiz, lo cual fue reiterado una vez más en días pasados por el consejero nacional y vocero Alejandro Cáceres Dávila.

Por su parte Coronado Alvarado desconoció al nuevo dirigente y organizó una nueva corriente dentro del propio Movimiento Democrático Nuevo Sindicalismo, creando comités en las principales ciudades de la entidad como son Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo, Tampico, Mante y Victoria.

En mayo del 2010 anunció la formación de la Comisión Estatal para la Refundación del Movimiento Nuevo Sindicalismo, en donde dijo, “buscaremos la renovación de nuestra dirigencia estatal, contando con el apoyo de todos dentro de un Consejo Estatal. En esta comisión estamos integrados los profesores Martín Rojo Amaro, Mario Alonso Rojo Lima, Esteban Reyes, además de Antonio Alejo Martínez, Jaime A. Arjona”,dijo en aquel entonces.

El 19 de junio pasado, ratifican a Ana Lilia Rocha Wong como coordinadora estatal de MDNS en tanto que Arnulfo Lima y el propio José Luis Coronado son nombrados consejeros.

Sin embargo, Nicolás Romero Reyna director de Organización de dicho movimiento, descalificó el actuar de Coronado Alvarado con esta nueva corriente, a la cual aseguró “ha usado para su beneficio propio y el de su familia, las personas que nombró como coordinadora general y secretaria de finanzas, son su cuñada y esposa respectivamente, eso es lo que él no ha dicho y eso no se vale”, argumentó.

A raíz de una serie de actos y declaraciones en contra de la nueva dirigencia, fue expulsado del Movimiento del Nuevo Sindicalismo Coronado Alvarado, el 28 de enero de 2011, según lo dio a conocer en su momento el consejero nacional de dicho movimiento Alejandro Cáceres Dávila, desligándose entonces, como ahora, de sus declaraciones.

Ahora lo que sorprende en esta última manifestación orquestada por Coronado Alvarado, no es tanto el hecho de la protesta en si misma, que pretende se reconozca el supuesto liderazgo de su cuñada Ana Lilia Rocha Wong, sino que se le ha visto rodeado de personajes reconocidos dentro del magisterio, en una acción de sublevación y rompimiento con la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y su líder Arnulfo Rodríguez Treviño. 

La inclusión de al menos cuatro titulares de diferentes carteras de la sección XXX al grupo disidente, se cree que pudiera tratarse de la reanudación del golpeteo que ha prevalecido contra la actual dirigencia por parte de algunos de sus antecesores, ya que entre los nuevos adheridos se pudieron ver a compañeros afines al ex dirigente Noé Rodríguez García.

En la protesta se observó a Israel Rodríguez Urbina, actual coordinador del colegiado de Organización de la Sección 30 y quien en el pasado congreso disputó el liderazgo a Rodríguez Treviño.

También estuvo Nemecio Álvarez Palomo responsable de la Región 10 con sede en Tula, quien fue secretario particular del ex dirigente seccional Noé Rodríguez García y además se observó a Francisco Navarro Ramírez, actual responsable de la cartera de Previsión y Asistencia Social y que fuera secretario particular de Enrique Meléndez Pérez. En la protesta también fue visto Mario Sánchez Cano quien funge como contralor interno de la Sección 30.

Además de los anteriormente mencionados, se personaron en Palacio de Gobierno, Isabel Rodríguez Anaya, responsable de Trabajos y Conflictos de Preescolar; Jaime Castellanos Castillo, titular de la Coordinación Regional Cuatro de San Fernando; Jaime González Vázquez, encargado de Trabajos y Conflictos de Niveles Especiales; y Edith Cevallos Báez, secretaria de Carrera Administrativa.

La respuesta de Alejandro Cáceres Dávila, consejero nacional y vocero del Movimiento Democrático Nuevo Sindicalismo precisó el desconocimiento de las demandas de Coronado Alvarado señalando que el actual dirigente reconocido es Antonio Martínez Fernández, luego que le dio posesión Rosalío Gómez Rizo representante nacional de la agrupación durante la pasada asamblea ordinaria y de acuerdo a como marcan los estatutos, y concluyó diciendo:

“Seguramente quieren adelantar los tiempos políticos porque está en puerta el cambio seccional, por lo que quieren desestabilizar a la organización sindical, eso se deduce tras la unión que se da entre personajes que fueron protagonistas y ahora juntos persiguen fines políticos en beneficio del grupo al que pertenecen”, reiteró.

El respaldo del SNTE a Arnulfo Rodríguez Treviño, vino del Colegiado Educativo del gremio, que en voz de Pedro Javier Vargas, rechazó la intransigencia del grupo de Coronado Alvarado que solo genera confrontación, dijo, por lo que el Comité Ejecutivo Estatal del sindicato condena esas acciones que solo llevan a la violencia.

“Los órganos del gobierno sindical aplicarán la norma estatutaria; en próximas fechas habrán de reunirse para revisar el comportamiento de cada maestro de esa supuesta agrupación, y así determinarán que acciones se van a implementar”.