Reencuentro

ENFOQUE / Salomón Beltrán Caballero

2017-09-12

Salomón Beltrán Caballero

Un amigo muy estimado de la Universidad, con el cual pasé momentos inolvidables en nuestra época estudiantil, al terminar la carrera de medicina nos despedimos para seguir cada quien su camino. No supe de él, hasta hace unos cuantos meses, cuando se estaba organizando el cuarenta aniversario de nuestra generación, y esto gracias a que los organizadores, solicitaban  que formáramos un grupo en la red para buscar y sumar, si no a todos, sí al mayor número de nuestros compañeros para invitarlos a la significativa celebración; y así fue como se pudo integrar un directorio de egresados, y muchos buenos amigos volvimos a tener contacto, después de cuatro décadas. De ese amigo en particular, del que hago alusión en el presente artículo, imagino que por alguna falla de la tecnología, no pudimos  mantenernos en contacto, ambos, por alguna circunstancia especial no acudimos al encuentro generacional, y no fue hasta el día de ayer cuando pudimos establecer la comunicación vía Facebook; nos saludamos con gusto y empezamos un diálogo, abordando temas de nuestra vida, entre ellos, el del proceso de jubilación de nuestra profesión al servicio de alguna institución de salud. Me comentó que ya está jubilado del IMSS y me preguntó si yo ya lo estaba también, le respondí que aún seguía en activo en la Secretaría de Salud, extrañado me preguntó que cuando lo haría y de pronto me llegó la respuesta a mi mente: “Cuando la higuera de frutos”. El porqué de mi respuesta, haciendo alusión a la parábola de la higuera, es porque creo firmemente que no he logrado concretar la misión que Dios me encomendó al servir a mi prójimo, el esfuerzo de treinta y siete años de trabajo aún no da el fruto anhelado. Cada año me hago la misma pregunta: ¿Y si este es el año en el que las coincidencias son más que las disidencias? ¿Y si se logra el despertar de conciencias? ¿Y si nos viéramos todos como hermanos y trabajáramos en equipo?

Señor déjame un año más, redoblaré mi empeño, sacaré fuerzas de la fe, y tal vez éste sea el año en que pueda descansar en la confianza de haber hecho bien mi trabajo.

enfoque_sbc@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2017
blog comments powered by Disqus