Enfoque terapéutico

ENFOQUE / Salomón Beltrán Caballero

2012-06-21

Salomón Beltrán Caballero

La música, el canto, la poesía, en sí, todas las bellas artes, resultan ser médicamente una excelente terapia para disminuir los trastornos de ansiedad y de estrés; es por ello, que al estar por finiquitar la semana laboral, pienso que resulta muy saludable el contribuir para coadyuvar al bienestar físico y mental de la sociedad, y animado por mis cultos lectores, me atrevo a darles gusto, porque sé que siempre habrá ciudadanos que al menos un día a la semana quisieran encontrar una forma sana de relajarse; así es que paso a complacerlos, no sin antes advertirles que este acto terapéutico, por ser de mi autoría, podría elevar la adrenalina sobre todo a aquellos, que como yo, empiezan a asomarse por la línea de vida que anuncia la llegada de la edad de la plenitud.

VOLVER AMARTE ¿Por dónde empezar?... ¿Por dónde? Después de tanto tiempo, tal vez, por el principio, por el amor que le dio sentido a nuestras vidas, por la mirada tímida y discreta que nos llenara de ilusión e iniciara la promesa. Por las palabras que desbordan la ternura de un corazón entusiasmado, que late apresurado y quiere salir del pecho de este hombre enamorado. Por la suave caricia, que al más sutil roce de tus manos invita al más íntimo contacto, para iniciar el dulce y callado diálogo entre dos enamorados. Por el beso, el de inicio suave y que ansioso se va profundizando hasta llegar a ser el más apasionado, el que permite a nuestras almas salir de nuestros cuerpos y juntas empiecen el viaje tan deseado. Por el abrazo cálido trémulo de ternura, que fusiona nuestros íntimos deseos a un ritmo acompasado, hasta vernos centellantes como estrellas en el cielo. ¿Por dónde empezar?... por decirte de nuevo que te quiero, y decirte que no ha podido el tiempo vencer el amor ni la pasión que le exige el cuerpo. Por pedirte perdón por mis ausencias, por la consecución de tanto olvido, por lo cruel de las rutinas. Por hacerte saber, todo lo que siento y pedirte también que me des a conocer, si por todo aquello que dejé de hacer en el ayer, has dejado de quererme. Este poema de mi autoría fue tomado del libro Evolución Poética III y fue escrito el15 de enero de 2011.

Enfoque_sbc@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2017
blog comments powered by Disqus