Acapulco, renace el mito del Pacífico

La Quebrada, el mítico acantilado de 34 metros y majestuosa belleza en el que es posible ver a intrépidos “clavadistas” arrojarse al mar con elegancia y mucha audacia

2012-02-21

Agencias

1296385858584__nicaws_nicawscache_11239245hr-430x286.jpg

Acapulco fue durante décadas la gran capital turística de Mexico, sinónimo de sol, playa, lujo y glamour. En sus años dorados eran muchos los norteamericanos que cruzaban la frontera para pasar unas vacaciones en este paraíso. Pero poco a poco la estrella de Acapulco declinó y el punto de mira del turismo extranjero viajó del Pacífico al Caribe: Cancún, la Riviera Maya, Cozumel, Isla Mujeres y los destinos que todos conocemos.

Pero cual Ave Fénix Acapulco renace de sus cenizas y en los últimos años remonta el vuelo. Cada vez aparece más su nombre en las rutas turísticas y las escalas de los cruceros. Si quieres saber cuáles son sus grandes atractivos, aquí te los presentamos:

Playas como las de Caleta, Hornos,  La Roqueta, Tamarindos, Dominguillo, Papagayo, el Morro, Condesa, Icacos y Puerto Marqués, de oleaje suave y arenas doradas; La Quebrada, el mítico acantilado de 34 metros y majestuosa belleza en el que es posible ver a intrépidos “clavadistas” arrojarse al mar con elegancia y mucha audacia.

La visita a Parque Papagayo es ideal tanto para quien viaja en familia o con amigos como para los que llegan hasta aquí en su luna de miel o viaje romántico. Este parque ofrece numerosos atractivos: un aviario, varios lagos artificiales qu epodemos surcar en botes de remo y o a pedales, un teleférico que nos brinda una maravillosa vista de la bahía de Acapulco, telesillas, toboganes acuáticos, pistas de patinaje, un fabuloso jardín botánico, el teatro al aire libre y extensas áreas verdes donde pasear y relajarse.

La noche en Acapulco también es famosa. Se puede pasar unos días aquí, salir y vivir la noche de Acapulco y disfrutar de Restaurantes marineros, clubs de música latina, discotecas y terrazas frente al mar que nos esperan para mostrarnos la mejor cara del Pacífico mexicano.

 

Derechos Reservados © La Capital 2017