Recibe esta administración pocas demandas de carácter laboral

Las demandas que existen por parte de los burócratas estatales, supuestamente son por despido injustificado, luego que se les venció su contrato de trabajo, pero en su mayoría se busca darle solución al problema

2012-04-20

JAVIER VAZQUEZ EGUIA / Reportero

Jorge Abrego Adame.JPG

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- Acepta el Secretario de la Administración del Gobierno del Estado de Tamaulipas, Jorge Silvestre Abrego Adame, que se han presentado demandas de carácter laboral por parte de servidores públicos que han sido dados de baja,  aunque sin cuantificar el monto de las querellas, señala que éstas son pocas las que se han presentado en lo que va de la actual administración.

Menciona que las demandas que existen por parte de los burócratas estatales, supuestamente son por despido injustificado, luego que se les venció su contrato de trabajo, pero en su mayoría se busca darle solución al problema.

En algunos casos se restablece al trabajador en su trabajo, dependiendo cual haya sido el motivo del despido luego que existen varios por el cual fue despedido o dado de baja, cuando se es una persona sindicalizada.

Agrega el titular de la dependencia que en lo que va de la administración se han dado de baja una cantidad de poco más de mil 200 trabajadores que tenían contrato en las diferentes dependencias de gobierno.

Sin embargo las instrucciones que se tienen por parte del gobernador del estado Egidio Torre Cantú, son las de mantener la plantilla del personal que hasta ahora se encuentra en cada una de las dependencias.

Referente al personal que se retira por efectos de jubilación, dijo que al año es un buen número, ya que en este tiempo casi llega a los 400, de los cuales para asignarlos a la Unidad de Prevención y Seguridad  Social del Estado de Tamaulipas (UPYSSET) una parte es enviada  al personal de la burocracia y la otra al personal federalizado de educación.

Señala el funcionario, que todo ese personal que se jubila cada año, es sustituido por personal sindicalizado, que está en espera de recibir una basificación y contar con una mejor calidad de vida para su familia.

Derechos Reservados © La Capital 2017