Presentará Peña Nieto dos proyectos de iniciativas preferentes

Una orientada a la reorganización del aparato administrativo del gobierno, y la otra a abatir los niveles de corrupción con la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción

2012-11-14

Agencias

EPNGira.jpg

El presidente electo Enrique Peña Nieto anunció que presentará al Congreso dos iniciativas orientadas a lograr una mayor eficacia del aparato del Estado, con la reorganización del aparato administrativo del gobierno, así como abatir los niveles de corrupción con la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción.

En esta última prevé crear un nuevo sistema de control gubernamental en el que se reforzarían las facultades de las secretarías de Gobernación y de Desarrollo Social, al tiempo de que se formaría la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Con la desaparición de las secretarías de Seguridad Pública federal -funciones que absorbería Gobernación en una Subsecretaría del Interior- y de la Función Pública, disminuiría el número de esas dependencias federales de 18 a 16, explicó.

Ante senadores y diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), Peña Nieto precisó que los principales objetivos de esta reforma son garantizar la coordinación del gabinete y dar seguimiento a sus políticas.

También prevé generar un nuevo esquema de organización que permita mejorar la seguridad interna, tema sensible hoy entre la sociedad, así como recuperar la tranquilidad para todos los mexicanos.

Otras metas son dar un nuevo impulso a las políticas sociales para reforzar el combate a la pobreza y la desigualdad; avanzar hacia una sociedad más incluyente y sin discriminación; así como propiciar más condiciones de armonía y orden en el desarrollo del país en todos sus ámbitos.

Por tal motivo propondrá al Poder Legislativo una modificación a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, con el fin de que la Secretaría de Gobernación (Segob) fortalezca su autoridad para garantizar la seguridad y la protección de la población.

En esta medida planteó que la Segob asuma la rectoría del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la conducción de las políticas en materia de seguridad interior, prevención del delito y del sistema penitenciario, además de desarrollar tareas de vigilancia fronteriza y de protección civil.

También ejercería el mando sobre las policías Federal y Auxiliar; coordinaría las políticas e instancias de información, seguridad nacional y criminal.

Al mismo tiempo mantendría las funciones que hasta ahora viene desarrollando en materias de migración, población e identificación personal, pero como parte de un sistema integral por la seguridad interior.

El presidente electo añadió que en materia de diálogo político, la Secretaría de Gobernación se encargaría de conducir la política interior y de llevar a cabo las relaciones con los otros Poderes, los distintos niveles de gobierno y actores políticos, entre otras funciones.

Respecto a la Secretaría de Desarrollo Social, Peña Nieto propuso que sea el área responsable tanto para combatir la pobreza y las desigualdad, como fomentar el respeto a la dignidad y la cohesión social.

De aprobarse esta propuesta, que presentarán legisladores priistas y pevemistas, la Sedesol sería fortalecida con la incorporación de diversos organismos encargados de promover la equidad y la inclusión social, abundó el político mexiquense.

Ello además de crear un nuevo sistema de control gubernamental de carácter preventivo, que apoye las labores de fiscalización y sanción que llevaría a cabo la Comisión Nacional Anticorrupción y que complementaría las facultades que para estos propósitos pero que en otros órdenes tiene la Auditoría Superior de la Federación.

En presencia de los coordinadores parlamentarios priistas y pevemistas en el Congreso de la Unión, Enrique Peña mencionó que ambas iniciativas de reforma serán presentadas, una ante la Cámara de Diputados y otra ante el Senado a través de las bancadas del PRI y del Verde Ecologista.

Insistió en el objetivo fundamental de estas dos iniciativas es darle al Estado Mexicano un órgano con más autonomía y capacidad para combatir la corrupción dentro del gobierno.

De igual forma plantea una reforma administrativa que permita la reorganización del aparato del Estado en el orden federal, para atender con mayor eficacia las demandas y necesidades de la sociedad mexicana.

Derechos Reservados © La Capital 2017