¿Cómo mantenerte motivado en tu emprendimiento a pesar de los problemas?

Al comenzar cualquier empresa, las dificultades siempre estarán presentes

2017-08-10

Edith Gómez / gananci.com

emprender obstaculos.jpg

Lo primero que hay que decir es que los problemas cuando se está empezando a emprender, -sobre todo si eres nuevo en el negocio-siempre estarán presentes. Lo importante es que no te resignes, ni te dejes vencer por ellos.

Tampoco está de más decir que precisamente no todos los emprendimientos triunfan. No todos sus fundadores tienen la fuerza, el empuje, la voluntad y la firmeza necesaria para quedarse hasta ver cristalizado su proyecto tal como se lo imaginaron. Y después de esto mantenerlo y hacerlo cada vez más grande, lo cual es la parte más difícil, porque la tarea de un emprendedor no termina nunca, solo cambia.

Si crees que tienes la fuerza necesaria para seguir pero tal vez la desmotivación empieza a hacer de las suyas en tu cerebro, a continuación verás algunos tips que te ayudarán a hacer más llevadera la carga:

1.- Enfócate en tu visión: cuando se toma la decisión de comenzar un emprendimiento tenemos muchas ganas de hacerlo realidad, incluso renunciamos y sacrificamos muchas cosas solo por la esperanza de hacer realidad eso que nos imaginamos al principio. Luego, con el ajetreo diario, eso se va perdiendo.

Por esta razón, es recomendable tomarse unos minutos al día para recordarte por qué te encuentras ahí, visualiza lo que deseas para ti y permítete alegrarte por todas lo que has logrado conseguir hasta este punto, por todos los aprendizajes que creíste que eran fracasos pero que ahora te permiten tener más experiencia.

2.- Mantén la actitud positiva: somos lo que decimos y lo que hacemos. Nuestro lenguaje crea e influye mucho en lo que ocurre a nuestro alrededor así que cuídate de utilizarlo inadecuadamente. Según Gananci, un pensamiento negativo puede convertirse en una gran bola de ansiedad, sin embargo, un pensamiento positivo también puede hacer que todo lo malo desaparezca y llenarte de motivación y optimismo.

3.- Investiga: usa la lectura tanto para relajarte como para aprender estrategias que te ayuden a lidiar con los problemas con los cuales estás tratando. También puedes leer libros de motivación y autoayuda, puede que estos no te gustan porque te parezcan cliché –porque me pasa- pero lo bueno de esta época es que con colocar las palabras correctas en un motor de búsqueda encontrarás un montón de libros que te gustarán y serán apropiados para tu propósito.

No solo te ayudaran libros, sino también artículos, películas, podcasts, hay muchísimo material del cual puedes aprender y usarlos para revivir esa inspiración dentro de ti, que quizá ya estaba más dormida que despierta.

4.- No te encierres: hablando literalmente y también en metáfora. Cuando se tienen problemas y te sientes desmotivado, lo mejor es conversar con otras personas que hayan pasado por situaciones similares a la tuya y tomar consejo acerca de cómo ellos hicieron para salir de esa circunstancia.

Evita encerrarte en ti mismo ya que esto lo que puede hacer es traerte cierta tristeza y más pensamientos indeseables a la mente. Procura no abandonar ni restarle importancia a tus relaciones interpersonales, estas pueden ser de gran ayuda cuando existe un punto de inflexión.

También es bueno que te des el chance de descansar, que apartes esos momentos en los cuales puedas relajarte y “afilar la Sierra” como dicen Stephen Covey en su libro Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva.  Ese tiempo de recargar tus energías definitivamente será positivo para ti y te ayudará a volver renovado, con nuevas fuerzas para enfrentar con todo cualquier dificultad que te pueda sobrevenir y así seguir enfocado en tu camino al éxito.

Derechos Reservados © La Capital 2017