Qué produce la fatiga y qué hacer para atenderla

La fatiga es un malestar que hace que rindamos menos durante las actividades de la vida diaria. Y este padecimiento es considerado como uno de los principales problemas de salud

2011-11-26

Agencias

fatiga.jpg

La fatiga es un malestar que hace que rindamos menos durante las actividades de la vida diaria. Y este padecimiento es considerado como uno de los principales problemas de salud de los actuales tiempos.

¿Qué es la fatiga física?

• La fatiga no es una enfermedad, sino el síntoma de uno o de varios problemas: desnutrición, exceso de trabajo, poco o mucho ejercicio, insomnio, malos hábitos para dormir...

• Puede ser también síntoma de un trastorno específico, como el síndrome premenstrual.

• Si bien todos tenemos a veces una baja repentina de energía, la fatiga es una sensación persistente y generalizada de agotamiento.

Síntomas de la fatiga:

• Cambios de personalidad, tendencia a irritarse, a ser impacientes y a deprimirse por el continuo cansancio.

• Cansancio prolongado que persiste y llega a ser intermitente o continuo; puede durar hasta más de dos semanas.

• Disminuye la concentración y se dificulta la realización de tareas cotidianas.

• Hay desinterés por actividades que en algún momento fueron sumamente atrayentes.

¿Qué produce la fatiga?

• La fatiga puede ser causada por estrés, depresión, angustia o una disminución en las defensas de nuestro organismo.

• La falta de vitaminas y minerales baja la producción de glóbulos rojos y provoca fatiga, pues son ellos los que transportan oxigeno a todo el cuerpo para generar la energía.

• En mujeres, la variación de los niveles hormonales durante el embarazo, la menopausia o la anemia causada por menstruaciones abundantes influyen en la aparición de la fatiga.

• Del mismo modo la provocan los trastornos del sueño y algunos fármacos, como los antihipertensores.

Cómo tratar la fatiga:

• Tomate una siesta de 20 minutos por la tarde....Pero cuida de no pasarte de tiempo, ya que una siesta prolongada puede interferir con tu sueño nocturno.

• Duerme como mínimo 8 horas.

• Realiza ejercicio. Procura que sea moderado, para que no te sientas demasiado cansada.

• Consume frutas y verduras. Los vegetales y las frutas refuerzan el sistema inmunitario y el nervioso. Sus vitaminas y minerales te dan energía suficiente para evitar el cansancio y concentrarte en tus actividades. Su contenido en vitamina C aumenta las defensas y ayuda a regenerar los tejidos, además de controlar la producción de hormonas que suelen favorecer la aparición del estrés en el organismo.

• No te saltes el desayuno.

Derechos Reservados © La Capital 2017