Presidente de 6 años 5 meses..

EL DEBATE EQUIS / José Eleazar Ávila

2018-12-02

José Eleazar Ávila

Si hace las cosas bien, no dudo que el Movimiento de Regenenación Nacional dure al menos 18 años, como afirman algunos especialistas pero, por ahora estamos claros que Andrés Manuel López Obrador será presidente 6 años constitucionales y 5 meses en vacío del presidente Enrique Peña Nieto. 

Llega con el respaldo de 30 millones de votos y si bien México parece polarizado, la única preocupación real en el debate, es el futuro de la economía nacional en el concierto de las naciones. Y en lo interno, si realmente alcanza el dinero para llevar -en automático- bienestar a las familias de los mexicanos. 

De la politica, la presunta crueldad en el Congreso de la Unión, la aplastante mayoría en el Senado y en la Cámara de Diputados, no es tan diferente a lo que se hacía y me consta (en la Admiral de 19 pulgadas de la casa de Mago yPaula en Villa Juarez SLP) en tiempos de Luis Echeverría y José López Portillo. 

De hecho el PRI-PRD abatido fue crítico pero respetuoso, el Verde en un abierto cambio de bando del tricolor al marrón, el PAN-MC en confrontación directa pero sin bajas, el resto PES, PT y Morena vitorearon al nuevo mandatario mexicano. 

Antes de colocar las principales frases de Andrés Manuel a los Mexicanos, dejen les explico que es increíble que en 18 años de que inició el esfuerzo del tabasqueño, la élite del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Acción Nacional no leyeran a la sociedad mexicana. 

La soberbia de los últimos tres mandatarios Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón y Enrique Peña, cerraron sus oídos, ojos y sensibilidad política. En una palabra, no interpretaron los escenarios en crecimiento y mejor “le ayudaron” con muchas de sus ocurrencias a que AMLO sea Presidente.  

La carga mayor en la historia la tiene EPN porque sus políticas, sus reformas fueron, un fracaso en términos de comunicación. Los errorres en política interna, Ayotzinapa, educación, la falta de autoridad con los mandos en las entidades.

Que se haya partido en dos su gabinete, Videgaray Osorio siempre jugando a las vencidas, la ausencia de garantías de seguridad públicas para todos los mexicanos hicieron el resto. 

El asunto es que, en el libro blanco de la nación quedarán escritas las decisiones, los efectos, las consecuencias positivas o negativas de todo lo que se haga. 

Pero mientras diseccionanos todo lo que se ha dicho en el amplio sector social y fáctico. Aquí cinco consignas  que que ya no deberán ser de campaña y si de un Presidente que se antoja será DURO, por decirlo en cuatro letras. 

Interpreten ustedes: 

“Licenciado Enrique Peña Nieto, le agradezco sus atenciones. Pero, sobre todo, le reconozco el hecho de no haber intervenido, como lo hicieron otros presidentes, en las pasadas elecciones presidenciales”. “Hemos padecido ya ese atropello antidemocrático y valoramos el que el presidente en funciones respete la voluntad del pueblo. Por eso, muchas gracias, licenciado Peña Nieto”.

2.- “Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y de la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentismo”.

3.- “En cuanto a la ineficiencia del modelo económico neoliberal, baste decir que ni siquiera en términos cuantitativos ha dado buenos resultados. Recuérdese que luego de la etapa violenta de la Revolución, desde los años treinta hasta los setenta, del siglo pasado, es decir, durante 40 años, la economía de México creció a una tasa promedio anual del 5 por ciento”. 

4.- “Y durante ese mismo periodo, en dos sexenios consecutivos, de 1958 a 1970, cuando fue ministro de Hacienda Antonio Ortíz Mena, la economía del país no solo creció al 6 por ciento anual sino que este avance se obtuvo sin inflación y sin incremento de la deuda pública. Por cierto, Ortíz Mena no era economista sino abogado”.

“Posteriormente hubo 2 gobiernos, de 1970 a 1982, en que la economía también creció a una tasa del 6 por ciento anual pero con graves desequilibrios macroeconómicos, es decir, con inflación y endeudamiento”.

“El combate a la corrupción y la austeridad nos permitirá liberar suficientes fondos, más de lo que imaginamos, mucho más, para impulsar el desarrollo de México. Con esta fórmula sencilla de acabar con la corrupción y de llevar a la práctica la austeridad republicana, no habrá necesidad de incrementar impuestos en términos reales, y ese es un compromiso que estoy haciendo, ni aumentarán los precios de los combustibles más allá de la inflación”.

5.- “Me comprometo, y soy hombre de palabra, a que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estarán seguras y se crearán condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en México habrá honestidad, Estado de derecho, reglas claras, crecimiento económico y habrá confianza”.

Otrosi: Turno al bat... el Presuesto de Egresos de la Feferación. 

18 pendientes… 

Correo: jeleazarmedia@gmail.com                Twitter.- @eldebateequis

Derechos Reservados © La Capital 2019