Un día sin partidos políticos

LOS URRACOS / Jaime Luis Soto

2019-03-05

Jaime Luis Soto

En el 2004 se estrenó en nuestro país la película “Un Día Sin Mexicanos” que narra la hipotética desaparición de todos los mexicanos –y los demás latinos- en el Estado de California, allá en Gringolandia. 

Según el filme, hay un caos tremendo luego de que la población encargada de los trabajos más pesados como cosechar, limpiar, construir, etc. ha desaparecido.

La historia es hipotética, pero aquí en México hay la firme creencia de que si se volviera verídica Estados Unidos sufriría graves retrocesos en su economía.

Ahora bien, ¿Qué pasaría en nuestro país si  existiera un día sin partidos políticos…? ¿O una semana, o un mes, o un año, o para siempre…?

Nomás para empezar, nos ahorraríamos más de cinco mil millones de pesos que cuesta la partidocracia en México, una cantidad de dinero impresionante pero, a la vista de la opinión publica, prácticamente tirada a la basura.

Porque desde hace ya varios años a la fecha la percepción popular define a los partidos como entes inútiles, obsoletos y que representan una carga presupuestaria muy, pero muy pesada.

Remember que, ante la debacle de esos partidos, en un tiempo las candidaturas independientes se pusieron de moda y muchos creyeron que era el gran camino para, ahora sí, llegar a la tan anhelada democracia.

Sin embargo, EL BRONCO –y un tal XICO, conocido como el Doctor Zumba-, se encargaron de demostrarles a propios y extraños que ese tipo de candidaturas también sirven de trampolín y para saciar apetitos personales.

Basta con ver el caso de JAIME RODRIGUEZ CALDERON quien arribó a la Gubernatura de Nuevo León con un nivel de popularidad envidiable.

Pero el BRONCO se encargó de que los neoloneses, en un tiempo récord, llegaran a odiarlo y hoy hay marchas y mítines para exigir su destitución.

¿Deben de desaparecer los partidos políticos…? Hay quienes están a favor de que sea lo más pronto posible. Otros se inclinan por reducir su número pues hay en todos lados, hasta en la sopa.

Por lo pronto, en la Cámara de Diputados se acaba de presentar una iniciativa para reducir al 50 por ciento el presupuesto para el mantenimiento de esos parásitos, perdón, de esos partidos.

(Cabe aclarar que la propuesta es para reducir los gastos de los partidos en tiempos ordinarios y no en campañas políticas).

Dicha noticia seguramente provocó infartos entre aquellos dirigentes partidistas que han visto a los partidos políticos como auténticas minas de oro.

Y concluimos este tema con una preguntita: Si llegarán a desaparecer algún día los partidos políticos en México, ¿alguien, del pueblo, los extrañaría…?

LOS PATALEOS DE MAGDA

En Tampico, el alcalde JESUS NADER NASRALLAH acusó a su antecesora, MAGDALENA PERAZA GUERRA de haber dejado a la administración municipal sin camiones recolectores de basura.

PERAZA, en un vídeo subido al Facebook, aseguró que sí le dejo camiones a NADER. Según ella.

Dicen que PERAZA hoy, campechanamente, anda con MORENA después de haberse puesto múltiples camisetas como la del PRI, PAN, VERDE, etcétera y más etcétera.

Hay la presunción de que la Maestra está enfurecida porque no se le abrieron unas puertas con el propósito de seguir pegada a la bendita ubre presupuestal.

PEPILLO Y LA BORREGA

Y en Matamoros, aunque ha hecho un buen trabajo, el alcalde MARIO ALBERTO LOPEZ HERNANDEZ sigue recibiendo fuertes críticas por entregarle las llaves de la ciudad al chismólogo PEPILLO ORIGEL como “huésped distinguido”.

No se les quita la terca costumbre a nuestros políticos de invitar a frívolos personajes de la farándula artística a eventos que son costeados con recursos públicos.

¿O acaso el mentado PEPILLO acudió gratis a tierras matamorense…?

Si fue así, excelente. Pero si su presencia costó una lana, entonces eso sí fue una frivolidad.

¿O no…?

Derechos Reservados © La Capital 2019