Salud divino tesoro

ENFOQUE / Salomón Beltrán Caballero

2019-03-18

Salomón Beltrán Caballero

“Las investigaciones de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano” (Aldous Leonard Huxley)

Definitivamente cada vez es más difícil  conservar la salud, cada vez enfrentamos más riesgos y nos exponemos a factores predisponentes que causan daño; cada vez son más evidentes la deficiencias de nuestro sistema de salud, la falta de insumos, de recursos humanos especializados, la falta de una buena planeación, y la innovación de estrategias de vanguardia, para disminuir la incidencia de casos nuevos en muchas de las enfermedades transmisibles y no transmisibles; deficiencias marcadas en los controles para disminuir o evitar las infecciones intrahospitalarias y en las supervisiones serias apegadas a los protocolos de seguridad. No existe un buen control y vigilancia de productos; y por si fuera poco, se suma la desmoralización y desmotivación de los trabajadores prestadores de servicios de salud.

Ciertamente, hay muchos problemas en nuestro país, pero la salud, dentro de poco, podría ser el mayor de todos si seguimos descuidando ese importante reglón del desarrollo nacional. Incluso, ya nos habremos percatado que nuestra economía no está sana y podría suponerse que parte de los problemas de salud pública, derivan de ello. 

Los grandes salubristas de México ya son pocos, muchos han cambiado su vocación de servicio por un prestigio  bibliográfico, por una colocación en un estatus sobresaliente, olvidándose del compromiso que tienen con su pueblo.

Llegará el día en que el eslogan de “Salud para todos” se cambie por el de “Sálvese quien pueda”

enfoque_sbc@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2019