La credencial de elector

LOS URRACOS / Jaime Luis Soto

2019-06-18

Jaime Luis Soto

CD. VICTORIA, TAM.- En nuestro país a los jóvenes, -en su mayoría, no todos- simple y sencillamente no les interesa votar. 

Lo acabamos de ver aquí en Tamaulipas donde se produjo un gran abstencionismo y fue el resultado del fracaso de los actores de este proceso electoral que no supieron motivar a la ciudadanía para que saliera a las urnas.

Todo mundo sabe que la mayoría de los jóvenes, y muchos adultos, tramitan la credencial de elector para usarla en infinidad de cosas -incluso hasta para hacerse un licuado de plátano con chocolate si se les pega la gana-, pero jamás para ejercer el derecho al sufragio.

Según quienes saben de estos menesteres, la famosa generación millennial no vota porque ven a los políticos como sinónimo de muchas cosas “tiernas” como corrupción, avaricia, hipocresía, abuso de poder, tráfico de influencias, etc.

Ese era el gran reto de los candidatos y de los partidos políticos en las pasadas elecciones tamaulipecas: Convencer al electorado de que se estaba ante la oportunidad de perfeccionar nuestra democracia y no de un simple show de hipocresía.

Ahora bien, la Presidenta de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), OLGA ALICIA CASTRO RAMIREZ acaba de decir que se analiza la posibilidad de que las credenciales de elector tengan un costo.

Es decir, que dejen de ser GRATIS…

Esto, según ella, debido a los recortes presupuestales que está aplicando por todos lados la Cuarta Transformación y que al parecer ya está impactando en el organismo que a nivel nacional dirige el muy simpático de LENCHO CORDOVA.

Los analistas, esos a los que también les gusta las matemáticas, calculan que cada credencial de elector tiene un costo, desde su fabricación hasta su entrega, de aproximadamente 270 pesos sin contar con los laberintosos trámites burocráticos.

El salario mínimo actual vigente es de 102 pesos con 68 centavos. Es decir, cada mica para votar costaría casi tres salarios mínimos o tal vez más.

Una buena lana para un obrero que gana una miseria y tiene que soportar arduas jornadas de trabajo bajo el inclemente sol que provoca temperaturas infernales.

Si su joven hija o hijo le pide dinero para tramitar la credencial de elector seguramente ese obrero lo pensara dos veces para aceptar darle la lana pues hay también otras necesidades, o prioridades, como comprar comida o, quizás, atender algún problema de salud.

Por ello, la posibilidad de que el INE le ponga precio a la credencial de elector puede resultar contraproducente y desalentar a los jóvenes a que la tramiten para ejercer el derecho al voto.

No faltará quien proponga que mejor se les reduzca los jugosos sueldos a los funcionarios electorales ante los mentados recortes presupuestales.

Y que se haga una realidad la vieja promesa de que los partidos políticos ya dejen de ser minas de oro para sus dirigentes que se empachan, sin pudor alguno, con las benditas prerrogativas.

Para concluir, dejemos una preguntita: ¿Usted pagaría por su credencial de elector…?

UN ÉXITO, CUMPLEAÑOS DE NUEVO LAREDO.

El pasado fin de semana el municipio de Nuevo Laredo festejó los 171 años de su fundación con múltiples y muy atractivos eventos para la sana convivencia familiar.

Todos los eventos fueron un éxito pues miles de familias de ese municipio fronterizo se divirtieron con charreadas, muestras gastronómicas, bailes y la presentación de la artista EDITH MARQUEZ.

El alcalde ENRIQUE RIVAS CUELLAR andaba más que feliz ante la buena respuesta de los habitantes de Nuevo Laredo para unirse a los festejos de la fundación de dicha ciudad.

¡Enhorabuena!…

Derechos Reservados © La Capital 2019