Unos Minutos con...

/ Alejandro Valladares Almanza

2019-08-28

Alejandro Valladares Almanza

Los tiempos políticos que vive el país impactan obligadamente en el Estado de México, son tiempos inéditos que se desarrollan bajo un gobierno federal que va marcando su agenda nacional, impulsando lo que ha llamado la “Cuarta Transformación” del país y que tiende a desaparecer a un sistema político que gobernó a México por décadas; siendo caracterizado y acentuado en los excesos en el ejercicio del poder, y sin duda, inmerso en una galopante corrupción. 

Es innegable que así ocurrió, pero también es innegable que hubo políticos mexicanos y mexiquenses que formando parte de ese caduco modelo político y que hoy está en franca decadencia, nunca fueron escuchados. Ahora, esas voces rechazadas buscan retomar la lucha para hacerle frente al López - Obradorismo que a un año en el poder no ha perdido su fuerza y popularidad pese a las medidas y cambios en los programas sociales, que solo en el primer año de su gobierno fueron eliminados 18 de ellos, afectando a muchos grupos vulnerables del país.

Con Alfredo del Mazo los espacios están cerrados a los grupos políticos 

En ese entorno, el gobierno mexiquense de Alfredo del Mazo Maza, mantiene intacto el formato con el que inició su administración estatal, el contacto con el pueblo es ínfimo, su trabajo, poco impacta en la geografía mexiquense. La falta de contacto con el pueblo, no le da el pulso real de la realidad, el discurso del mandatario está muy lejos de la verdad y no coincide con las condiciones que viven los mexiquenses. Gobernar mediante programas sin perspectiva, entregando, y ofertando paliativos, no le permite al mandatario una visión clara, no llegan a sus manos los números fríos del resultado de sus acciones y eso le está dando la oportunidad a un Poder Legislativo con mayoría morenista, de tomar el control, como ya lo está haciendo con cambios relevantes en el trabajo legislativo, incentivando los apoyos al sector social.

Sin duda, y el tiempo lo dirá, provocará un sometimiento político a Alfredo del Mazo, tendrá un Congreso Legislativo ocupado en vigilar, las futuras aspiraciones políticas de las fuerzas que representa el mandatario mexiquense.

El gobernador, tiene en su cuadro chico a un grupo de asesores, por cierto, con poca experiencia en el papel de oposición, no saben a ciencia cierta que recomendarle, pero se ve en público a un Alfredo del Mazo que busca que su relación con AMLO sea de terciopelo; su actitud cabizbaja demuestra a propios y extraños que sufre un proceso de abatimiento político con poca posibilidad de fortalecer el proyecto del priísmo mexiquense. Podría afirmarse sin temor a equivocarnos, que Alfredo del Mazo prepara el camino para entregar al Estado en bandeja de plata al proyecto morenista de la Cuarta Transformación.

Alejandra del Moral sigue sin escuchar a las bases, la militancia sin oportunidad de opinar.

Por su parte, en el Partido Revolucionario Institucional, con Alejandra del Moral, al frente, no se ve un trabajo de apoyo al mandatario mexiquense, las estructuras aparentan estar fuertes, pero actualmente no dependen del trabajo del propio partido; Alejandra, maneja un discurso triunfalista, pero que en la práctica sigue manteniendo los errores que la cúpula de ese partido utilizó y que lo hundieron en su derrota histórica.

Las pocas ganas de escuchar y de atender el reclamo generalizado de la militancia, vuelve al gobierno y a su partido altamente vulnerables, las estructuras del PRI ya no responden como en tiempos donde la hegemonía de los rojos, garantizaba la continuidad de sus gobiernos. Hoy la responsabilidad es de Alfredo del Mazo; está obligado a sacar de terapia intensiva a su partido, o bien, si la instrucción es dejarlo morir. Que lo diga de una vez por todas.

A propósito, es obligado comentar el tema de los campesinos con el PRI y transmitirles las palabras de Ismael Hernández, diputado federal y presidente de la Confederación Nacional Campesina, quien afirmó en el 81 Congreso Nacional Cenecista, celebrado en Guadalajara Jalisco: “Los Campesinos requerimos una nueva relación con el PRI Nacional, en la que haya unidad, en la que se escuche a la militancia y en la que manden los liderazgos con fuerza territorial”. 

Todavía muchos políticos no lo entienden no quieren reconocer que se acabaron los tiempos de hacer política para unos cuantos, se acabó el tiempo de los beneficios personales: O le cambian, o los cambian.

Hasta aquí y hasta la próxima.

Twitters

@valmanza

@ndl_noticias

@Expresodetoluca

Derechos Reservados © La Capital 2019