No todo está perdido…

CENA DE NEGROS / Marco A. Vázquez

2019-11-26

Marco A. Vázquez

CD. VICTORIA, TAM.- La capital del Estado, como la gran mayoría de nuestras ciudades en Tamaulipas, está destrozada, con baches y fugas de drenaje en todos sus rincones, con autoridades poco comprometidas, con una sociedad civil dormida, apática y con un sector empresarial que gusta mucho de llorar en lo oscurito pero no se anima, ni por error, a poner el grito en el cielo para que las cosas cambien.

Los empresarios son la clase pudiente, con ellos quizá se sumen los políticos, muchos profesionales que por su formación y empleos pueden tener una vida digna sin embargo, a pesar de que pueden como lo dice su clasificación social, la mayoría de ellos han decido estar en silencio, guardar distancia de los problemas sociales como si no les afectaran, como si no mantuvieran a sus hijos, a ellos mismos, en peligro, encerrados, lejos de lo que es una vida de muchachos listos para aprender y divertirse, lejos de una vida sana mentalmente para todos.

El silencio, la apatía, son parte de todos nuestros problemas, no es gratuito ni una casualidad que estemos convertidos en una de las ciudades más violentas del mundo, en el caso de Victoria, en un lugar donde difícilmente la gente se anima a invertir, a tratar de generar riqueza para los suyos, obvio es que en ello las autoridades tienen lo más amplio de la culpa sí, pero también el pueblo dejó de hacer su parte.

Sin embargo me atrevo a asegurar que ni Tamaulipas, ni Victoria son eso que los políticos quieren hacernos creer, al contrario, los que vivimos en la capital sabemos que es una ciudad que enamora, que tiene muy cerca el mar, más cerca la montaña, que cuenta con servicios educativos de calidad, que es muy bella y tiene todo lo que requiere una urbe moderna para tener a todos contentos y viviendo con dignidad, seguros, alegres.

Si es verdad que todavía tenemos donde vivir bien a pesar de los alcaldes que nos ha tocado padecer y hace unos años estuvimos mejor, la capital de Tamaulipas fue calificada como una ciudad limpia, una ciudad amable, y existieron muchas razones para ello, entre todas destacaba una, su gente que en su mayoría es buena, trabajadora, muy echada para adelante, capaz de quitarse la camisa por un buen amigo.

Mire porque le cuento lo anterior, en medios y redes sociales comenzó a circular una noticia que refería a la boda entre Lorena y Alejandro, dirá usted, y eso qué tiene de extraordinario, pues resulta que la pareja de recién casados decidió llevarse banquete al Hospital Infantil de Ciudad Victoria, a compartir su dicha con los familiares de los enfermos, a hacerles un regalo, dijeron ellos, de los novios y eso es lo que nos debe llevar a la reflexión, a entender que no somos los baches, ni los problemas que nos provoca la autoridad sino un pueblo bueno, solidario, y capaz siempre de compartir lo que esté en nuestras manos para que todos podamos vivir mejor.

Eso es Victoria, tierra de pasiones por servir, por compartir, por ser a pesar de que los políticos se empeñen en hacernos pensar por largo tiempo que parecemos todo lo contrario.

Lo mismo pasa con los matamorenses, como con los del sur, con quienes viven en Nuevo Laredo o se han quedado a vivir en Reynosa, la mayoría son gente trabajadora que le ha tocado vivir circunstancias difíciles pero aún con todo ello destacan historias como la que le detallo líneas arriba.

Sin embargo los esfuerzos de la gente de abajo, del pueblo, nunca serán suficientes para encontrar soluciones a todos los problemas, alienta, de mucho sirve saber que existen esta clase de personas como los novios que en lugar de disfrutar el banquete en la comodidad de un salón se fueron a un hospital a darle a la gente esperanzas, conocemos personas así en Reynosa, también en Matamoros, igual en el sólido sur del Estado.

Por todo lo que le detallo bien vale la pena encontrar expresiones de políticos que tienen poder en el sentido de que la gente merece más respeto y más transparencia en el manejo del dinero público, en el Congreso del Estado, por ejemplo, la Diputada Pilar Gómez se pronunció porque se investiguen todas las denuncias que se han hecho contra el alcalde de Victoria pero resulta ser solo un garbanzo de a libra.

He visto las denuncias y documentadas en los medios, sin importar si es de nuestro partido o no se tienen que investigar, que tome cartas las Fiscalía Anticorrupción y la Auditoria Superior, que nos digan que pasa, palabras más, palabras menos pronunció en entrevista.

Hace falta, desde luego, que el Congreso se pronuncie en las denuncias que se hacen en todos los municipios del Estado, ya no basta que el pueblo saque la cara por ellos, que nos muestre que no todo está perdido aunque quienes dicen ser los pudientes, los poderosos, hasta ahora solo sirvan para esconder sus riquezas donde mejor les ha parecido.

En otras cosas… La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) realizó el foro “Estrategia de Sensibilización para la Prevención de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas”, como parte de la campaña nacional denominada “Alas para el Cambio”.

La actividad fue puesta en marcha por el Rector José Andrés Suárez Fernández en el Centro de Excelencia del Campus Victoria, teniendo como marco el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, y estuvo acompañado por la Subsecretaria de Legalidad y Servicios Gubernamentales de la Secretaría General del Gobierno de Tamaulipas, Gloria Elena Garza Jiménez y la Directora General del Instituto de las Mujeres en Tamaulipas, María Elena Figueroa Smith, en su mensaje, el Rector José Andrés Suárez Fernández dijo que la UAT trabaja desde hace años en programas para sensibilizar a los jóvenes en relación a los tipos de violencia de género.

“Es un programa que año con año se viene realizando en la universidad, particularmente para concientizar a nuestros jóvenes estudiantes, pero también a nuestros profesores y trabajadores, de la importancia de la igualdad de género”, indicó.

Subrayó que la UAT ha puesto énfasis en garantizar los derechos de los hombres y de las mujeres por igual, y comentó que desde 1970 se abrieron las aulas a las mujeres en carreras que tradicionalmente eran para los hombres, como es la de Agronomía.

Por su parte, y al intervenir en el foro, la Subsecretaria de Legalidad y Servicios Gubernamentales, Gloria Elena Garza Jiménez, agradeció a la UAT por la invitación y felicitó los esfuerzos que se hacen para frenar las conductas que derivan en la violencia contra las mujeres.

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2019