¡Ya no le peguen, es maestro!

POLVO DEL CAMINO / Max Avila

2020-02-04

Max Avila

El periódico El Financiero dio a conocer su última encuesta y los resultados favorecen ampliamente al gobierno morenista, mediante una aprobación del 71 por ciento, lo cual significa que AMLO cuenta con el apoyo necesario para continuar transformando a la república.

El señalado medio de comunicación no es precisamente partidario de la política oficial y sin embargo, acepta y publica la inevitable e invariable verdad popular.

La información es indicio de que el régimen va bien y hasta ahora no hay fuerza que le obligue a disminuir el paso o cambiar el rumbo que tiene como objetivo, entre otros, terminar con la corrupción e impunidad.

Es una tarea que enfrenta obstáculos, pero no de parte de las mayorías que aplauden lo realizado y confían en las autoridades, sino de aquellos que no se resignan a perder los privilegios brindados por el neoliberalismo.

No se resignan digo, ahora mismo han echado a volar “la noticia” de presunta y abrupta  disminución de las pensiones en el IMSS, tema que por lógica inquieta a millones de familias.

Por supuesto no hay nada de eso. Justo en la conferencia mañanera de este martes, Zoé Robledo, director de la institución, aclaró que no existe la más remota posibilidad de que ello ocurra y que las cosas seguirán como hasta ahora.

En este sentido especialistas precisan que se trata de algunos casos en litigio relacionados con las modificaciones de la ley del 73 y el 97 que no tienen que ver con el régimen general en la materia. Eso es todo.

Por cierto que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, (SCJN “por sus siglas en español”, como diría aquel), misma que inició la broma, se hace a un lado respetando la decisión del IMSS

Sin embargo el solo rumor, ha sido suficiente para que los conservadores utilicen el tema para atacar a AMLO y su proyecto de gobierno.

Para fortuna, la gente sabe de qué lado está la verdad. ¿Cómo creer que existe la intención de perjudicar a los trabajadores cuando lo más importante para el régimen federal, es lograr la justicia social tantos años negada?.

¡Por favor!.

Este nuevo pretexto de las pensiones del IMSS se va, como todos los anteriores, al cesto de la basura, para frustración de los grupos reaccionarios y sus voceros que no descansan en golpear a AMLO.

El que aquí escribe, procura (más por obligación del oficio que por gusto), revisar la mayor parte de medios nacionales y los encuentra plagados de columnas (y calumnias), y notas tendenciosas fuera de la realidad, donde se imponen intereses personales y de grupo, sin entender que es una actitud inversamente proporcional al grado de credibilidad.

Desde luego existen excepciones, como El Financiero, donde el profesionalismo periodístico se impone y le honra, pero ya le digo, hay muchos “que se mandan y no se miden”, como diría AMLO.

Quedamos en que siete de cada diez mexicas aprueban la tarea del supremo gobierno, ello incluye en primer término los esfuerzos por acabar con la corrupción e impunidad; le siguen las obras en marcha, como la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el tren maya, la refinería “Tres Bocas”, hospitales en centros urbanos y clínicas en el medio rural, rescate de puertos y plantas abandonadas de fertilizantes, etc.

La encuesta de El Financiero precisa también el apoyo a la política económica, migratoria, de salud etc; destacando la importancia de la firma del tratado de comercio con EU y Canadá, sin dejar de lado la percepción de inseguridad que aunque disminuida, sigue sin resolver. Lo cual es cierto e innegable, razón que lo convierte en asunto prioritario. 

En eso sí estamos de acuerdo, como lo estamos en cuanto a que el combate a la pobreza y el apoyo a las personas de la tercera edad y a los jóvenes es irreversible, y a punto de convertirse en ley que obligue a su permanencia por los días de los días, digo, si es que en el inter no se registra un golpe de estado por parte de la derecha.

Dios guarde la hora.

                                      ¿QUÉ ONDA CON EL SNTE?

El magisterio está en proceso de dignificación. Ya no es víctima de humillación ni marginación y desprecio como en los tiempos del neoliberalismo panista y tricolor.

Y aunque persisten vicios y el elefante burocrático apenas se mueve, los maestros son los consentidos del régimen morenista.

AMLO repite con insistencia su admiración a este sector cuya vocación de enseñar sin duda, es un apostolado. Así lo reconocemos todos.

Y la cancelación de la “mal llamada” reforma educativa de EPN, es la mejor forma de rendirle homenaje.

Hasta aquí vamos bien.

Pero, ¿las dirigencias sindicales estarán a la altura de la dignidad magisterial?.

Pareciera que no, al menos en algunos casos.

Lo que sucede en el SNTE no es ejemplo vivo de que por ahí las cosas hayan cambiado.

Alfonso Cepeda Salas, el secretario general, es un mediocre que llegó al cargo por casualidad, después de que su ex jefe Juan Díaz de la Torre huyó aterrorizado por los cambios que se avecinaban con el nuevo gobierno…y sus razones tendría.

Y ni como negar la complacencia de Díaz de la Torre, creador de una cauda negativa que se alargó, alimentada por la nulo propósito de defender los intereses del auténtico magisterio, en un régimen autoritario y desprestigiado como el anterior.

Al parecer las cosas no han cambiado, insisto. Hay mucho verbo y discurso, pero el avance es relativo, al grado de que los maestros desconfían de sus líderes, no así del supremo gobierno que construye los pilares de su reivindicación.

Para decirlo pronto: el SNTE no jala al parejo con el supremo gobierno y ello se refleja en algunos estados, donde es más fácil aliarse en la penumbra con el adversario, que formarse a la luz del día al lado del maestro modesto, sencillo y responsable…ese que merece atención y justicia negada por falsos líderes.

Ahí les dejo esta reflexión y si quiere, póngale nombres y apelativos.

SUCEDE QUE…

Oiga, ¿en que quedaría el escándalo en torno del ex tesorero Jorge Ábrego Adame?. Como que todo se convirtió en una bola de humo después de tanta publicidad.

Digo porque el hombre no parece preocupado y menos angustiado…se aclararon las cosas, pues qué bueno. Caso contrario, mínimo, hay que informar.

Por su parte Gilberto Estrella Hernández, titular del Medio ambiente y desarrollo urbano, amenaza con aplicar le verificación vehicular, pero nada más a los que pagan impuestos…¿En un estado donde circulan impunemente unas 300 mil unidades chuecas la mayoría de ellas vil chatarra?.

El funcionario anticipa cuantiosas multas en un proyecto sin duda, solo recaudatorio.

Ojo, “el horno no está para bollos ni la telera pa’l guisado”, diría el clásico, pero bueno, allá él y su mala cabeza.

Y hasta la próxima.

Derechos Reservados © La Capital 2020