Negros nubarrones amenazan al Turismo en México

DIMENSIÓN POLÍTICA / Ezequiel Parra Altamirano

2020-03-25

Ezequiel Parra Altamirano
  •  Pedirán al Presidente ayuda cuando visite a Nayarit
  •  AMLO estará el fin de semana en Bahía de Banderas
  •  Se aprovecharán las buenas relaciones de AEG con él
  •  Son numerosos hoteles cerrados por falta de huéspedes
  •  El futuro nos alcanzó: 5 casos de nayaritas infectados 

TEPIC, NAYARIT.- NAYARIT, como el resto del país, ahora se encuentra preocupado y muy ocupado en atender la pandemia del coronavirus, que si bien había pasado de soslayo, ahora registra cinco casos de personas infectadas.

Tanto el gobernador Antonio Echevarría García como el Sector Salud en general se encuentran tomando al toro por los cuernos, y aunque esperan que se registren más casos en los próximos días, también aguardan que arribe a tierras nayaritas el presidente Andrés Manuel López Obrador --este fin de semana visita el municipio de Bahía de Banderas--, para planear con él y su equipo la estrategia que permita a los nayaritas salir adelante, teniendo la seguridad que gracias a las buenas relaciones del mandatario estatal con él, las cosas se atiendan.

Por eso estiman de buena suerte que el jefe de la Nación venga a un destino turístico de primer mundo que, no obstante los varios años de alcanzar primeros lugares nacionales en ocupación hotelera, registra ya con pesadumbre el cierre de algunos hoteles ante la ausencia de vacacionistas y la cancelación masiva de reservaciones. 

Sumados a los dirigentes nacionales, los líderes regionales del Sector Turístico aprovecharán la presencia de AMLO para demandar, con el respaldo también del alcalde Jaime Cuevas, el apoyo oficial a fin de sobrevivir al coronavirus y sus consecuencias laterales. 

 

TRISTE SEMANA SANTA

Y es que, como ya lo anunció el alcalde de Jala Carlos Carrillo --y seguramente lo hará la alcaldesa de Xalisco donde también ocurre algo similar--, en cuanto a la suspensión de la Judea 2020 que suele escenificarse año con año por estas fechas, los hoteles y demás comercios de las playas más visitadas en México durante la temporada de spring break y de semana santa –que suceden entre marzo y abril— se ven amenazados por cientos de cancelaciones en las reservaciones debido a la pandemia del coronavirus Covid-19. El escenario que se avecina para la industria es desolador.

El Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) informó que hasta el momento han cerrado 262 hoteles que equivale a 52 mil 400 habitaciones, el cierre de 2 mil restaurantes y más de 40% de la operación de las aerolíneas mexicanas, enfrentando pérdidas de al menos 30 mil millones de pesos en ingresos en el sector aéreo.

“Esta crisis también supone la afectación de un gran número de empleos, la World Travel & Tourism Council (WTTC) estima que solo en México de manera directa afectará a 1.2 millones de hogares”, señaló la CNET en un comunicado de prensa.

 

PLANES FRUSTRADOS

Para este año, la Secretaría de Turismo (Sectur) esperaba un total de 46.2 millones de turistas extranjeros para dejar una ganancia económica de 26 mil 700 millones de dólares. La industria aporta hoy en día más del 8.7% al Producto Interno Bruto (PIB) del país y emplea a 2.3 millones de personas.

El Consejo turístico estima que la reducción del PIB turístico podría llegar hasta 13.3%, esto significa que en el peor de los escenarios, podría caer de 8.7% (2019) a 7.5% en 2020.

“Conforme vayan siendo más severas las medidas que se tomen para contener los contagios pues mayores pueden ser las pérdidas que puede sufrir la industria turística”, comenta Héctor Magaña, Profesor-investigador del Tec de Monterrey de la Escuela de Negocios del Campus Estado de México (CEM).

Tan solo el lunes, la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, entidad en donde se encuentran los destinos más concurridos en estas fechas como Cancún, Cozumel, Holbox, Playa del Carmen y Tulum, dijo que la ocupación estaba a menos del 60% cuando la semana pasada estaban al 85% y están recibiendo una ola de cancelaciones.

“El peor escenario es que se cumplan las predicciones de que haya una recesión a nivel mundial porque le va a impactar a nuestro país, varias instituciones han señalado sus pronósticos de crecimiento en -4.5%, y que ya viene un recesión para el 2020, esto se va a traducir en que las personas puedan perder su fuente de trabajo y utilicen sus ingresos o ahorros para satisfacer necesidades prioritarias. Los viajes y salidas a restaurantes no son una necesidad básica, por lo que se tiene un panorama muy complicado para la industria”, agregó Magaña.

 

ESCENARIO SIN PRECEDENTES

Esta afectación se verá principalmente en las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes) que no cuentan con los recursos de una empresa grande para poder pedirle a su personal que vaya a laborar a su casa si lo requiere. Por lo tanto, será más difícil que se presente una recuperación de largo plazo ya que mientras no se tenga un mayor control por parte de las autoridades sanitarias va a ser más difícil.

“Ciertamente estamos en un escenario sin precedentes que sabemos que hay unos 300 hoteles cerrados ya en México, de grandes cadenas hoteleras cuyo inventario podría ir entre 60 a 90 mil habitaciones, es una cifra muy grande. Además hay una operación muy grande aérea en tierra y poco a poco el resto de los negocios turísticos van a secundarlos. Sin duda la afectación será muy severa”, de acuerdo con Francisco Madrid Flores, director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac.Madrid Flores a Forbes México.

 

LA INDUSTRIA PIDE 

AYUDA AL GOBIERNO 

Alejandro Zozaya, Jefe Ejecutivo y líder del Consejo Directivo de la cadena hotelera Apple Leisure Group, que integra a AM Resorts, señaló que hasta el momento han cerrado 81 hoteles de los cuales: 19 están en España, 34 en México y el resto están en el Caribe, con más de 30 mil habitaciones y más de 30 mil empleos.

Esta semana cerraron todos los hoteles en México, a excepción de los que tienen en Acapulco, Ixtapa y Huatulco a la espera de que el gobierno pida que se cierre el turismo de placer. Sin embargo, el empresario está previendo que la contingencia se alargue, y estima que para abril, mayo y junio las ventas vayan a ser cercanas a cero por lo que están haciendo un recorte muy fuerte a nivel corporativo, sobre todo porque las cancelaciones les cuestan más que las futuras reservas.

“En los hoteles estamos tratando de no despedir al personal porque esto va a ser un problema social importante, mucha gente vive al día y depende de esto, entonces estamos intentando retenerlos en la plantilla, que sigan con los beneficios y prestaciones, estamos manteniendo el salario mínimo para las personas que lo ganan y para los que ganan más que eso, estamos haciendo unas reducciones. En la medida de lo posibles estamos reteniéndolos y no liquidarlos porque también esperamos que esto reabra”, señala en entrevista con Forbes México.

Señaló que en países en donde se ve agravada la situación como es el caso de Italia o Jamaica, el gobierno está pagando cerca del 90% del costo de la nómina para que no se despida al personal, por lo que hace el llamado para que el gobierno mexicano haga lo mismo.

Hasta el momento, la Secretaría de Turismo no ha anunciado un plan emergente para la industria. El 13 de marzo el secretario de turismo, Miguel Torruco Marqués, dijo que ha recibido peticiones por parte de los empresarios que serán analizadas por el Gabinete de Crecimiento Económico y turnadas al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por otro lado, han realizado una campaña para promocionar los destinos turísticos de México cuando termine la contingencia.

 

¿EMPRESAS QUEBRADAS?

“Ahora estamos hablando de un desempleo temporal, pero si las empresas quiebran será un desempleo por un periodo mucho más largo. Lo peor que puede pasar es que las empresas cierren y las empresas no pueden darse el lujo de mantenerse abiertas con todo el costo de nómina y menos si no hay incentivos de gobierno, por lo menos deben ofrecer no pagar parte del costo de la nómina y acreditar a cambio de impuestos futuros para mantener plantilla completa”, dijo Zozaya vía telefónica.

El directivo criticó que el presidente Andrés Manuel López Obrador no haya reaccionado a tiempo y con fuerza, tomándose las cosas a la ligera y contradiciendo a su propio equipo.

Por hoy es todo y mañana será otro día. 

¡CONSUMATUM EST! 

¿Alguna opinión? Escríbame:

ezpa70@yahoo.com.mx

Derechos Reservados © La Capital 2020