Tercera llamada…

CENA DE NEGROS / Marco A. Vázquez

2020-05-07

Marco A. Vázquez

En plena contingencia por el coronavirus al presidente de la República le han estallado, al mismo tiempo, cuatro o cinco casos que pondrán su honestidad, sobre todo su credibilidad, a prueba.

El primero, sin que implique necesariamente su participación directa, será la llamada Ley Bonilla que los Tribunales resolverán la próxima semana, se trata de una reforma tramposa que hizo el Congreso de Baja California para aumentar de dos a seis años el periodo de su gobernador sin la necesidad de que vaya a las urnas, simple y sencillamente con un dictamen que aprobaron en la legislatura Morena y el PAN de aquel Estado.

Por qué está en juego la credibilidad del Presidente en un caso que parece no le inmiscuye, primero porque el inmiscuido es uno de sus correligionarios de partido, de Morena y luego porque es un gran amigo de Bonilla, de quien presuntamente compró a su Congreso y les repartió cientos de miles de dólares para que aprobaran la reforma que aumentaría de un plumazo su periodo de gobierno a lo cual los Diputados accedieron, vaya, si los Magistrados deciden aplazar el periodo de gobierno en el colectivo quedará la sensación de que simple y sencillamente el gobierno federal operó en ese sentido ya que no hay forma legal de defender una ley que es tramposa.

Segundo tema, este sí con implicaciones muy directas es la venta de ventiladores a precio de oro que pretende hacer a diversas instituciones federales el hijo de su Director General de la CFE, Manuel Bartlet, porque ni siquiera se hizo un concurso ya que fue una adjudicación directa y a ello agregue que se sepa no es el negocio que domina el beneficiado y los precios de dichos aparatos que sirven para atender a pacientes graves de coronavirus son los más altos en el mercado según los análisis de diversos medios y políticos.

De permitirse el negocio al hijo del ex gobernador de Puebla, en su época de priísta, todo aquello que pregona el presidente Andrés Manuel en el sentido de que han acabado con la corrupción se irá, sin escalas, al cesto de la basura y la gente se convencerá de que solo es uno más de los políticos que hemos padecido en este México lindo y querido.

Otro de los casos que le han explotado igualmente en el rostro al presidente fue que el Tribunal Federal Electoral tuviera que intervenir para eliminar cartas  con su firma que el IMSS pretendía enviar a beneficiarios de algunos programas que instrumentará por la emergencia del coronavirus, si el presidente es diferente a todo lo que hemos tenido del PRI y del PAN ni siquiera debió permitir que se usará su nombre y se explote políticamente un programa de gobierno como se hacía en los sexenios pasados, en todos.

El cuarto caso es la violencia que no cede en el país, cada día más ejecuciones más muertos y nada se parece hacer al respecto o lo que se ha hecho no funciona.

Finalmente el presidente tendrá otra prueba de fuego cuando la próxima semana dialogue con los dirigentes empresariales del país, los hombres de negocios han propuesto una serie de puntos para atacar la emergencia económica en la que han entrado las micro y pequeñas empresas, si, las que generan entre el 80 y 90 por ciento de los empleos en México pero que desgraciadamente son las más débiles por tratarse de negocios familiares, de tres o cuatro empleos y que viven al día, de la venta diaria, los servicios que prestan.

Los empresarios prácticamente exigen al presidente que rescate a muchos de ellos ya que pueden tronar y perder todo en estos meses de parálisis económica que enfrentan, han dicho que es la tercera llamada, que de no atenderse ellos y el país se hundirán en una crisis sin precedentes, que por lo pronto costará millones de empleos.

Se ve incierto en panorama, por un lado el presidente se tiene que conservar con toda su credibilidad y fuerza ya que solo un liderazgo firme como el que ostenta hasta hoy puede sacar a México adelante, para ello tendrá que encontrar soluciones contundentes en los temas que lo han metido en problemas y que apuntan a dejar en entre dicho su honestidad y, por el otro, Andrés Manuel parece obstinado con no rescatar a los empresarios, en no entender que si bien muchos de ellos fueron cómplices y saquearon al país durante décadas no todos han sido iguales, menos los micro empresarios que ni siquiera han tenido acceso al poder y se han partido la madre de sol a sol para tener algo que le de bienestar a sus familias y ahora están a punto de perderlo y junto con ellos millones de trabajadores pasarán penurias.

Efectivamente, como en el teatro este país está en su tercera llamada, en su última llamada, ya veremos si termina con todo incendiado o si se atienden todas esas contingencias, ojalá suceda lo mejor porque, créalo, está es también una de nuestras últimas oportunidades por cambiar por la vía pacífica, por la vía democrática que le ha dado todo el poder al presidente Andrés Manuel y que ahora le reclama que esté a la altura de lo que los mexicanos anhelamos.

En otras cosas… El presidente municipal Enrique Rivas, hizo entrega de insumos al Hospital General del IMSS Zona 11, que ayudarán a la protección del coronavirus, los cuales fueron subsidiados con recursos de secretarios y directores del Municipio, el alcalde destacó que se prepara una segunda entrega a otra institución hospitalaria. 

Junto con otros funcionarios municipales, el alcalde entregó de forma oficial los insumos al director del nosocomio, doctor Alejandro Soto Villa, y personal médico, quienes agradecieron a las autoridades la importante donación. 

El material médico consiste en 7 cajas de guantes de latex; 100 piezas cubrebocas N95; 500 piezas de zapatos desechables antiderrapantes; 90 piezas de overoles desechables; 50 piezas googles; 6 piezas de ambu; 140 piezas de gorros desechables; 50 piezas de sistema de aspiración endotraquial cerrado #14; 50 piezas de sistema de aspiracion endotraquial cerrado # 16; 4 equipos de  sanitización manuales y 20 galones de líquido bactericida para sanitizar. 

“Esto es producto de la aportación del mes de abril de los funcionarios municipales y su servidor, con la donación de sueldos que todos han hecho se juntó para comprar esta parte, nos quedan recursos  para hacer otra donación a otros hospitales y ser solidarios”, dijo Rivas Cuéllar.

Añadió que de esta manera, los funcionarios muestran su gratitud y reconocimiento al trabajo de médicos, enfermeros y enfermeras.

“Esto no fue comprado con recursos públicos sino con lo recaudado entre secretarios y directores, los que aportaron casi en su totalidad el sueldo completo”, destacó.

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2020