¿Usted le cree a Tony Blair? Yo tampoco

DESDE EL RETIRO / Liborio Méndez Zúñiga

2020-05-13

Liborio Méndez Zúñiga

El ex Primer Ministro inglés habría dicho que los mexicanos somos cobardes y por eso estamos como estamos. Suponiendo que así fuera, no me consta, alguien debería haberlo interpelado, y salir al paso de semejante ofensa, porque si se trata de tener espíritu hooligan los mexicanos no cantamos mal las rancheras. Ora que si Blair aludía al espíritu corsario de la Corona, tendríamos que hacer mutis.

Durante un rato de ocio le di vueltas al asunto, todavía con el ambiente de celebración del 10 de mayo, pensando primero en el porcentaje de cobardes de mis compatriotas, asociado a la valentía parental heredada. Sin embargo, me fui por peteneras y dejé el tema para los expertos. Como usted sabe, ya el caricaturista Rius endilgó a una buena parte de mexicanos el mote de “agachados”, justamente en la idea de que permitimos ser mangoneados como borregos por el pastor en turno, y aquí estaría la primera omisión cuando solamente se refiere a los gobernantes del estado nación pero se ignora el poder del Gran Jefe Don Capital que también manda desde allende las fronteras, justamente como lo hacía Inglaterra con sus colonias y a lo mejor sigue haciéndolo, vaya usted a saber.

El texto de la supuesta entrevista a Blair me llegó por segunda vez en un whatsapp, en el cual no se reconoce el coraje y arrojo de los millones de migrantes mexicanos en EEUU, porque abandonaron su patria en vez de pelear por ella, y hay quien se jala los pelos por no entender cómo es posible que en cualquier marcha en la capital del país no se junten ni 50 mil corajudos que pongan en su lugar al mal gobierno. Hombre, hasta Sir Winston Churchill diría que la democracia es el sistema menos peor que hemos inventado los humanos, y tal vez nos invitaría a leer con más tino las venas abiertas de América Latina para justipreciar a los no agachados ni dejados que llevaron al triunfo electoral a Lula en Brasil, Mujica en Uruguay, Evo Morales en Bolivia y en México (la Dictadura perfecta) nada menos que a Andrés Manuel López Obrador con 30 millones de votos, comprobando que la unión hace la fuerza, y que demuestra entonces que los mexicanos no somos cobardes.

Otra omisión que hubiera tenido Tony Blair es que el texto no dice nada de los movimientos de los pueblos campesinos que allí siguen, y en especial de las comunidades indígenas de las diferentes regiones del país, seguramente porque en la mente del autor del texto privaría la idea de la modernidad racista que trataron de imponer en sus colonias los británicos, en una de las cuales, el pacifista Gandhi les dio una patada en el trasero. En la batalla de Puebla, los mexicanos derrotaron al mejor ejército del mundo. ¡Aplausos por favor!

Pero bueno, que no cunda el pánico, todo lo comentado como supuesta réplica fue bajo el supuesto de que Blair dijo lo que circuló incluso en El Sol de México y que resultó una soberana mentira, porque Tony si fue entrevistado por la BBC de Londres, pero es falso que haya tachado de cobardes a los mexicanos, como lo admitió el mismo diario citado. 

Derechos Reservados © La Capital 2020