La BOA en Tamaulipas

ANECDOTARIO / Javier Rosales Ortiz

2020-06-12

Javier Rosales Ortiz

CD. VICTORIA, TAM.- Está tan sabroso, que no se vale que el tema muera aun.

Más cuando se involucró a destacados periodistas nacionales y a empresas que resultaron heridas con los clavos de la cruz.

O más bien una gigantesca y pesada BOA les paso por encima y los aprisionó, pero ellos se defendieron y siguen lanzando puñetazos.

Esto allá en el Distrito Federal, pero aquí en Tamaulipas existe un antecedente que no se olvida y con el que se trato de perjudicar al prestigiado y malogrado personaje más querido y mejor recordado de nombre RODOLFO TORRE CANTU, que en paz descanse.

Y cómo no, si el 7 de Enero del 2010 escribí y se publicó una colaboración que titulé “Los hombres de negro”, en relación a varios sujetos vestidos con ropa oscura, gafas y cabello engomado que visitaron un periódico de Nuevo Laredo y una difusora de Reynosa para entregar un sospechoso paquete que contenía material que, según ellos, era rico para el manejo periodístico.

Ese paquete estaba repleto de panfletos en los que aparecía la foto de Don Rodolfo levantando la mano y con la leyenda “Por la salud en Tamaulipas”, lo que se interpretaría que era el bueno para la candidatura a la gubernatura, en aquel entonces.

Días antes, el Gobernador Eugenio Hernández Flores había declarado que “enero es el mes de la disciplina”, con lo que le ponía freno a los cinco políticos del PRI que soñaban con la candidatura y el codiciado puesto en palacio.

La intención de estos estrafalarios sujetos era enfrentar a Eugenio y a Rodolfo y fueron captados por cámaras de televisión instaladas en el periódico de Nuevo Laredo, igual que los vehículos que tripulaban y las placas de los mismos.

Según la prensa de la frontera ellos eran simpatizantes del PRD y fueron enviados a cometer ese delito que llego a la difamación, por un consejero nacional de ese partido, a quien por cierto le complacía  la buena vida en Laredo, Texas, porque tenía con que.

Pero los medios no jalaron, no cayeron en la trampa y archivaron el material, que seguramente hubiera lesionado la eterna y pulcra imagen de Don Rodolfo, quién no llego a la gubernatura por algo que todos ya sabemos.

Este caso se asemeja al de hoy en día, a la BOA que dio a conocer el presidente, Andrés Manuel López Obrador, quién fue perredista y ahora en Morena como que demuestra que es difícil sacudirse las malas mañas, muchas de las cuales le rindieron frutos en el pasado.

El PRD en Tamaulipas trato de usar a la prensa y, gratis, y en eso el Morena de hoy, no se queda atrás.

Grotesco es, que el jefe de la nación intente pasar por encima de todos, inclusive de una prensa que no se le alinea. 

Una prensa que le dio vuelo en el pasado a todas sus travesuras y sus sueños guajiros a cambio de nada.

Si en Tamaulipas niñerías como las de ese tipo tuvieron un desenlace violento, lamentable y aun muy doloroso.

¿Cuál será el que le espera a esta famosa BOA?.

A esta mascota, del actual gobierno federal.

Correo Electrónico: tecnico.lobo1@gmail.com      

Derechos Reservados © La Capital 2020