Goya y la 4T

DESDE ESTA ESQUINA / Melitón Guevara Castillo

2020-06-29

Melitón Guevara Castillo

“Saturno devorando a un hijo” es un cuadro de Goya, que se encuentra en el Museo de El Prado en Madrid, España. Representa el tema mitológico de Saturno, dios del tiempo, que devoraba a los hijos que iba teniendo con su esposa; hasta que esta impidió que matara al último de ellos, a Zeus, quien ya adulto acabo con su padre logrando que vomitara a sus hermanos.

En mi estudio tengo una copia del cuadro, la conseguí en una de mis estancias en Madrid y que visite el museo. Hoy al verla, sin querer queriendo, pasaron por mi mente los últimos hechos que han sido evidentes al interior de MORENA, en lo particular; en general en la 4T… y me pregunte: ¿Por qué están sucediendo estas cosas? En principio, la respuesta fue: el egoísmo y las ambiciones de las personas.

AMLO Y LOS CONTRARIOS.

Al Presidente AMLO por sus decisiones y acciones, más de uno, lo ha acusado de ser un socialista o de ser un comunista. Por eso, también, se buscan o se interpretan similitudes con otros países, que van en esa dirección. Sin embargo, hay un hecho real: que el Presidente lo ha precisado en una coyuntura, que unos apoyan a su “revolución” y otros no, les llama conservadores, enemigos de la revolución.

Si buscáramos una explicación, diríamos que son los “contrarios”, lo que conlleva a una polarización. Misma que, una día sí y otro también, el Presidente menciona y arremete de nueva cuenta con quienes no están con él. Una de las últimas veces que lo hizo, fue claro: “son tiempos de definiciones”. En pocas palabras: si no apoyan a la 4T, están en contra de ella, son sus enemigos.

LUCHAS INTERNAS.

Al interior de MORENA hay, quiérase o no, una cruenta lucha por el poder. Se estaban destrozando por la dirigencia al grado que fue necesario un “manotazo” de AMLO que incluso amenazó con abandonar el partido y hasta pedir que le cambien el nombre. Bertha Lujan, Mario Delgado, Alejandro Díaz Duran y Yeidckol Polevsky protagonizaron esa lucha que, sin embargo, continúa.

Continua porque Alfonso Ramírez Cuellar, el líder interino de MORENA, ahora trae entre ceja y espada a Yeidckol, que es la Secretaria General, acusado de malversación de fondos. Y esta lucha ha obligado a que, al interior, unos apoyen y muestren solidaridad. Como es el caso de Ricardo Monreal, el líder del Senado, que categóricamente advirtió que no cree en la culpabilidad de Yeidckol.

RADICALES Y MODERADOS.

Una forma también de ver la lucha interna de MORENA es recordar como al interior se han identificado 2 grupos: los radicales y los moderados. Así, con la denuncia que hizo Loret sobre la riqueza de Irma Eréndira Sandoval, Secretaria de la Función Pública, resulta que su esposo John Ackerman, el académico gringo, se va a la yugular de Ricardo Monreal y hasta recomienda a los senadores que le quiten el liderazgo senatorial.

Y es que Ackerman recordó la expresión de AMLO: tiempos de definiciones, a favor o en contra de la 4T. Y el pecado de Monreal fue conceder una entrevista al periodista, lo acusaron de “engordarle el caldo”. Y lo más reciente, sin duda, fue la postura de Porfirio Muñoz Ledo sobre si renuncia o no a MORENA: que se vayan, dijo, los lambiscones y corruptos, sentencio.

REYERTAS POR EL PODER

¿Qué sucede en MORENA? La única explicación que encuentro es la naturaleza humana: que luchan por el poder y lo que conlleva, beneficios y privilegios, olvidándose sin más, de los principios y valores de una sociedad. Los principios de la 4T con claros: no robar, no mentir ni traicionar al pueblo.

Derechos Reservados © La Capital 2020