Justicia para todos

TEMAS LIBRES / Jaime Elio Quintero García

2020-06-30

Jaime Elio Quintero García

La justicia social es algo que la práctica política ha convertido en un postulado poco conjugado y menos aún sistematizado en la administración pública. El hacer justicia no es dar, es procurar condiciones de accesibilidad a ella. Esta distorsión socio-político ha convertido a la justicia en una herramienta electoral de gratuidad y subsidio asistencialista, en el contexto de los derechos sociales y deberes del Estado.  

¿A quién culpar de esta atrocidad?, a los políticos, a los administradores públicos, a los operadores legales, a los creadores de políticas públicas, a los filósofos ¿a quién entonces? La verdad es que a nadie en particular, se trata más bien de una anomalía socio-cultural universal, algo que las formas  empíricas de organización social, política y económica han omitido y a la vez padecido, algo propio y de origen multi-cultural, algo que ha sido transferido del despotismo de Estado a las democracias constitucionales.  

El original concepto de justicia basado en dar a cada quien lo que se considera merece, ha evolucionado al de crear oportunidades ciertas, y con esto, dar a cada quien lo que necesita en términos de dignidad y sana cohesión social. 

En este último afán es que durante mucho tiempo la justicia social se ha usado más como herramienta electoral para acceder al poder que como un fin objetivo del quehacer político.

Gracias por su atención.

Derechos Reservados © La Capital 2020