Roces emocionales

ENFOQUE / Salomón Beltrán Caballero

2020-07-07

Salomón Beltrán Caballero

Los que estamos quedándonos en casa, con motivo del confinamiento pandémico, además de estar padeciendo alteraciones asociadas a la ansiedad y la depresión, empezamos a notar, cómo de tanto vernos, de tanto hablar y de tanto tratar de mantener la armonía, sentimos como poco a poco va ganando terreno la desesperación de no poder ejercer a plenitud nuestra libertad y desbordar nuestros afectos. A estas alturas del evento epidemiológico polimorfo, unos y otros empezamos a fijarnos en los detalles finos de relación marital, de los roles entre padres e hijos,  de abuelos y nietos; incluso entre amigos. 

Paradójicamente, de estar relativamente cerca, nos empezamos a alejar, esto debido a la alta susceptibilidad de la variación del carácter, que al menor asomo de una inconformidad, rechazo, o falta de comprensión, desata una verdadera tormenta emocional. 

Les aseguro, que en tiempos como los que estamos viviendo, nadie desea sumarle situaciones incómodas al lábil estado de las relaciones humanas. El ambiente, en ocasiones, llega a sentirse tóxico, pues aunado al innumerable cúmulo de malas noticias que nos llegan a través de la televisión o las redes sociales, pareciera que hubiese un propósito supremo para generar cada vez más estrés y miedo, situación que predispone también a la generación de conductas que ponen aun en riesgo la tambaleante estabilidad global. 

Lo que no termine por hacer el virus, podría terminarlo el hombre, que busca motivos para encontrar culpables del descalabro económico general que está ocasionando la pandemia.

Evitemos darnos por vencidos, mantengamos la unidad, fortalezcamos los lazos familiares y las redes de amigos, y más que pensar en defender  determinadas ideologías y tomar partido por algún grupo político determinado, pensemos en cómo salir mejor librados de esta tremenda sacudida que se nos está propinando. Enfoquémonos todos a controlar la pandemia y que la mejor lección que aprendamos de esta amarga experiencia, sea la de mantener una sólida unidad nacional.

enfoque_sbc@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2020