Estamos de regreso y con el mismo ímpetu de siempre

DIMENSIÓN POLÍTICA / Ezequiel Parra Altamirano

2020-08-03

Ezequiel Parra Altamirano
  •  AEG y su valiente decisión de homenajear a M. Lozada
  •  Plazoleta y estatua ecuestre para el general de San Luis
  •  Lo acompañaron Celso, Rigo y su papá en ese evento
  •  Por fin tronó el cuete en España con el Rey Emérito
  •  Se va del país en medio de un gran escándalo nacional  

 

TEPIC, NAYARIT.- POR RAZONES de salud estuvimos ausentes prácticamente una semana, pero la situación se nos complicó más debido a que también nuestra vieja computadora requirió trabajos de mantenimiento, sin embargo gracias a Dios aquí estamos de regreso y con renovados bríos para felicitar desde aquí al gobierno estatal y especialmente al gobernador Antonio Echevarría García por la valiente decisión asumida para dedicar un merecido homenaje al polémico luchador agrario Manuel Lozada, cuyos restos mandó exhumar de su tumba en el Panteón Hidalgo de Tepic para enviarlos a la Ciudad de México vía el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) con el fin de garantizar que efectivamente pertenecen al polémico personaje, y una vez desahogado ese trámite depositarlos en el nicho especial construido en la base de la estatua ecuestre erigida en su memoria frente al Centro SCT de Tepic, donde descansarán para siempre.

Como se sabe, al evento de inauguración de la plaza “General Manuel Lozada” de hace 10 días asistieron, además del propio mandatario estatal, los exgobernadores Celso H. Delgado, Rigoberto Ochoa Zaragoza y Antonio Echevarría Domínguez, así como el titular del Poder Judicial del Estado, Magistrado Ismael González Parra; el representante del Poder Legislativo, diputado Ignacio Langarica Avalos, incluyendo las autoridades ejidales de San Luis de Lozada, pueblo que vio nacer en el año de 1828 al famoso “Tigre de Álica”, precursor histórico de la emancipación política de Nayarit respecto del estado de Jalisco en el año de 1917, escuchándose en tan señalada ocasión la docta intervención histórica del reconocido investigador y catedrático de la Universidad Autónoma de Nayarit, Pedro Luna Jiménez.         

Fue precisamente el gobernador Echevarría García quien tras develar la escultura del General Manuel Lozada, a quien consideró el “padre del agrarismo nayarita” reconoció, al igual que historiadores de la talla de Pedro López González, Pedro Luna y en especial Jean Meyer, como el precursor del movimiento que a la postre significaría el reconocimiento de Nayarit como estado libre y soberano.

 

PARA PRESERVAR SU LEGADO

La escultura conmemorativa develada en honor a Manuel Lozada, dijo el titular del Poder Ejecutivo estatal, busca incentivar la memoria colectiva alrededor “de un hombre que actuó de acuerdo a sus circunstancias y luchó por causas legítimas. Fue congruente con su propia realidad, y siempre congruente con los suyos. Luchó por la reivindicación del derecho de los indígenas, de los pueblos cora y huichol, a poseer un pedazo de tierra, irónicamente, la misma tierra que les había sido arrebatada y que a pesar de que han transcurrido 147 años después de su muerte su legado, que divide opiniones, es incuestionable”.

El mandatario hizo hincapié en que, se le hace justicia a quien fue un actor clave en el proceso para que Nayarit se transformara en el Estado Libre y Soberano que conocemos hoy. “Que nadie regateé el legado del General Manuel Lozada. Que nunca el debate más importante y el único, sea el ideológico, aunque también haya sido su forma de pensar y de concebir la realidad de entonces, injusta para los más pobres, una de sus fortalezas. Seguiremos hablando del General Manuel Lozada, personaje vigente, de quien la investigación aporta nuevos elementos que nos permiten conocer mejor a un personaje con claroscuros, un ser humano como tal, con aciertos pero también errores, con debilidades y fortalezas”, exclamó textualmente el mandatario nayarita.

 

SU NOMBRE, EN LETRAS 

DORADAS EN EL CONGRESO

Pero quizá lo más importante de la intervención gubernamental fue cuando Echevarría García convocó a historiadores y académicos para que en un esfuerzo sin precedentes se presente a la brevedad al Congreso del Estado una iniciativa para que el nombre del General Manuel Lozada, “El Tigre de Álica”, sea inscrito con letras doradas en el muro de honor del recinto legislativo.

“Que muy pronto, al lado de otros nayaritas notables como los constituyentes de 1917, educadores, poetas y políticos, esté el nombre de Manuel Lozada, lo merece, su lucha es evidente y trascendió esta tierra. Su figura, al paso de los años, ya 147 desde su muerte, se engrandece porque su legado es claro”, concluyó el mandatario.

Al final del evento se informó que la escultura ecuestre del General Manuel Lozada fue realizada por el artista Octavio González Gutiérrez, misma que se instaló en un nicho en el corazón de una plazoleta que se construyó en su honor en el cruce de la avenida Tecnológico y el bulevar Aguamilpa, justo en la entrada oriente de Tepic, donde su figura, montando un caballo, mira desafiante hacia el vecino estado de Jalisco, territorio que albergaba al actual estado de Nayarit y que la lucha de Lozada logró arrancar para ser libre y soberano.

 

SE VA EL REY EMÉRITO

Cambiando radicalmente de tema para situarnos en la península Ibérica, la nota de ayer se la llevó el Rey Emérito de España, Juan Carlos, cuya decisión de abandonar el país fue la gran noticia de la semana y llega después de varias semanas de goteo constante de informaciones sobre sus presuntos negocios opacos y sucesivos mensajes del Gobierno, con su presidente, Pedro Sánchez, a la cabeza entre los que dejaban entrever la inminencia de un anuncio de este tipo.

El pasado 15 de marzo, Felipe VI anunció que en su día renunciará a la herencia de su padre y que le retiraba la asignación que hasta entonces recibía de los presupuestos del Estado, casi 200.000 euros anuales.

Lo hizo ante las informaciones publicadas sobre la investigación del origen de los 65 millones de euros ingresados en Suiza en la fundación Lucum, radicada en Panamá, para determinar si eran comisiones abonadas por Arabia Saudí a don Juan Carlos por la construcción del AVE a La Meca.

Ahora, tras conocerse la decisión del rey Juan Carlos de marcharse de España, son muchos los que en Twitter han rescatado una frase del escritor Ramón María del Valle-Inclán.

La dijo en 1931, después de que el abuelo de Juan Carlos I, Alfonso XIII, saliera del país tras el resultado de las municipales de 1931: “Los españoles han echado al último de los Borbones no por rey, sino por ladrón”.

Ahora, la frase resuena mucho en Twitter, con reacciones de todo tipo, y más cuando han trascendido hasta la saciedad los amores de Juan Carlos por una tal Corinna, a la que ha dotado de suficiente riqueza, según los medios impresos y audiovisuales.

 

SE VA, SE VA… ¡SE FUE!

Lo cierto es que el rey emérito Juan Carlos I le anunció a su hijo Felipe VI su intención de abandonar España “ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados” de su “vida privada”, según un comunicado difundido por la Casa del Rey en la tarde de ayer. 

El anuncio se produce en plena investigación judicial de las finanzas del rey emérito, y de momento no se conoce el destino del padre del rey Felipe VI. La decisión, explica Juan Carlos de Borbón en una carta dirigida a su hijo, se debe a su voluntad de “facilitar” a Felipe VI el ejercicio de sus funciones, “desde la tranquilidad y el sosiego”.

“Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”, apunta la misiva, que circunscribe a ese ámbito “privado” las investigaciones sobre su supuesto enriquecimiento ilícito.

La carta prosigue: “Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España. Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona”.

Según el comunicado difundido por la Casa Real, Felipe VI le ha transmitido a su predecesor “su sentido respeto y agradecimiento ante su decisión”. 

El Rey “desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que ésta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico”, concluye.

Por hoy es todo y mañana será otro día.

¡CONSUMATUM EST!

¿Algo que opinar o denunciar?

Escríbame: ezpa70@yahoo.com.mx

Derechos Reservados © La Capital 2020