Anuncia Navarro que vuelve a la circulación nacional

DIMENSIÓN POLÍTICA / Ezequiel Parra Altamirano

2020-08-30

Ezequiel Parra Altamirano

Los no pocos seguidores del doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, Senador por Morena, se alegraron de saber, por el propio ex Secretario de Salud estatal en tiempos del gobernador Celso H. Delgado -gracias a que subió a las redes sociales un video con el anuncio-, que ya venció al Covid-19 y que este lunes retorna a sus ocupaciones legislativas.

Navarro Quintero, que sigue liderando las encuestas por la Gubernatura de Nayarit, podrá proseguir sin problema alguno en su carácter de presidente de la Comisión de Salud en el Senado de la República y muy probablemente el próximo fin de semana podrá reanudar sus visitas a Nayarit, suspendidas desde hace un mes cuando anunció que había sido infectado por la enfermedad, por la que incluso debió pasar un par de semanas en el Hospital perteneciente al Sistema de la Marina Armada de México.

EL ACTIVO CELSO H. DELGADO
Y ya que hablamos del exgobernador Celso Humberto Delgado Ramírez, junto con su señora esposa María Eugenia Espriú Salazar prosigue sin descanso atendiendo cuanta invitación se le hace llegar, y por tanto participando en los eventos donde se requiere su presencia. De tal suerte que después de haber acompañado al gobernador Antonio Echevarría García a la ceremonia de inauguración de la plazoleta y estatua ecuestre del General Manuel Lozada localizada frente al Centro SCT por la salida a Ixtlán del Río, evento al que también asistieron los exgobernadores Rigoberto Ochoa Zaragoza y Antonio Echevarría Domínguez, organizó un Recital Literario en honor del poeta universal Amado Nervo con motivo del 150 Aniversario de su natalicio en el que participaron numerosos personajes como Alma Vidal, Efraín Moreno Arciniega, Trinidad Espinoza Martínez, doctor Carlos Manuel Guillen Giusto, el que esto escribe que declamó la sonora poesía “En paz”, así como la señora María Eugenia Espriú de Delgado, quien declamó una bella poesía de la inspiración del abogado, poeta y compositor de bellas melodías como “Sorpresa” y “Dime que sí”, Alfonso Espriú Herrera, su famoso progenitor, que fue toda una revelación por los finos versos de la obra mencionada.

También fue una grata sorpresa escuchar al licenciado Celso H. Delgado leer una poesía, lo que nos recordó que él también, en sus años mozos, engarzó algunas metáforas para dejar testimonio escrito de su vocación por el bello arte de la poesía. Y por cierto, aunque estuvo programado el poeta nayarita Octavio Campa Bonilla, finalmente no participó debido a una inesperada gripe que lo postró por un par de días, quedándonos muchos con la inquietud de algún día de estos escuchar una de sus propias poesías, muchas de las cuales le dieron a ganar Juegos Florales no solamente en su natal Santiago Ixcuintla -por ahora oficialmente bloqueado por tantos contagios del coronavirus-, sino aquellos celebrados en numerosas ciudades del país cuyos pobladores seguramente recuerdan al nayarita levantarse con el primer lugar, igual que con una flor bañada en oro, que suele acompañar al premio en efectivo.

A CONSULTA LA DECISIÓN DE ENJUCIAR A EXPRESIDENTES
Por lo demás y tal como lo había anunciado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, los mexicanos comenzaron a recabar firmas para solicitar a las autoridades la convocatoria de una consulta ciudadana a fin de decidir si se debe investigar y enjuiciar por corrupción y otros delitos a los expresidentes de México.

“Estamos haciendo una colecta de firmas para que se haga una consulta popular para el próximo año. Tenemos plazo hasta el 15 de septiembre para juntar 1,8 millones de firmas”, explicó ayer domingo Alejandro Torres, un voluntario en el centro de Ciudad de México.

Torres detalló que comenzaron a recolectar las firmas el pasado jueves instalando mesas en varios puntos de la capital y que tienen la intención de llevar a cabo brigadas en las plazas de las principales ciudades del país.

Los firmantes piden al Instituto Nacional Electoral (INE) una consulta ciudadana bajo la pregunta: “¿Estás de acuerdo con que las autoridades correspondientes realicen una investigación sobre presuntos actos ilícitos que hayan causado afectaciones o daños graves al país realizados por los expresidentes de México y, en su caso, se inicie un procedimiento judicial garantizando el debido proceso?”.

Aunque la pregunta es abierta, los que recogen las firmas portan carteles con los rostros de Enrique Peña Nieto (2012-2018), Felipe Calderón (2006-2012) y Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

“La gente demanda justicia por los delitos que han cometido los expresidentes según las investigaciones hechas por actos de corrupción y la guerra contra el narco”, explicó el voluntario.

Como decimos, la idea de una consulta ciudadana es del Presidente de México, López Obrador, quien asumió el poder en 2018 con un férreo discurso contra la corrupción.

No obstante, el mandatario sostiene que quiere evitar la “venganza” contra sus predecesores, por lo que estos solo serán investigados por el actual Gobierno si lo decide el pueblo en una consulta.

El lunes anterior, como sabemos, el presidente invitó a los ciudadanos a organizarse para convocar la consulta antes de que venza el plazo legal el 15 de septiembre. En caso de que no se alcancen las firmas, instó al Congreso a impulsar el referendo y no descartó, como última opción, ser él mismo quien la convoque una vez se agoten las otras vías.

TAMBIÉN MORENA
Por su parte, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido fundado por López Obrador, anunció el sábado que recolectará firmas en las calles, mientras que 15 senadores del partido ya han presentado una iniciativa de consulta en la Cámara Baja, la cual debe ser apoyada por 43 legisladores para prosperar.

EL CASO ODEBRECHT 
En el caso de la oposición mexicana, que no ha sabido ni podido levantar la cabeza desde el triunfo arrollador de AMLO en 2018, se ha hundido todavía más en el descrédito provocado por el tsunami político de la trama Odebrecht, en el que el presidente surfea con comodidad.

La gota que ha colmado el vaso tiene el nombre de Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex extraditado desde España por recibir 10,5 millones de dólares en sobornos de la constructora Odebrecht, que aparece frecuentemente en los medios implicada en tramas de corrupción a los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, así como a la élite de los partidos que se han repartido el poder hasta ahora: el PRI y el PAN.

Un hecho que le ha venido como anillo al dedo a López Obrador, quien ve en la denuncia un documento que aglutina a todos sus rivales políticos y que publicita a diario para dejar sin opciones a la oposición en las elecciones intermedias del próximo año.

“El caso Odebrecht es la puntilla del ciclo político del peñismo, que fueron seis años muy largos de un descrédito total de la clase política”, dijo el martes 25 a la prensa Martha Singer, politóloga de la UNAM.

DESCONTENTO SOCIAL
El descrédito de la oposición frente a un López Obrador, por cierto, que conserva altos índices de popularidad pese a sus polémicas, no comienza en las elecciones de 2018 sino mucho antes.

“La oposición sufrió un revés histórico por múltiples errores que cometieron cuando fueron Gobierno. Había una clase política que no veía el temblor que venía pese al enorme malestar ciudadano por la corrupción y la falta de rendición de cuentas”, opinó Marco Fernández, politólogo del Instituto Tecnológico de Monterrey.

En 2012, Peña Nieto ganó la presidencia presentando un “nuevo PRI”, el partido que había gobernado el país durante siete décadas y que en el 2000 había sido apartado por el PAN bajo el estigma de corrupto y autoritario.

Pero poco duró el espejismo de Peña Nieto, cuyo mandato estuvo manchado por la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el conflicto de interés en la compra de una mansión y los escándalos de corrupción entre gobernadores priistas.

A ello se suma ahora el presunto uso de sobornos por parte de Peña Nieto y su secretario de Hacienda Luis Videgaray para comprar a legisladores del PAN para que aprobaran la reforma energética de 2013.

El PAN, un partido golpeado el año pasado por la detención en Estados Unidos de Genaro García Luna, secretario de Seguridad de Felipe Calderón, quien inició una controvertida guerra militar contra el narcotráfico, por haber colaborado presuntamente con el Cártel de Sinaloa.

Por hoy es todo y mañana será otro día.

¡CONSUMATUM EST!

¿Algo que opinar o denunciar?

Escríbame: ezpa70@yahoo.com.mx

Derechos Reservados © La Capital 2020