Viernes para amar

ENFOQUE / Salomón Beltrán Caballero

2020-09-10

Salomón Beltrán Caballero

El gran anhelo de tu cuerpo, por la vida maltratado,  es poder abandonarse a las bondades de una suave cama que invita al extravío, y en aquel respiro por demás acompasado,  pasar sin tropiezo alguno de una realidad que exige demasiado, a un profundo sueño que te lleve a un nivel tan elevado, que te haga sentir acompañado por tu ángel de la guarda tan amado. 

He ahí que el poeta siempre está despierto, la vigilia y el sueño en él, son hermanos, si despierto vive con toda su energía, dormido está despierto pensando que en la vida de los sueños no hay tristezas, ni alegrías.

 

Poema en sueño

Son mis sueños un encuentro mágico,

con el pasado, el presente y el futuro,

exentos están de tristeza o suceso  trágico,

pues predomina la luz más que lo oscuro.

Y entre la realidad vivida y lo paradójico, 

en mi subconsciente más lúcido procuro,

dejar atrás lo irreal y darle vida a lo lógico,

sin discriminar lo que tanto más censuro.

Y alejado de mi parloteo, un tanto retórico,

en aquel lugar de paz, el amor no  apresuro,

cantándote suave, alegre, un tanto folclórico,

hasta estremecerte, cuando al oído te susurro.

 Ante tal encuentro me mantengo estoico,

esperanzado que el amor suavice  el corazón maduro,

 entre despierto, apasionado, y casi heroico,

 vencer quiero los años, que me han tratado duro.

enfoque_sbc@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2020