Congreso de Perú destituye al presidente por corrupto

DIMENSIÓN POLÍTICA / Ezequiel Parra Altamirano

2020-11-11

Ezequiel Parra Altamirano
  • Martín Vizcarra llevará para siempre esa fea etiqueta
  • Junto a Donald Trump, ejemplo de lo que no debe ser
  • Uno tiene problemas mentales y otro uñas muy largas
  • Nuevo Presidente: Congresista y empresario ganadero
  • Naturalmente hubo protestas, pero pronto se aplacaron

 

TEPIC, NAYARIT.- LOS ÚLTIMOS días han sido sumamente aleccionadores en materia política para muchos de quienes aspiran a conocer sus vericuetos que, en verdad, son harto difíciles, por eso hay quienes equiparan a esa suprema actividad de servicio público con el arte por excelencia del ser humano.

Ya lo decíamos ayer cuando aludíamos al problema mental que padece el aún presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que de acuerdo con el libro escrito por su sobrina Mary Trump, doctora en psicología, sus problemas propios del “Narciso” le han impedido al magnate metido a político reconocer la tremenda derrota electoral que le recetó su contrincante Joe Biden, del Partido Demócrata, por lo que con o sin problemas mentales necesariamente tendrá que desalojar la Casa Blanca para que en el mes de enero se instale cómodamente el nuevo Presidente.

 

EJEMPLO PERUANO

Pero si queremos aprender algo los mexicanos que tanto hemos padecido la corrupción de nuestros gobernantes, tendremos que voltear los ojos a nuestro país hermano el Perú, cuyo Congreso acaba de quitarlo del poder, precisamente al ser encontrado culpable de corrupción.  De conformidad con lo que allá ha sucedido, el pleno del Parlamento declaró la “permanente incapacidad moral” del mandatario en el juicio político abierto contra él, que se produce cinco meses antes de las elecciones generales en el país.

La llamada “moción de vacancia” salió adelante con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, superando el número de apoyos exigidos por la Constitución (87 de 130 diputados).

La iniciativa fue impulsada por las acusaciones de corrupción contra el presidente por supuestos hechos acontecidos en su etapa como gobernador de la región sureña de Moquegua (2011-2014).

Vizcarra defendió su inocencia antes y después de la votación en el Congreso, asegurando que “no existe prueba de flagrancia de un delito”, pero mientras son peras o manzanas, el hombre ha pasado a formar parte de la historia y desde su casa ha visto cómo su reemplazo ha jurado la Constitución para cubrir un interinato en tanto se llevan a cabo las elecciones y surge un Presidente debidamente apoyado por los electores. 

 

DOS PEDIDOS DE VACANCIA

Ahora los peruanos han visto cómo Martín Vizcarra llegó a la presidencia de Perú luego de que su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), enfrentara dos pedidos de vacancia (destitución) y renunciara ante la inminencia de que se concretara la segunda.

Ese mismo destino se acaba de consumar para Vizcarra, quien deja el poder luego de no superar un segundo pedido de vacancia en su contra y ha sido reemplazado por el presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama, ya que la vicepresidenta Mercedes Aráoz -quien debía sucederle- renunció en mayo pasado.

Y esto es cierto, después de haber sobrevivido un pedido de vacancia en septiembre, el lunes 9 de noviembre por la noche el Congreso peruano aprobó la destitución de Vizcarra que, como decimos, fue destituido mediante 105 votos a favor (de un total de 130), de los que solamente se necesitaban 87 para mandarlo a casita.

La medida se tomó por la iniciativa de un grupo de parlamentarios luego de que unos aspirantes a “colaboradores eficaces” con la Fiscalía peruana en el caso conocido como el “club de la construcción” lo acusaran de recibir sobornos mientras era presidente regional de Moquegua (sur) entre 2011 y 2014.

Vizcarra niega las acusaciones en su contra y la mañana del lunes fue al Congreso a ejercer su defensa para evitar la destitución.

La destitución de Martín Vizcarra en Perú ha logrado mantener la democracia en el país como una sorpresa, de traspiés en traspiés”, como dicen allá.

Curándose en salud, Vizcarra declaró al saber de su destitución: “Salgo del palacio de gobierno con la frente en alto”, pero la etiqueta de gobernante corrupto lo seguirá a donde quiera que vaya.

 

EMPRESARIO GANADERO

Como es natural, los seguidores de Vizcarra protestaron en Lima por su destitución, pero lo cierto es que sus argumentos no convencieron a los congresistas y debió dejar la jefatura del Estado que ahora asume Manuel Merino de Lama.

Pero, ¿quién es este político que dirigirá el destino del país en plena crisis económica y sanitaria causada por la pandemia de Covid-19?

Apenas se aprobó la vacancia de Vizcarra, Merino programó su toma de mando para la tarde del martes.

En entrevista con el programa peruano América Noticias, Merino aseguró que mantendría la convocatoria a elecciones presidenciales y parlamentarias ya programadas para abril de 2021. El traspaso del mando se debe dar en julio de ese mismo año.

Merino pidió “tranquilidad a todos los peruanos y fundamentalmente a los medios de comunicación”.

Nacido en Tumbes, en el norte de Perú, Manuel Merino es un empresario de 59 años que inició estudios de Agronomía y se vinculó al sector agrícola y ganadero de su región, actividad que realiza paralelamente a la política.

¿Qué es el “Club de la construcción”, el escándalo de presunta corrupción que le costó la presidencia de Perú a Martín Vizcarra?

 

MILITANTE DEL PARTIDO 

ACCIÓN POPULAR DEL PERÚ 

El nuevo Presidente pertenece al centrista partido Acción Popular (AP) desde 1979, uno de los más antiguos del país y que ha ocupado la presidencia de Perú dos veces, de 1963 a 1968 y de 1980 a 1985, con Fernando Belaúnde Terry.

En 2001, Merino fue elegido congresista de AP por primera vez en representación de Tumbes, en un período legislativo que cumplió hasta 2006 en el que se destacó como presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor.

Regresa en 2011 como parlamentario de AP, esta vez como parte de la Alianza Electoral Perú Posible (partido del expresidente Alejandro Toledo) y asume el cargo de vicepresidente del Congreso hasta 2012.

Luego preside la Comisión de Vivienda en 2012 y 2013 y ocupa la vicepresidencia del Parlamento Amazónico entre 2011 y 2013.

Merino vuelve a ser electo cuando se instalaron los nuevos parlamentarios que reemplazaron a aquellos que habían sido disueltos por Vizcarra en septiembre de 2019 y fue nombrado presidente de esta cámara legislativa el 16 de marzo de 2020, el mismo día que se decretó la emergencia nacional por la pandemia de Covid-19.

Al asumir el cargo, declaró que el Congreso debía “recuperar y fortalecer la confianza ciudadana”, según la agencia EFE, y que lo legisladores tenían que “dar el ejemplo y tener una actitud responsable, transparente y eficaz”.

 

CUESTIONAMIENTOS

Pero desde un principio se mantuvo la crisis política generada por el enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo y Merino fue uno de los principales impulsores del primer intento de destituir a Vizcarra.

En septiembre, Merino fue cuestionado por contactar a las Fuerzas Armadas del país antes de que el Congreso tramitara la primera moción de vacancia contra el entonces presidente.

La solicitud se presentó a causa del caso “Richard Swing”. La historia estalló cuando el Congreso difundió unos audios en los que se oía a Vizcarra y su círculo más cercano presuntamente conspirando para ocultar la supuesta participación del exgobernante en la contratación irregular del cantante Richard Swing en el Ministerio de Cultura.

El portal de periodismo de investigación IDL-Reporteros reveló que antes de presentar la moción de vacancia, un auxiliar de Merino había llamado al jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., el general César Astudillo, y al comandante general de la Marina, el almirante Fernando Cerdán.

A este último, Merino le informó de la posibilidad de que el Congreso destituyera a Vizcarra y le dijo, según IDL-Reporteros, que esperaba que el proceso pudiera “llevarse a cabo con normalidad”.

Tal como así ocurrió.

Por hoy es todo y mañana será otro día. 

¡CONSUMATUM EST! 

¿Alguna opinión? Escríbame:

ezpa70@yahoo.com.mx

Derechos Reservados © La Capital 2020