En Morena “se dejaron venir”

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2021-01-06

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con la novedad de que en Morena y coalición “se dejaron venir” por las diputaciones federales.

No se sabe con precisión cuántas personas de ambos sexos se apuntaron en pos de las candidaturas, pero deben ser muchas. Los que ya están van por la reelección, mas los que quieren llegar.

Tamaulipas fue incluido como parte de la Segunda Circunscripción, cuyo coordinador es nada menos que el senador Ricardo Monreal Avila, el mismo de 2018.

En el resto del mes los jefes decidirán quién reúne los requisitos y, si hay más de un interesado, decidirán por encuestas y según el acuerdo de coalición con el PT y Verde Ecologista.

Como dato, a la encuesta no pueden ir más de cuatro competidores.

Para que no haya insinuación de que se “venden” candidaturas, ahora no hay delegado del CEN y los registros se dieron en oficinas de la Ciudad de México.

Por Victoria acudió Nora Hilda de los Reyes “atendiendo a la convocatoria que en el V distrito es mujer”, como lo publicó. Ya fue candidata a diputada por el distrito 14 local.

Y está en lo cierto, el quinto fue reservado para las damas.

Sin embargo algo debe saber Felipe Garza Narváez, respecto a un posible “ajuste de espacios”, dado que acudió a la Ciudad de los Palacios y también presentó papeles. Puede ir en la lista plurinominal, para no hacer campaña y acceder por la vía rápida.

Uno más por Victoria es Osvaldo Dosal Cabrera, “la sangre nueva en la política local”, como se define.

Acudió Erasmo González Robledo, séptimo Madero, hoy uno de los mejor posicionados entre el electorado y con amplias probabilidades de ratificar. Quiere jugarla en el 2022 por la gubernatura.

Los de mayoría todos –alianza- pidieron ser incluidos, con opción de si reciben alguna invitación para alcaldes.

Aquellos que fueron postulados por el extinto PES, pueden recibir apoyo del mismo Morena, o el Partido del Trabajo, como parte de la coalición.

Si la cámara federal se compone de 500 representantes por las dos vías –mayoría y minoría-, 450 firmaron carta de reelección continua. No necesitan pedir licencia; seguirán cobrando sus dietas.

Los restantes 48 pudieran estar enfermos (enfermas) o de plano quieren retirarse a vivir de la pensión o de los programas sociales.

De los 252 diputados de la bancada de Morena, 232 pidieron continuar, incluyendo los de Tamaulipas. De los azules, 64 de un total de 77 que constituyen su grupo.

Si seguimos con otras solicitudes, Juan Diego Guajardo Anzaldúa difundió haber acudido al llamado del partido guinda, sin importar la militancia. El 30 por ciento de los candidatos serán externos.

Por al sexto se registraron Tomás Sánchez Lara y Omar Salomón González, “esperando se respete la militancia partidista” (intuyen que quieren quitarles espacios elementos como Javier Villarreal Terán, de origen priísta).

Aparte de Adriana Lozano Rodríguez, que va por Matamoros, presentó papeles Raúl García Salazar, con filiación partidista, fuera de si ese distrito fue reservado para las mujeres.

En su oportunidad los órganos internos darán a conocer las docenas de aspirantes que presentaron cartas.

Y aquellos partidos que no van a ganar un solo distrito, son los que ya tienen listos a sus precandidatos. Es el caso del PRD en Tamaulipas.

Según sus datos, son aspirantes únicos con candidatura asegurada: Adarely Garza Villalpando, noveno distrito, Reynosa; Jhanay Sherezade Segura de Lira, de Tampico, y Alexis Ramos Mar, por Reynosa segundo.

Desconocidos en el medio político y social. Algunos empleados del gobierno del Estado y ayuntamientos.

Por Nuevo Laredo: Martín Alvarado García, Nicolás García Aguilar y Edgardo Gasca Pérez; Victoria: María del Carmen García Torres, Teresa de Jesús Gómez Rodríguez y Ramsey Leal Zapata.

En Tamaulipas los perredistas van solos. El PAN –esquina del poder- no los quiso. Son un lastre para cualquier partido rentable.

Tema parte, sin salirnos del medio, el CDE panista está en juicio para quitarse las multas que le impuso el INE por gastar en cuestiones que presuntamente no tienen objeto partidista, según la auditoría realizada al financiamiento del 2019 y hasta de más atrás.

Entre los gastos se encuentra la compra de 30 sillas ejecutivas de piel para los dirigentes del organismo en oficinas, por la suma de 72 mil pesillos (presidencia de Kiko Elizondo) ¿quiere el INE que se sienten en el suelo?.

Hay otro concepto por 412 mil varos, también que “carecen de objeto”, que se gastaron en el festejo del 80 aniversario del partido.

En el paquete va la defensa de justificación de un gasto por gasto 956 mil pesos, que costó  la carrera atlética de ese año, que se empezaba a institucionalizar en fomento del ejercicio.

De la organización en si fueron 792 mil, aparte el polvo Holi color azul por 56 mil y los premios a los corredores por 36 mil pesos ¿hay que regresarlos?. Los partidos todos deberían destinar presupuesto a fomentar el deporte ¿no cree usted?.

Igual con problemas para quitarse la sanción por comprar 250 tabletas al precio de 549 mil pesos que fueron enviadas para funciones administrativas a comités municipales y delegaciones, y libretas y bolsas para mujeres por 189 mil, entregadas en cursos de capacitación para el sector femenil en el año 2018.

Derechos Reservados © La Capital 2021