Mario López hace historia

PASADO MERIDIANO / Gricelda Guerra Romero

2021-06-07

Gricelda Guerra Romero

Y se cumplió lo vaticinado por las encuestas en Matamoros, en las que daban un contundente triunfo al abanderado de Morena a la alcaldía Mario López Hernández, quien logro hasta la tarde de este lunes superar los cien mil votos, números nunca antes vistos en historia. 

Mientras que el PAN lograba sumar los 47 mil votos, el PRI apenas 11 mil sufragios, según números dados en el IETAM. 

Pese a los intentos por parte del gobierno del estado por tratar de evitar de que la ciudadanía saliera a emitir su voto, a través de la implementación de operativos de decomiso contra autos chocolates, acción más enfocada en los denominados taxis “piratas”, pero contra la voluntad del pueblo nadie puede, y así quedo demostrado este domingo 6 de junio, donde el gobierno de Cabeza de Vaca fue el gran perdedor. 

En recorridos desde el arranque del proceso electoral se pudo apreciar los problemas y confrontaciones que tuvieron cumplidos ciudadanos, que en algunos casos llegaron desde las 7 y media de la mañana para ser de los primeros en emitir su voto, pero se encontraron con la “novedad” de que parte de los funcionarios de las casillas, pues brillaron por su ausencia, lo que obligó al retraso en su apertura, en lo que se conseguían los reemplazos. 

Formándose largas filas de ciudadanos, muchos de ellos adultos mayores que eran auxiliados por otras familias, con muletas o en sillas de ruedas, pero con una gran voluntad por emitir su sufragio, que se vieron obligados a hacer una larga espera de hasta 2 y 3 horas para poder emitir su voto, situación que “casualmente” se repitió en la mayoría de las casillas, situación nunca antes vista, siendo pocos los que optaron por retirarse, para volver más tarde. 

Finalmente, tras superar este escollo comenzaron las elecciones con una gran participación ciudadana, que optaría por darle la oportunidad al continuismo de Morena en el poder en Matamoros, mientras se presentaban incidentes menores, como aquel ciudadano que acudió a la casilla con despensa en mano, ante medios de comunicación declarara que él no se vende por una despensa y por ese motivo fue y se las boto en plena casilla, ante la mirada atónita de los funcionarios  de casillas y representantes del INE. 

Resultando ganadores Mario López como candidato a la alcaldía de Matamoros, Alberto Granados como candidato a la diputación local por el distrito X, la polémica Leticia Sánchez Guillermo candidata a la diputación local por el distrito XI e Isidro Vargas candidato a la diputación local por el distrito XII. 

Con lo que Mario López está haciendo historia, no solo al ser el primer alcalde en lograr la reelección, sino por lograr la votación más alta que haya tenido un candidato en Matamoros, logrando un mayor margen con su más cercano contendiente y una votación con más margen porcentual en todo el estado, casi nada.  

Al ser abordado por los medios este lunes por la mañana, Mario López afirma saber del enorme compromiso que tiene con los matamorenses, que le depositaron su confianza al reelegirlo por tres años más, para lo que asegura ya tiene la lista de proyectos que habrá de desarrollar en ese periodo, que vendrán a contribuir al desarrollo de la ciudad. 

Por cierto en el caso de la polémica Leticia Sánchez, cuentan las malas lenguas que más bien la mujer le estaría “tirando” a perder la elección, de ahí el porqué del “numerito” que protagonizo durante la visita de Mario Delgado dirigente nacional del Morena, y que pese a no haber hecho campaña, pues el trabajo hecho a nivel nacional y local, pues termino siendo arrastrada por la ola guinda, por lo que ahora deberá darle la cara a los matamorenses y a sus compañeros de partido en el Congreso del Estado, por lo que no será nada fácil para la conflictiva mujer. 

Mientras que Isidro Vargas, cuando las encuestas lo ubicaban en el tercer lugar, este no bajo la guardia y contra todo pronóstico logro alzarse con el triunfo, para sorpresa de sus contendientes. 

Con lo que tendría Morena 16 diputaciones locales, mientras que 6 serían para el PAN. 

En cuanto a Reynosa con Carlos Ortiz, Nuevo Laredo con Carmen Lilia Canturosas, Ciudad Victoria con Eduardo Gattas y Altamira cambian de color mientras que Ciudad Madero lograba retener el municipio con Adrián Oseguera, no cabe dudas que son dolorosas derrotas para el primer panista del estado. 

Total, son los tamaulipecos los que salieron ganando al demostrar que no hay poder humano, ni recursos económico que pueda contra la voluntad del pueblo.

Derechos Reservados © La Capital 2021