Hace un mes que se nos fue Don Luis Reyes Brambila

DIMENSIÓN POLÍTICA / Ezequiel Parra Altamirano

2021-06-08

Ezequiel Parra Altamirano

 

  •  Fue un hombre visionario, inteligente, filántropo, etc.
  •  Fundó el Grupo Editorial Vallarta Opina hace 43 años
  •  Mago de las relaciones públicas, hizo  grandes amigos
  •  Organizó homenaje el fundador de Bahía de Banderas 
  •  José María Muriá y otros ponderan su personalidad 

 

TEPIC, NAYARIT.- HACE YA UN MES que falleció el fundador del Grupo Editorial Vallarta Opina –que entre otros edita este periódico Nayarit Opina--, Don Luis Reyes Brambila.

Como se ha dicho en todos los foros, fue un hombre cuya inteligencia y don de gentes lo llevaron a convertirse en uno de los personajes más queridos tanto en Jalisco y Nayarit, especialmente en la región que comparten los municipios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas.

Pues lo mismo dirigía sus periódicos y negociaba la venta de espacios publicitarios a cambio de efectivo o en especie, según fuera el caso, razón por la cual algunos amigos cercanos le dieron en llamar “El rey del intercambio”, sobre todo en los últimos años en que las redes sociales han empujado fuerte y por la frescura de la información han representado dura competencia para los medios -sobre todo los impresos-, lo que daba cuenta de la forma de ser de un periodista pragmático y visionario que a la par de su condición de periodista se consolidó como un promotor de la cultura pues los más célebres conferenciantes del país respondieron positivamente a sus invitaciones para acudir a Puerto Vallarta, entre ellos Carmen Aristegui, Carlos Loret de Mola, Jorge G. Castañeda, incluso el actual Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez y otros personajes emblemáticos más.

 

HOMENAJE AL LIC. CELSO

HUMBERTO DELGADO RAMÍREZ

Ha sido tanta la policromía de sus relaciones públicas que Don Luis Reyes Brambila, amigo cercano del exgobernador de Nayarit, Celso H. Delgado y de su señora esposa, María Eugenia Espriú de Delgado, en su calidad de presidente del Grupo Editorial Vallarta Opina organizó un homenaje de reconocimiento para el ex mandatario estatal por la visión política y social que tuvo en los años 1988-1989 para auspiciar la emancipación política de lo que hoy es Bahía de Banderas respecto del municipio de Compostela, lo que ha traído inmensos beneficios económicos a la población de ambos municipios, incluso con predicciones tan alentadoras como históricas pues de acuerdo con un estudio profesional que se hizo, para el año de 2050 Bahía de Banderas contará con más de un millón de habitantes, convirtiéndose así en uno de los diez municipios más importantes del país.

A dicho homenaje acudieron los empresarios organizados tanto de Puerto Vallarta como de Bahía de Banderas, así como los desarrolladores turísticos de la región, entre ellos Don Alfonso Rizzuto, el poderoso inversionista propietario del Grupo de Hoteles Marival, que fue de los primeros en instalarse en Nuevo Vallarta y muchos otros más, lo que generó sentimientos de profunda solidaridad y gratitud entre el llamado fundador del Municipio Número 20 de Nayarit, Celso H. Delgado y los principales protagonistas de la región.

 

HOMBRE DE GRAN VISIÓN 

Don Luis Reyes Brambila pasó a convertirse, decimos, en un personaje de Puerto Vallarta que lo mismo tenía amigos boleros, taxistas, meseros y demás, que políticos y gobernantes pues su vocación tanto por la filantropía como por las relaciones públicas lo llevaron a impulsar la educación de centenares de jóvenes tras ser designado presidente de una asociación de apoyo a muchachos estudiosos pero de familias humildes y vulnerables, o bien como presidente del Patronato de la Delegación Municipal de la Cruz Roja Mexicana o del Patronato en apoyo a la Universidad de la Costa, en fin, faceta múltiple de un hombre que nació para impulsar decididamente a la Bahía de Banderas, de quien inclusive quedó un busto en su honor develado hace unos seis o siete años en la Zona Romántica de Puerto Vallarta, ocurrido durante una noche memorable en la que concurrieron los empresarios y demás desarrolladores turísticos de la región, así como sus más cercanos amigos tanto del puerto como de la capital de Jalisco, Guadalajara, o Tepic, la capital nayarita y de los municipios vecinos como Bahía de Banderas, Tomatlán, Compostela, etcétera.

 

LAS ENTREVISTAS

Por cierto, derivado de la amistad con que por más de 20 años nos distinguió Don Luis, fuimos de los muchos amigos que acudimos a su velorio celebrado en uno de los salones más amplios del Hotel Krystal Vallarta, lugar donde tras de dar el sentido pésame a sus cuatro hijas y demás familiares, pudimos entrevistar a varios de sus más cercanos amigos, entre ellos el laureado escritor-historiador José María Muriá, quien fuera uno de los más estimados del más célebre periodista de Puerto Vallarta, y esta es la entrevista:    

 

JOSÉ MARÍA MURIÁ

¿Qué representa para usted, para Vallarta y para Jalisco en general la ausencia física de don Luis Reyes Brambila? –preguntamos al celebérrimo intelectual y respondió:

“Para mi representa la pérdida de un hermano, no es una palabra demagoga la uso con plena conciencia, por coincidencia de ideas de expectativas, aunque algunas discrepancias también hubo como debe de ser. Hay más de 50 años de amistad estaba yo contando cuando nos anunció a una bola de vagos que nos juntábamos en el café Madoka todos los días a las 11 a tomar café y hablar mal de la gente, supuestamente hablando de cultura, la cultura de chismes, y un día nos anunció que se venía, ya le teníamos un cierto respeto como periodista porque ya estaba colaborando en El Occidental (de Guadalajara) y claro, en una época tenía un periódico estudiantil que se llamaba El Bachiller y el apodo de Luis era ‘Bachiller’, yo me fui luego a vivir a México y pasaron unos 10 años. Todos los años 80 que no nos vimos y cuando regreso a Jalisco y lo veo aquí en Vallarta, cuando me lo volví a encontrar le dije ‘¿Quiubo bachiller?’, cuando él decidió venirse a Vallarta con ese entusiasmo y solidaridad que se dan en esos momentos, le dijimos que estaba loco, que iba a perder el tiempo y que en tres meses estará de regreso, pero en tres meses se convirtió en 43 años de periódico y de buen periódico, no es tan fácil hacer un buen periódico en Vallarta; ahora sí pero cuando él empezó no, no había recursos importantes.”

 

HISTORIADOR

 

¿En la actualidad que posición ocupa usted? 

“Sigo trabajando como historiador. No tengo ningún cargo, me acaban de dar una recompensa para mi muy importante de la que Luis ya no se enteró, pero hubiera armado un borlote, me dieron un nombramiento que lo vieron dos en Jalisco. Cada tres o cuatro años en el Sistema Nacional de Investigadores se elige a unos cuantos a quienes llaman ‘eméritos’, ahora en este año a dos de Jalisco nos tocó.”

-Sabido es que usted ha incursionado dictando conferencias, incluso en Nayarit…

“Mucho. De hecho en Nayarit no he tenido muchos ejercicios en este sentido, sin embargo me hizo un homenaje la Universidad Autónoma de Nayarit, no únicamente a mí solo sino a varias personas.” 

José María Muriá agrega con su espontánea sonrisa y simpatía propia de un intelectual de altos vuelos:

“Le voy a contar una historia: un día veníamos en coche Luis Reyes Brambila  y yo, no recuerdo de donde veníamos creo que nos habíamos encontrado en Tepic y me dio un aventón hasta Puerto Vallarta. Así que veníamos en carretera y repentinamente me preguntó, ‘a qué diablos fuiste a Tepic’ y le comenté a lo que había ido. Luego él me contó que había decidido hacer un periódico en Nayarit, y me salió del alma decirle ‘hay Luis, no le vayas a poner Nayarit Opina’, pero luego él me contesta ‘¿por qué no?’. Él venía manejando y le digo, ‘maestro, te van alburear’, entonces me dice: ‘tienes razón, no lo había pensado’, y bueno, apenas estaba la idea pero ya entonces y a partir de ahí, efectivamente, su nuevo diario se llamó ‘Nayarit Opina’”.

Por hoy es todo y mañana será otro día.

¡CONSUMATUM EST! 

¿Alguna opinión? Escríbame:

ezpa70@yahoo.com.mx

Derechos Reservados © La Capital 2021