Se busca candidato a gobernador

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2021-06-10

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Nadie en su juicio duda que la siguiente gubernatura será ganada por Morena. Cualquiera que sea el candidato, acabará con los colores azules de Palacio y Casa de Gobierno.

Y otra vez a repintar el equipamiento urbano, oficinas públicas, las miles de escuelas que lucen los emblemas panistas, y vehículos.

Ojalá y los que vienen, o los diputados guindas que entran en septiembre, decreten ya, aprueben la iniciativa que ellos mismos presentaron para evitar que cada gobierno manche los bienes públicos como si fueran propiedad de un partido.

Tamaulipas no puede quedarse para siempre con edificios e instalaciones tiznadas de azul y blanco, o de algún otro partido. Ya decidirán cuál es el más cómodo para la vista humana.

Quedó confirmado que la tintura no genera más votos. No por pintar guinda el edificio de la alcaldía de Guémez, repetirá Morena.

Pero el tema no es ese, sino las dificultades que tendrá el Acción Nacional para conseguir un candidato a Gobernador, sabiendo que va directo a la derrota.

Aparte, se habla recio y quedito que jefe entregó la “plaza” Tamaulipas –algo que hay que dudar- a los operadores de la 4T para salvar el pellejo propio y de la familia, en los asuntos judiciales que avanzan.

En Palacio de Gobierno buscan culpables del desastre en lugar de reorganizarse para la lucha que viene, de convencer a alguien que pudiera portar con orgullo las siglas ahora manchadas, pero sobre todo, “crear” de urgencia una figura que arrastre votos.

Muy difícil esto último porque los guías, auténticos líderes salidos de las bases, no se forman de la noche a la mañana y menos por encargo y fajos de billetes.

Se les acabó el tiempo y, a estas alturas, se habla ya de las traiciones, una condición humana reflejada cada fin de sexenio y cuando el barco político está por hundirse.

En ese mar de lágrimas y busca de quien la pague, por lo menos hay un tipo optimista, Don “Cachorro” Cantú Galván, el velador del PAN, perfilado desde ahora para dirigir la “minibancada” azul en el Congreso del Estado.

Es tanto su optimismo que asegura que ganaron la elección, que les fue muy bien en las votaciones del seis de junio, y se atrevió a decir a los periodistas que conservarán la gubernatura en el 2022.

Quien sabe si con su actividad de garañón, le quede tiempo de revisar resultados electorales y meterle “sesera”. A lo mejor sigue aturdido por el “descontón” que les dieron, tan fuerte que no alcanza a ubicar “qué día es hoy” y cómo quedaron las actas de escrutinio.

Veamos por qué decimos que es urgente hacer la invitación pública para encontrar candidato a Gobernador.

A más tardar –como dice la Ley-, para el 17 de diciembre los partidos deben decidir el método (“dedazo”) para seleccionar a sus candidatos y comunicarlo al IETAM, lo mismo que la fecha para la expedición de la convocatoria interna.

Oficialmente las precampañas se desarrollan entre el 20 de enero y el 28 de febrero del año de la elección, en este caso 2022.

Pero como ningún partido hace precampañas y menos el PAN, donde solo hay un candidato y los militantes deben votar por él, desde mediados de diciembre tendrán listo a su “gallo”. El gran problema ¿quién le va a entrar?.

Problema para Francisco si es que todavía está en el ejercicio del poder (tenemos la sospecha que no).

Como jefe no dejó crecer a  nadie que no fuera su hermano Ismael. Ya lo tenía “listo” para la sucesión pero le fallaron los planes. No contaba con los problemas judiciales.

Ismael arrancó precampaña en septiembre del 2020 en la zona sur, utilizando una jornada múltiple de servicios, a la que denominó “cabezamóbil”.  Cuando se vino el asunto del desafuero y la orden de aprehensión, “tumbó” todo del ciberespacio.

Los demás del grupo cabecista pararon la intención de posicionarse, como Gerardo Peña Flores, quien había anticipado que, como diputado y líder del Congreso, haría un ejercicio itinerante (evidente que para proyectarse).

¿Quién de los colaboradores puede “atorarle” sabiendo que va a perder? Tendría que ser una orden con todos los gastos pagados.

Los panistas que a partir del 2016 fueron hechos a un lado, como Carlos Canturosas, Leticia Salazar y hasta Maki Ortiz, ya van en el tren morenista.

Dos días después de las elecciones, los asesores deben estar arrepentidos de no modificar la Ley Electoral para hacer una administración de dos años y no de seis. Pensaban disfrutar un sexenio más, como lo pretendió en su tiempo Egidio Torre al no homologar las elecciones de gobernador con las federales.

En dos años –las derrotas no son para siempre- tendrían tiempo de reorganizarse para dar la pelea en 2024, al mismo tiempo que la presidencial ¿no cree usted amable lector?.

Y abusando de la confianza ¿quien cree usted que acepte ser candidato en diciembre?. No Don Truco, el único político que tiene el grupo, ni Gerardo Peña Flores, el otro rescatable que para entonces será diputado federal.

¿Mujeres? Ni modo que convenza a Cecilia del Alto, la jefa de Obras Públicas. Los demás del gabinete son forasteros.

¿Acaldes? Al Arabe Nader, de Tampico, lo conocen hasta el barquito y no  más al norte. Su popularidad no llega ni al Puente Roto.

¿Otra vez Julián Sacramento? Es bueno para vender candidaturas.

Derechos Reservados © La Capital 2021