En Morena Tamaulipas no hay “tapados”

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2021-07-15

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A diferencia del establo azul, donde esperan “línea” del jefe político, en Morena Tamaulipas no hay “tapado” para la sucesión gubernamental. Las cartas de cada quien están sobre la mesa.

De que ganarán la siguiente gubernatura, prácticamente es un hecho. Cuestión de protocolo y tiempos legales.

Así lo dice la percepción ciudadana, apoyada ahora por los resultados del seis de junio y recientes sondeos de opinión, que le conceden al guinda una ventaja de dos a uno sobre sus contrincantes más cercanos, los panistas.

Los azules hicieron un mal gobierno, tan pésimo que en menos de cuatro años se ganaron el repudio popular.

Cuando las tendencias de intención del voto se fijan con mucha antelación a las elecciones, es natural que grupos y actores le apuesten y se formen en las filas del favorito, con no pocas deserciones del bando contrario.

No hay “tapados” como decía AMLO, porque sus rostros están a la vista y cada vez más levantan la mano por entrar a la carrera interna.

Precisamente el jueves, en Reynosa, un simpatizante de esta tierra, Alejandro Rojas Díaz Durán, anunció –“porque llevo en mi sangre y en mi corazón a Tamaulipas”-, que iniciará una cruzada para escuchar a la gente y exponer sus propuestas.

Sin embargo militantes del propio partido le recomendaron formarse en la “fila”. Hay otros, auténticos hijos de esta tierra, que a base de “talacha” han alcanzado la simpatía popular.

No de la nada, una encuesta de la empresa TResearch levantada en la primera semana de junio, favorece con el 31.0 por ciento al senador Américo Villarreal, frente a 16.1 de Maki Ortiz Domínguez, presidenta de Reynosa, quien proviene del PAN pero se peleó con los “vientos del cambio”.

Más atrás quedaron José Ramón Gómez Leal, Erasmo González  Robledo, Héctor Martín Garza y Rodolfo González Valderrama.

En política siempre hay razones por las que se está en el ánimo del electorado. El respetable tiene “memoria de elefante”, como se dice para reiterar que no olvida.

Sigamos con el análisis.

A mediados abril del 2020, fue el cardiólogo Villarreal el que encabezó, con recursos de amparo, la lucha de legisladores y líderes sociales para “tumbar” la autorización de un préstamo por 4,600 millones de pesos, que un dócil Congreso del Estado le autorizó al Gobernador Francisco Javier García, que para “hacer frente a la pandemia”. 

Los panistas querían hipotecar a Tamaulipas más allá del año 2040. Se les cayó el teatro.

Indudable que el candidato al gobierno no está definido, pero las medallas de presentación de cada uno están sobre la mesa.

Cuando en abril de ese mismo año la pandemia se generalizó por el territorio estatal, el senador fue de los más presentes con su campaña “De Corazón a Corazón”, que llevó a domicilio paquetes alimenticios a familias vulnerables.

Recordar que la acción generó un disgusto al gobierno estatal panista, que incluso ordenaron decomisar los alimentos y vehículos en que eran transportados, en el municipio de Matamoros, en un intento de intimidación que al final no les dio resultados.

Sin hacer caso al incidente, en seguida Américo recorrió los hospitales para donar al personal, primera línea de batalla contra el virus, equipos de protección como cubrebocas, gel, overoles e insumos médicos básicos. 

AVA es el presidente de la Comisión de Salud del Senado y, como tal, fue partícipe activo en la planeación y estructuración del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), en donde desafortunadamente no entró Tamaulipas por desacierto del gobierno cabecista.

El 2018 marcó otra gestión americanista para que llegara al estado el programa “Sembrando Vida”, que estaba planeado establecer en territorio hasta el 2023. Se adelantó.

Por igual, la gestión permitió incorporar a Valle Hermoso –que no es frontera-, como Zona Libre para recibir beneficios fiscales como tal, aumento al salario y menor costo de la energía eléctrica.

De que en Morena hay “fila”, la hay. Adelante están aquellos que hicieron la gestión, como Villarreal desde el mismo Senado al promover puntos de acuerdo e iniciativas de Ley a favor de los paisanos.

Remontando a la política-política, el cardiólogo fue enviado a foguearse como delegado de Morena a Sinaloa, donde sacó adelante la candidatura de Rubén Rocha Moya y regresó con medallas sobre el pecho.

En lo tocante al desafuero del Gobernador García, mantiene la postura al lado de los grupos parlamentarios de Morena en la Cámara de Diputados y en el Senado con Ricardo Monreal Avila. Está de acuerdo en que la Suprema Corte debe resolver pronto la controversia constitucional sobre el tema.

Digamos que AVA es el morenista pejista de mayor jerarquía en el Nuevo Santander, y para nadie es un secreto que el Senado ha sido, desde siempre, un “semillero” de Gobernadores.

En 2018 (junto con Lupita Covarrubias) le ganó la senaduría (de mayoría) al hermano menor de los García, Ismael ¿se repetiría la  historia?.

Antes de irnos, el Presidente López Obrador lo dijo muy claro: No se reunirá con el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García, que se lo solicitó, por aquello del “asunto legal” que no es cualquier cosa, el desafuero ¿qué consecuencias puede traer para los paisanos? Ninguno para la colectividad, para el ejecutivo en lo personal quien sabe.

Derechos Reservados © La Capital 2021