Ambicioso vulgar

DESDE ESTA ESQUINA / Melitón Guevara Castillo

2021-07-19

Melitón Guevara Castillo

Se atribuye al senador Ricardo Monreal la expresión de no ser un “vulgar ambicioso”. La expresión credo que vale para todos, porque en la práctica todos somos ambiciosos; por decir, los pobres y la clase media, siempre queremos, deseamos, mejorar en nuestras cosas  de la vida; tener mejor chamba, más sueldo, viajar, tener una casa más grande, entiéndase, para disfrutar mejor la vida. 

La expresión, sin embargo, fue dicha en un contexto político. Y así debemos de tomarla para el caso de Tamaulipas; claro, no olvidemos, que hay dos clases de políticos, aquellos que buscan el poder para servirse, hacer negocios y convertirse en nuevo rico o tener más dinero; otros, los que tienen un vocación de servicio, lo hacen para servir a la gente.

LOS AMBICIOSOS DE TAMAULIPAS.

Y en este contexto vale anotar que Tamaulipas cuenta, vaya pues, con ambiciosos que están dispuestos a sacrificarse por servir. Claro, no sabemos si son vulgares o no, pero ya lo dijeron, ahí están presentes y, como quien dice, ya los conocemos. Si hacemos caso a los destapes, de aquellos que han aceptado que quieren ser gobernadores, la lista es grande… diríamos que la caballada puede estar flaca, pero que no es poca, hay de donde escoger.

En términos reales, por ejemplo, se tiene la percepción de que MORENA va a ganar la elección, sea quien sea el candidato. En este partido la lista es grande, y aun pueden agregarse más: Américo Villarreal Anaya, Rodolfo González Valderrama, Héctor Garza, Erasmo González, Adrián Oseguera (Madero), Mario Alberto López (Matamoros), Carmen Lilia Canturosas (Nuevo Laredo) y como externos se puede anotar a Felipe Garza Narváez y a Maki Ortiz Domínguez.

Se percibe que la contienda será entre MORENA y el PAN. En este último, el líder real del partido, destapo a Cesar Verástegui Ostos, el actual Secretario General de Gobierno; por su parte Jesús Nader, el alcalde Tampico, se anotó por su cuenta, e igual hizo Gerardo Peña Flores, al grado que hasta anuncio una gira de trabajo por diversas ciudades de la entidad. Y como de relleno van los candidatos del PRI, donde Ramiro Ramos Salinas ya levanto la mano; y en el Movimiento Ciudadano, su propietario Dante Delgado, destapo al exalcalde victorense Arturo Diez Gutiérrez.

FGN: LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO.

Américo Villarreal Anaya admite que quiere ser gobernador, que se está preparando, y pide que este proceso no sea para denostar a unos y otros, que no haya fuego amigo, ni divisiones. Por su parte Felipe Garza Narváez afirma que, quienes analizamos, reflexionamos y hacemos cometarios sobre política, estamos equivocados: que seguimos utilizando los mismos métodos, ver la cercanía con quien tiene poder político, es decir, con el Presidente AMLO, que aun creemos en el dedazo.

Está convencido, Felipe Garza, que el pueblo tiene la decisión sobre, primero, las candidaturas y luego son la elección. Durante años quien detentaba el poder ejecutivo federal era el fiel de la balanza; se justificaba la decisión con una “auscultación” a las bases y a las organizaciones partidistas (PRI), ahora se hace una encuesta… que muchos no creen en ella, por eso Ricardo Monreal afirma que estará, en el 2024, en la boleta presidencial en MORENA o en otro partido.

PREPARACION PARA GOBERNAR.

Cuando alguien afirma que “estoy preparado”, se le pregunta ¿para qué? Y en este sentido Felipe Garza Narváez, que va recorriendo la entidad, reuniendo en principio con protagonistas de la prensa, pide que se revise el currículo de quienes desean gobernar a Tamaulipas. Ahí está, afirma, la experiencia y preparación que cada uno tiene, ahí pueden encontrar elementos para afirmar quien, de los mencionados, está preparado para gobernar la entidad.

Quizá por eso Américo Villarreal Anaya, el mejor posicionado según las encuestas difundidas, hace una analogía y afirma que gobernar un organismo social es tener, conseguir, la medicina para curarlo. Que se hace un diagnóstico, como hace el medico con un cuerpo humano, y a partir de ahí se planea, se establece una estrategia, para curarlo, combatir los males de la sociedad… en fin, imagino que otro profesionista, como un ingeniero, un economista, daría una explicación similar.

AMBICIOSO VULGAR.

Por sus hechos los conoceréis, dice la sagrada escritura. Es un buen consejo que se debe seguir en política: a los políticos los conocemos por sus hechos, o por lo que no hacen: unos se la llevan de muertitos, dejan que la corriente se los lleve; otros, no toman decisiones, se acogen a la autoridad burocrática; otros, de plano, no se arriesgan a tomar actitudes y posturas que van en contra del “líder”, hagan de cuenta que son ambiciosos vulgares: no se comprometen con el pueblo. 

Derechos Reservados © La Capital 2021