Vacío de poder en la nueva Villa de Aguayo

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2021-07-19

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Que la nueva Villa de Aguayo está descabezada, sin su presidenta, cuando le faltan alrededor de 70 días de ejercicio administrativo (no constitucional porque no fue electa).

El fin de semana corrió como reguero de pólvora que, Pilar Gómez Leal, va a renunciar a la jefatura de Cabildo que le regaló el Congreso del Estado, porque ya no puede con el “paquete”.

Bueno, colaboradores suyos comentan que le fue a renunciar “al jefe”,  desde días después de tomar posesión y enterarse del desorden económico heredado por Xico González y su gente. Pero el que manda le dijo que no era juego y tenía que tratar de sacar al buey de la barranca.

A casi diez meses de funciones, es evidente que no pudo con la encomienda: La ciudad está abandonada y sin capitán. Se siente un vacío de poder.

Le da por ausentarse de las sesiones de cabildo, cuando se entiende que ahora mismo su principal tarea, incluso por sobre compromisos familiares, es con los victorenses.

Si perdió la elección (que no reelección) del seis de junio, es otro cantar del que los ciudadanos no tienen culpa ¿o sí?.

Por cierto, usted querido lector se dio cuenta que utilizamos la palabra renunciar. No hay error. La Ley dice que los cargos por elección son irrenunciables, pero la hoy presidenta en funciones no fue electa por el pueblo. Por tal motivo sería renuncia.

Desde que llegó al 17 Hidalgo en octubre del año pasado, ha demostrado poco interés por las funciones oficiales. Se va de la ciudad en días y horarios laborales.

A falta de información oficial los rumores corren. La semana anterior se habló de una usencia de varios días para ir a su tierra, Mc Allen, Texas.

Otros comentaron que la intención no es regresar al lado “gringo”, sino trasladarse a Querétaro como colaboradora del Gobernador Mauricio Kuri, cuyo sexenio arranca el uno de octubre.

Bueno, cualquier lugar menos la capital del Nuevo Santander por aquello de ¿con qué cara ver a la gente?.

Algunos ciudadanos nos preguntaban sobre la posibilidad de esa renuncia. La respuesta es que no. No la dejan porque sería un debilitamiento de la administración estatal y su partido azul. Es como aceptar ese vacío de poder.

A golpes y  sombrerazos pero va a terminar la administración que inició el hombre de la guarapeta eterna, Xico González.

Ya sigue el curso de los peores gobiernos locales de las últimas décadas, los más desastrosos que han pasado por la capital, los de Gustavo Cárdenas Gutiérrez y Arturo Díez Gutiérrez (por cierto, ahora hermanados por el partido Movimiento Ciudadano).

La mujer deja una ciudad con pésimos servicios básicos, pestilente por tanta basura acumulada, oscura como boca de lobo por falta de lámparas de alumbrado público, con un peor suministro de agua potable y algo que debería dar pena: Sin panteones para que las familias sepulten a sus muertos con algo de dignidad.

Así como ha dejado de asistir a sesiones de cabildo, saldrá por la puerta de atrás.

Los estados financieros, al 31 de marzo del 2021, hablan de cuentas por pagar a corto plazo por 28 millones de pesos, de ellos 23.5 a proveedores comunes. Son los que no van a poder cobrar bienes y servicios que le fiaron al municipio.

El mes anterior, febrero, el pasivo fue de 38.3 millones.

Cabe señalar que el presupuesto total autorizado para el año fue de mil 23 millones, de los cuales el gobierno sustituto solo debe agarrar nueve meses y dejar tres para el ayuntamiento que viene (en los hechos no dejarán ni un quinto).

Según los mismos estados de cuenta, han estado solicitando préstamos millonarios (se presume que al Gobierno del Estado) para pagar nómina y compromisos esenciales. Al 31 de marzo debían 15 millones de pesos por ese concepto.

Aclarar que el préstamo que en 2010 pidió Arturo Díez Gutiérrez, otro trienio perdido para la capital, se terminó de pagar en diciembre del 2020. Fue a 10 años y, ya con intereses, se liquidaron alrededor de 114 millones.

El análisis nos dice que el gobierno de Gómez no dejará un  quinto en caja y bancos a Eduardo Gattás, con una deuda con gobierno del Estado y hasta con bancos, proveedores y aparte 42 millones de pesos que le reclaman a Comapa y que nunca les va a regresar.

En efecto, el Tesorero Arturo Vela Palacios está dando como un hecho, dentro de los flujos de efectivo, que la Comisión de Agua le va a pagar esa cifra a los que vienen.

Saldrán por la puerta de atrás, así como Gustavo y Teresa Aguilar Gutiérrez, así como Arturo Díez Gutiérrez.

Una encuesta de Massive Caller, al 13 de julio, dice que el ranking de confianza en la presidenta, de parte de los victorenses, anda en un 27.9 por ciento. Ahora entendemos algunas razones por las que perdió en las urnas.

Para darnos una idea de la baja aceptación en la autoridad local, hay que decir que, en Reynosa, la presidenta Maki Ortiz registró el 42.2 por ciento. Por algo dejará como sucesor a su hijo.

Ya solo falta que, en los últimos días de administración, se “pierdan” equipos y vehículos, como se perdieron cuando Gustavo y Tere y Arturo. Y todavía quieren que el respetable los apoye.

Derechos Reservados © La Capital 2021