Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, una revelación

DIMENSIÓN POLÍTICA / Ezequiel Parra Altamirano

2021-07-29

Ezequiel Parra Altamirano

 

  •  Las medallas de los mexicanos, con tesón y pasión
  •  Mientras tanto, veamos la historia de una campeona
  •  Apenas ayer ganó el oro y también sumó otra presea
  •  De origen humilde, ni siquiera tiene una Patria propia
  •  A duras penas su padre le habilitó barras en el corral

 

TEPIC, NAYARIT.- RECONOCEMOS que nos hemos desvelado varios días atendiendo el desarrollo de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, que por la enorme diferencia de horarios y para no perdernos la frescura de los resultados hemos permanecido atentos a varios de los canales del televisor para saber cómo se desempeñas nuestros paisanos frente a los atletas de las diversas naciones del mundo.

Disfrutamos grandemente cuando en el primer día de competencias ganamos el bronce con Alejandra Valencia y Luis Álvarez en Tiro con Arco, que fue la medalla olímpica número 70 en la historia de México. Además, es la tercera presea que se ganó tiro con arco y primera que se obtuvo en el mixto, modalidad que se estrenó en Tokio 2020.

Luego del cuarto día de actividades en Tokio 2020, México sumó su segunda medalla de bronce dentro de los Juegos Olímpicos, con lo que se coloca provisionalmente en la posición 49 del medallero. Como decimos, nuestro país lograba la medalla olímpica número 70 en su historia luego de que el equipo mixto de tiro con arco venció al dueto turco, en una disciplina que es novedad en el programa olímpico.

En tanto la presea de Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez en la plataforma de 10 metros sincronizados, que representó la número 15 en la historia de los clavados mexicanos, se unió a la de Tiro con Arco equipo mixto el sábado anterior.

Para entonces, Japón, Estados Unidos, China y el Comité Olímpico Ruso encabezaban el medallero.

 

VENCIERON A TURQUÍA    

Debemos decir que Valencia y Álvarez dominaron 6-2 al dueto de Turquía, Yasemin Anagoz-Mete Gazoz, para conseguir un lugar en el podio en Yumenoshima Park.

México consiguió así la tercera medalla olímpica después de la plata de Aída Román y el bronce de Mariana Avitia en Londres-2012, ambas en la prueba individual.

Mientras que Agúndez y Orozco lograron la medalla de bronce en el salto sincronizado plataforma de 10 metros detrás de las parejas de China y EE.UU., que ganaron la medalla de oro y plata respectivamente.

La pareja mexicana logró subirse al podio en Tokio después de alcanzar un total de 299.70 puntos para superar a otras favoritas como eran el equipo de Canadá y Japón.

Orozco ya se había destacado en esta disciplina en los JJ.OO. de Londres 2012 donde había conseguido la medalla de plata junto a Paola Espinosa.

 

UNA PRUEBA NOVEDOSA

En Rio 2016 el balance mexicano fue de cinco metales (tres platas, dos bronces). El último oro olímpico para el país fue el conseguido por la selección masculina de fútbol en Londres 2012.

Valencia, sargento del Ejército mexicano de 26 años, llegó a Tokio como una de las esperanzas de medalla de nuestro país e intentará aumentar su cuenta este domingo en la competencia de equipos femeninos y el próximo jueves en el cuadro individual. Álvarez, de 30 años, también fue al individual masculino el miércoles.

 

ASÍ MARCHABA EL MEDALLERO Japón encabeza el medallero con 10 medallas de oro, tres de plata y cinco de bronce, para 18 totales. Le seguía Estados Unidos con nueve preseas doradas, al igual que China, pero los norteamericanos sumaban ocho platas y bronce, contra cinco platas y siete bronces de los asiáticos. México estaba situado en el lugar 49 con sus dos bronces. 

 

REINA DE LA GIMNASIA 

QUE CONSIGUIÓ EL ORO

Mientras que la esperanza en los mexicanos es inagotable esperando de sus paisanos más triunfos resonantes, digamos que la estadounidense Sunisa Lee consiguió este jueves la medalla de oro en la final individual femenina de los Juegos Olímpico de Tokio. 

Nacida hace 18 años en Saint Paul, Minnesota, es la primera estadounidense de la etnia Hmong que compite en las Olimpiadas.

Los Hmong son una comunidad asiática que nunca ha tenido un país propio. Durante siglos vivieron en el suroeste de China, aunque posteriormente emigraron a Laos.

La madre de Lee, Yeev Thoj, es una trabajadora de la salud, y su padre, Houa John Lee, un veterano de la Marina estadounidense. La joven deportista tiene cinco hermanos: Shyenne, Evionn, Jonah, Lucky y Noah.

 

SUPERACIÓN EN TODO

Si en el deporte ha logrado coronarse como la nueva reina de la gimnasia superando todo tipo de obstáculos, también tuvo que hacerlo en su vida personal.

Comenzó a practicar su deporte favorito a los seis años. En aquella época, las cosas no eran fáciles para la familia Lee. Su padre ha contado en la prensa estadounidense que, al no poder comprarle una barra de equilibrio a su hija cuando era niña, se la construyó en el patio trasero de su casa.

Cuando la deportista tenía 12, hicieron una apuesta: recibiría de regalo un iPod si ganaba el all-around en el Campeonato Nacional Olímpico Junior Femenino en Des Moines, Iowa.

Y lo ganó.

De ahí en adelante Lee inició una carrera meteórica acumulando victorias que la llevaron a convertirse en una de las grandes promesas de la gimnasia mundial.

 

SU PADRE QUEDA PARALIZADO

Todo iba bien, hasta que un día de 2019 su padre sufrió un accidente al caerse de una escalera, dos días antes de los Campeonatos Nacionales de Gimnasia de Estados Unidos.

Quedó paralizado del pecho para abajo.

Esta tragedia podría haber afectado su rendimiento deportivo, aunque la estadounidense la usó como motivación y aprendió a sacar fuerzas frente a la adversidad.

“Ella es alguien que es completamente capaz de manejar la presión. Esta no es la primera vez que Suni ha estado bajo una tremenda presión”, dijo el entrenador Jeff Graba.

Destacada por su increíble despliegue de habilidades en las barras asimétricas, Lee agradeció en Twitter el apoyo que ha recibido durante su carrera. “La avalancha de amor y apoyo que he recibido me ha hecho darme cuenta de que soy más que mis logros y la gimnasia, algo que nunca había creído realmente”, dijo la campeona olímpica.

Con este oro, acumula dos preseas en los Olímpicos de Tokio 2020, tras conseguir la medalla de plata en la competencia en equipo.

Lee logró la presea dorada en la rutina de la final individual de gimnasia artística, en la que se esperaba que Simon Biles arrasara. Pero la retirada de Biles allanó el camino de Lee hacia la victoria.

Además de su carrera como gimnasta, Lee va a estudiar en la Universidad de Auburn, en Alabama. De acuerdo con el sitio web de USA Gymnastics, en su tiempo libre le gusta pescar y acampar, es fan de “Harry Potter”.

Por hoy es todo y mañana será otro día.

¡CONSUMATUM EST! 

¿Alguna opinión? Escríbame:

ezpa70@yahoo.com.mx

Derechos Reservados © La Capital 2021