Los peores gobiernos

PASADO MERIDIANO / Gricelda Guerra Romero

2021-10-05

Gricelda Guerra Romero

A lo largo y ancho de Tamaulipas se escuchar el quejar de los nuevos alcaldes, la principal denuncia es el estado en el que dejaron los ayuntamientos. Saqueados, endeudados con problemas de basura, alumbrado, comapas y adeudos con la CFE, por lo que no hay a quien irle. 

Salvándose solo aquellos donde lograron la reelección, ya que, en dichos municipios, como es el caso de Matamoros, de darse el lujo de inaugurar obras a unas horas de concluir ese trienio. 

Mientras que otros alcaldes hasta a pie los dejaron, al rematarles sus antecesores los vehículos que estaban destinados para sus traslados. 

Otros iniciaron los primeros minutos de su administración en penumbras y sin agua, tal como sucedió en el municipio de San Fernando, que el último día de la administración de José Ríos, la CFE le cortara el suministro a la presidencia municipal, obligando a la alcaldesa Marybella Ramírez a movilizarse, para que les fuera restablecido el servicio lo más pronto posible. 

Eso sin contar que el ex alcalde José Ríos se fue sin pagar la última quincena a empleados de confianza. 

Otro que también se queja del estado en el que recibió la alcaldía, ante los malos manejos administrativos de las pasadas autoridades municipales, es el alcalde de Jaumave José Luis Gallardo Flores, a quien le dejaron un verdadero desorden, al grado de que hubo oficinas a las que hasta las llaves de las puertas les cambiaron, aunado a los daños en mobiliario, además de la queja de 50 empleados municipales a los que no se les cubrió el pago quincenal. 

Eso sin contar que la camioneta que debe ser para el uso del presidente municipal, cuyo costo fue arriba de los 700 mil pesos, la que fue rematada durante la administración de Cesar Martin Rodríguez García, y se desconoce el destino a donde fue a parar ese dinero. 

Ante esta situación es que el edil ya pidió se aplique una auditoria a las finanzas del municipio, y se castigue a los responsables de dejar en este estado al municipio. 

Pero municipios grandes también enfrentan este problema de quebranto financiero, como sucedió en Nuevo Laredo, con la  administración encabezada por Enrique Rivas, que a su salida se fue dejando temblando las finanzas municipales, como así lo ha dado a conocer la alcaldesa Carmenlilia Canturosas, a quien no le agrado recibir una administración con 100 obras inconclusas y sin recursos para ello, un presupuesto de apenas 350 mil pesos, una excesiva nómina municipal y un adeudo de 40 millones de pesos a proveedores, y que por consecuencia deberá cubrir la actual administración. 

Ante esta situación la alcaldesa prepara un informe sobre el estado financiero del ayuntamiento, que dará a conocer a la ciudadanía como se actuará conforme a la ley. 

Y es que la alcaldesa Canturosas no será tapadera de nadie, por lo que se procederá contra quien se deba proceder, ya que hay elementos para ello. 

Por lo pronto, con apoyo del gobierno federal comenzará la alcaldesa a trabajar con proveedores confiables en la operatividad de la ciudad, en lo que se resuelve el problema financiero del ayuntamiento, en el que se tiene contemplado por supuesto la depuración de la nómina municipal. 

Mientras que, en Matamoros, tras el amague que el alcalde Mario López de dar de baja a los elementos de Tránsito, de no regresarle al municipio el control de dicha dependencia, pues finalmente tras entablar un dialogo con las autoridades estatales, se determinó que el gobierno municipal participe en el manejo de Tránsito Municipal, con lo que ahora el Gobierno de Matamoros podrá ponerles freno a esos malos elementos. 

Y es que las denuncias ciudadanas abundaban contra los agentes viales, de pasárselas sancionando a ciudadanos en muchos de los casos sin justificación alguna, solo para tratar de extorsionarlos, pero de ahora en adelante, todo aquel ciudadano que sea multado de manera injustificada podrá exponer su queja ante el municipio, y el agente vial será dado de baja.

Derechos Reservados © La Capital 2021