Los tres años de AMLO

LA TALACHA / Francisco Cuéllar Cardona

2021-11-28

Francisco Cuéllar Cardona

Este miércoles, en el Zócalo de la ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, rendirá oficialmente su tercer año de gobierno. Se espera que a esta concentración masiva acudan cerca del millón de personas, que ocuparan además de la explanada frente a Palacio Nacional, la avenida de Reforma y calles laterales, "viene gente del todo el país para acompañar al Presidente¨, dijo uno de los organizadores.

En la percepción de los mexicanos, AMLO está haciendo bien las cosas desde el gobierno y lo 
avalan las encuestas que lo aprueban con un 78 por ciento. Un porcentaje demasiado alto para quien llega a la mitad de su gobierno. Nadie, solo Morena, como partido político, compite con el Presidente en los niveles de aceptación con un 68 por ciento. 
La oposición en su conjunto, hablando de partidos (PAN, PRI, PRD, MC, PVE, PT) no alcanzan entre todos el 30 por ciento de apoyo popular, lo que refleja que el titular del Ejecutivo y su partido, no tiene competidores ni contrapesos políticos. Algunos, desde una óptica equivocada y poco objetiva, acusan al tabasqueño de querer perpetuarse en el poder, de desaparecer los órganos autónomos o someter a los demás poderes; sin embargo, lo que no han hecho sus críticos, es trabajar para frenar o diezmar la fuerza presidencial.
El famoso Bloque Opositor que se formó en el 2020 para arrebatarle el poder al Presidente en las elecciones del 2021, y en la que participaron líderes empresariales y dirigentes partidistas, fracasaron el salir derrotados en junio pasado. En las Cámaras, Morena, sigue teniendo el control; se ganó la mayoría de las gubernaturas y algunos Congresos, como Tamaulipas, demostrando la fuerza del presidente y su partido, y puso en evidencia la fragilidad de una oposición que no crece, y que lejos de avanzar, reduce sus espacios.
En los escenarios actuales, de cara a las elecciones del 2022, donde estarán en juego seis gubernaturas, Morena se perfila para ganar cinco con un amplio margen. 
Así, en ese contexto, llega López Obrador a la mitad de su gobierno: fortalecido y con sus opositores sin fuerza ni argumentos. En el terreno mediático las oposiciones han perdido todo. Sus liderazgos no tienen credibilidad. El PAN como partido, considerado el más antiguo por razones ideológicas, está desdibujado. La reciente confesión de su líder nacional Marko Cortés ante panistas de Aguascalientes, de que perderían casi todo, desnudó y exhibió lo que es este partido en el terreno electoral. En Tamaulipas, la marca azul apenas rebasa el 20 por ciento en aceptación por el 60 de Morena.
Los pronósticos más sensatos hechos por los empresas de información y analistas de alta credibilidad coinciden que Morena ganará el 2022 y en automático el 2024. Si las cosas continúan como ahora, seguro que así será. Por lo pronto, a tres años de haber ganado la presidencia de la República, López Obrador sigue muy arriba, y las oposiciones,
se están quedando muy atrás. 
La movilización del próximo 1 de diciembre en el Zócalo de la ciudad de México, será un evento donde el Presidente lucirá su músculo y demostrará que a la mitad del camino tiene todos los hilos del poder en sus manos, les guste o no a sus detractores.

Derechos Reservados © La Capital 2022