Primeros tres precandidatos

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2021-12-01

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Llegó diciembre, político por excelencia, mes crucial (decisivo y determinante) para la nominación de candidatos al gobierno. Los “destapes” oficiales tendrán que darse en este mes.

La convocatoria de Morena está vigente y los tiempos corriendo, aunque no les ha servido de base para el proceso; la del PAN estará lista ahí por mediados del mes. Las precampañas arrancan el dos de enero.

A más tardar el 17 de diciembre los partidos determinarán el método (vil “dedazo”) para seleccionar a sus candidatos. Las coaliciones hasta los primeros de enero.

De hecho el PAN definió desde el domingo que la nominación sea por designación y mandó al CEN su proyecto de convocatoria. Morena se inclina por las encuestas.

Los ánimos crecen entre partidarios de los dos principales contendientes. Las zancadillas están a la orden del día. Las encuestas (pagadas o no) registran variaciones en la intención de voto, suben y bajan a precandidatos.

Por partidos, lo que no cambia es la preferencia por el Movimiento de Regeneración Nacional, seguido por el PAN.

De los independientes, tres enviaron carta de intención de ser candidatos, Moisés Méndez Aguilar, de Tampico; Juan Enrique Flores Aguirre, Altamira, y Geovanni Francesco Barrios Moreno, de Reynosa, arroz de muchos moles, y se habla de un cuarto que podría presentarse antes de la media noche del uno de diciembre,  fecha límite para hacerlo.

No son de “calibre” ganador, no tienen posibilidad de levantar y ganar a los partidos. Pero democracia es democracia y hay juego libre.

Por otra parte, crece la versión de que la 4T decidió acelerar la nominación ante acontecimientos que minan el posicionamiento de sus próceres. El “fuego enemigo” es cada vez más intenso y el “amigo” no se queda atrás.

De hecho aceleraron las primeras etapas. La convocatoria fijó como fecha máxima el 10 de febrero para dar a conocer la lista de “suspirantes”, y el 27 de marzo la confirmación del abanderado por el Consejo Político Nacional.

Sin embargo los cuatro finalistas (iniciales) surgieron de inmediato. El criterio es que, mientras más rápido se decida, evitarán el golpeteo a sus cuadros. Para entonces los que no salieron en la foto arroparán al agraciado. Luego la cargada de los búfalos.

Se habla de dos fechas críticas, una el seis de diciembre en que podrían darse a conocer las célebres “encuestas” y quién las encabeza. La otra el día 16 con un gran movimiento –en ciudad Victoria- para “levantar la mano” a quien logró la bendición de los Dioses.

El propósito es alcanzar una “candidatura de unidad”, aunque trasciende que, bajo la mesa, hay quienes buscan dar “madruguete”, adelantarse a los tiempos del comité nacional, interpretando que en política todo se vale, hasta las traiciones.

La convocatoria está vigente, pero ¿para qué? No la han respetado. Habla de cuatro finalistas en el sondeo popular, y no de seis como ahora lo manejan. Hubo dos correcciones.

Nadie de los notables se “baja” del proceso. JR acaba de publicar en redes (su canal preferido) que sigue en “la pelea”, que pronto se definirá quién es el candidato y, si “no sale”, se sumará al ganador. Si es el beneficiario, hará una campaña intensa.

Cambiando de tema, no es un secreto que, a finales de cada administración, el Gobernador en turno avienta como “bolos de bautizo” patentes y fíats de notario público.

En los mejores tiempos del priísmo, gobierno de Emilio Martínez Manautou, llegaron a contabilizarse hasta 73 nuevos fedatarios. Se utilizaron como forma de “indemnización” o “retiro” a los colaboradores del gabinete y abogados amigos.

A finales del periodo de Eugenio Hernández Flores, surgió una reforma para prohibir como beneficiarios a colaboradores del gobierno, algo que hartaba a los abogados del foro y a quienes ya tenían sus despachos establecidos.

La misma gata pero revolcada: Ya no fueron funcionarios sino familiares, compadres y amigotes.

A la llegada de los “vientos del cambio” los detentadores de fíats pensaron que las cosas iban a cambiar. Los nuevos funcionarios declararon que en el sexenio no se otorgarían más.

No fue así. A diez meses de irse el gobierno panista comenzaron a salir, y seguro que no para los enemigos. Entre junio y noviembre del presente van nueve patentes y fíats (ambas figuras vienen siendo lo mismo).

La última beneficiada es Ana Sofía Haces Fernández, de Tampico, perteneciente a una familia de fedatarios que incluye a José Manuel Haces Zorrilla, Francisco Haces Argüelles y Francisco Haces Fernández.

Cosa rara en la historia de las notarías: Por primera vez aparecen convocatorias para seleccionar titulares en reemplazo de tres que fueron dados de baja por diversos motivos (entre ellos el fallecimiento).

El POE publicó las convocatorias pero no han dicho quien sacó el premio para ocupar la titularidad de las notarías 273 (Victoria), que perteneció a Laura Luna Tristán; 186 que fue de Edmundo Castro Medina (Victoria) y 128 (Reynosa) de Jaime Villarreal Tijerina.

Y se cumplió la mitad del sexenio de Andrés Manuel López Obrador como Presidente. Llega con aprobación del 71 por ciento, según María de las Heras; con 62, según Enkoll y 65 por ciento como dice Mitofsky. Impondrá como sucesor a quien quiera.

Derechos Reservados © La Capital 2022