Viernes para amar

ENFOQUE / Salomón Beltrán Caballero

2021-12-02

Salomón Beltrán Caballero

Decir te amo.

Decir te amo, en mí no es una costumbre, porque del decir, pasé al hacerte sentir, porque el amor es más que eso, el amor es para mí compartir todo tipo de emoción, que hace que el corazón palpite apasionado. No he llegado a tu vida, para restarle lo que mucho que te ha costado, mantener la ilusión de sentirse enamorado, por el contario, he venido a sumarle todo lo que de mí puedas necesitar y siempre has deseado, para hacer que tu espíritu sea aún más grande y darle a tu corazón una razón para que siga apasionado.

Tal vez sientas hoy la necesidad de escuchar un te amo, sobre todo, si tu ánimo se encuentra quebrantado, por pensar que todos tus esfuerzos por hacer felices a los demás han fracasado, por sentir cómo la incomprensión hacia tu noble consideración, pareciera haber sido en vano, recuerda que no todo corazón necesitado, puede estar latiendo como lo has deseado, mientras te vas quedando poco a poco sin aliento, es entonces cuando este aprendiz del amor, hace su aparición, para darte la mano, aunque callado como soy me olvide de decirte que te amo, por eso y por muchas cosas más, te pido me perdones, me perdones por ser tan ciego y obstinado, exigiéndote amor cuando todo ya lo has dado.

Perdona mi injusto reniego, esto que siento no es algo nuevo, lo he venido arrastrando del pasado y que de haber sido una chispa insignificante, la volví un intenso fuego que hoy me consume en un infierno difícil de apagarse, pero que ante mi ruego, el Señor me ha enviado el agua viva desde el cielo, y que ayer, mientras la sed de sentirme amado me consumía, recibí con tanta alegría, al escuchar del Padre bueno lo que con amor me decía: Dile que la amas, a veces el corazón tiene oídos y necesita tener el consuelo ante los quebrantos que da la vida; pero díselo como yo te lo digo ahora, y llena el vacío de su alma en pena, que esta triste y llora, para que siga sintiendo que estas con ella, así como yo he estado contigo ayer, ahora y estaré siempre; seguramente en su mente se estará preguntando ¿Quién eres? Pero así como la vida le exige tanto y se te olvida decirle te amo, también se olvidan de mí.

Decir te amo, no es una palabra que salga de la boca de un ser amado, es el amor mismo que invoca a cumplir con el mandamiento de quien igual nos ama y lleva por nombre Jesucristo el crucificado, el que nos ha salvado del pecado.

enfoque_sbc@hotmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2022