Perdimos el miedo

DESDE ESTA ESQUINA / Melitón Guevara Castillo

2021-12-03

Melitón Guevara Castillo

Inmersos en la atracción de un espectáculo político hemos olvidado el covid-19. Desde hace varias semanas la atención ha estado puesta en la fiesta, dicen que democrática, con la cual MORENA está desarrollando la selección de su candidato a gobernador. Toparnos con 38 aspirantes registrados, tres o cuatro con posibilidades reales y, el resto, como dijeron un político: son ambiciosos vulgares… Nos enfocamos a un evento o proceso de nuestra realidad cotidiana.

Ya las cifras del covid-19 salen sobrando. Al principio las anotábamos, las estudiábamos, pero de aquellos 60 mil fallecimientos que pronostico el Dr. Hugo López Gattel, queda una cantidad que se va incrementando día con día, claro, no con la intensidad de antes; pero tenemos, a la vista, dos amenazas del mismo fenómeno: la cuarta ola, que ya crispa en Europa, así como la nueva cepa, llamada Omicron.

AMBIENTE RELAJADO.

Una y otra vez vimos, nos enteramos, que pasamos al semáforo verde; que luego regresamos al naranja, al amarillo; y así, entre ida y vuelta, las acciones restrictivas de la autoridad sanitaria. Es el momento de mayor relajación y eso lo vemos con las fiestas. Hace días una señora, de mis amigas del Facebook, coloco en su muro la relación de fiestas, cumpleaños, quinceañeras, bodas, que se harán en el mes de diciembre… hablo, o me refiero, a la región de Santa Engracia, por los ejidos de Vicente Guerrero y Emiliano Zapata.

Hace días fui a un ejido de esa zona, a comprar carne; y la dueña y su hija, se les hizo raro que entrara con el cubrebocas puesto. Y me dicen, casi al mismo tiempo, ya se perdió el miedo al covid-19 y me recuerdan las fiestas. Por cierto, hoy sábado en ese poblado habrá 4 festejos, la mejor expresión de que se ha perdido el miedo al covid-19. Yo espero, así lo deseo, que disfruten sus eventos y que, a la postre, no haya contagios. En fin, ya el color del semáforo se conoce por las restricciones o relajamiento en la venta de bebidas alcohólicas.

MEDIO CUMPLEN CON MEDIDAS SANITARIAS.

En lo personal observo, como buena acción, que ya prácticamente estamos en la frecuencia del cubrebocas y del gel. Veo, observo, que en todos los lugares cada vez es más normal para las personas usarlo, como también el tomar el gel. Ya es un acto, digamos por costumbre, mecánico. Lo que sí, de plano, no ha funcionado es a plenitud las medidas sanitarias en buena parte de las tiendas de autoservicio. Al menos, si, por lo que he observado y he sido testigo presencial.

Cerca de mi casa hay 4 tiendas de autoservicio. Por lo regular, en función a lo que necesite, es a donde voy. Sin embargo, en 3 de ellas, he advertido serias fallas en cuestión de seguir los protocolos sanitarios. 1) La medición de temperatura es una ficción, puesto que los aparatos están descompuestos, puesto que dan 30.5 grados y aun se escucha: temperatura normal…y en otros, ahí si es cuestión de nosotros mismos, hay mensajes de que solo un miembro por familia y, las más de las veces, entran mínimo 3: los papas y un hijo.

AUTORITARISMO SANITARIO.

Pese  las muertes que se han suscitado en el país creo que aún no estamos en posibilidades de calificar si fue buena o mala la actuación de las autoridades de salud. Lo que si es cierto, es que el Presidente AMLO tiene una visión muy específica de la pandemia y sobre las medidas que se toman. Con la expresión de prohibido prohibir, advierte que no se puede pedir ni recomendar a la población que use cubrebocas, porque eso sería autoritarismo. Como no está convencido, no usa el cubrebocas, solo en lugares y reuniones que, por protocolo, debe usarlo.

Tan es cierto, esta visión que hace días Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno del CdMx, fue clara, categórica, contundente: si hay 4ª ola no habrá restricciones, que ya no se va a castigar a la economía. Claro, entiéndase, ya se comprobó que la vacunación, con esquema completo, no impide el contagio; tengo amigos que ya cuentan su experiencia. Lo que nos indica, sin la menor duda, que no debemos bajar la guardia.

JESUS LOPEZ.

Hace días Jesús López, fotógrafo de National Geographi, con amplios amigos en Tamaulipas, dio a conocer su caso: ya tenía las 2 vacunas y, sin embargo, confeso: no supe ni donde me contagio (presume que fue en el camión urbano) y fue necesario su internación en un hospital: fueron, describe, 3 días de sufrir, de estar incomunicado… y como el, creo, debe haber más casos. Por eso, así como el pide a sus amigos, y a quienes lo lean en el Facebook, que no bajemos la guardia: el covid-19 sigue vivo, causando daño a la humanidad.

Derechos Reservados © La Capital 2022