Teorética y profética de la Regeneración

DESDE EL RETIRO / Liborio Méndez Zúñiga

2021-12-10

Liborio Méndez Zúñiga

Cultivar las viejas generaciones y las nuevas, en un proyecto de Nuevo Contrato Social para México, es una empresa cimera si reconocemos la crisis de gobernanza, la descomposición institucional, y la endeble democracia que nos han prodigado los partidos políticos y sus representantes.

Cultivar a la gente de precaria escolaridad y cultura, asegurando que otros mundos son posibles con el cuerpo teórico de la Otra Política que postula la Secretaría de Formación Política y Capacitación de Morena, sin duda es el reto mayor de este partido, cuyos primeros representantes difícilmente dominan la filosofía de la liberación que postula el Doctor Enrique Dussel y su cuerpo de trabajo, a pesar de su intenso quehacer de cursos en línea y presenciales, en los tres años recientes. Acá ya hemos referido el diplomado internacional La Otra Política, del que tomamos todas sus conferencias.

El conjunto de conceptos  categorías vertidas en dicho curso, en efecto es un nuevo paradigma en México, que encabeza un presidente de izquierda moderada, con un equipo de gobierno que no sabemos aún si comparte la noción de Segunda Emancipación de los pueblos latinoamericanos, y lo mismo podría decirse de los legisladores propios y prestados de Morena en el Congreso de la Unión. Tampoco sabemos de la ideología nueva en los gobiernos estatales y municipales ganados por ese partido.

Romper con la idiosincrasia del Pueblo Todo, condición necesaria para afianzar los cimientos de la nación, y no solo los sentimientos, requiere una sólida y vigorosa estructura de cuadros en estados y municipios, que no se ve y que tiene menos de tres años para asegurar la noción de partido movimiento.

Un concepto que llamó mi atención, cuando explicó Dussel el cómo ha de asumirse el proceso de cambio de la 4 T: se refirió al Resto, esa parte consciente y crítica de la masa amorfa “pueblo” que se manifiesta contra el sistema Estado Nación, que ya no gobierna para el Pueblo, sometido por el sistema capitalista.

Ese Resto tiene historia en las izquierdas de América Latina y en México, décadas de lucha hicieron llegar a líderes sociales con gobierno s progresistas, pero admitiendo que el Resto de Brasil y Chile no pudo sostener la Otra Política. Entonces, viendo las izquierdas divididas y repitiendo esquemas neoliberales, se dan procesos de regresión, y la derecha retoma el poder.

Lo anterior se relaciona con un proceso de tres constelaciones: la etapa larga de rechazo y crítica del gobierno impuesto, desmontando sus errores y atrocidades, creando un ambiente propicio para jornadas electorales exitosas la llegada al poder, que no la asunción plena del mismo. Una segunda constelación se inicia con el bastón de mando, pero teniendo que operar con instituciones que no funcionan y en general un ecosistema de corrupción comprado por los poderes fácticos.

De modo que, reconociendo la voluntad política de cambio del mandato para transitar a un “gobierno obediencial”, uno al servicio del Pueblo Todo, ese que conforma el movimiento, porque es el cuerpo del poder, que debe escuchar siempre la nueva alternancia. Con el Pueblo todo, sin el Pueblo nada.

En el futuro próximo, la revocación de mandato confirmará si la Tercera constelación continúa afianzándose y en 2024 si la Otra Política tiene futuro en México y como referente latinoamericano.  

Derechos Reservados © La Capital 2022