El storytelling de Américo, El Truco y Arturo

ANÁLISIS POLÍTICO / Antonio Frausto

2022-01-09

Antonio Frausto

Una persona jovial y emprendedora, una de mano dura y con experiencia para tomar decisiones o una que represente valores morales y principios como la honestidad y la lealtad ¿Cuál es la personalidad que esperan los tamaulipecos que tenga quien los gobernará los próximos años? ¿Cuál es el storytelling de los candidatos? 

El storytelling es una de las herramientas más usadas en la comunicación política, utilizada óptimamente, es fundamental para construir la narrativa de un personaje político y generar el “engagement” es decir la identificación con los ciudadanos y el compromiso de estos hacia el candidato. 

El storytelling no es otra cosa, que la historia de vida de una persona, en este caso de un político, pero contada de una manera muy particular, no significa inventar un personaje, sino resaltar aquellas características, aptitudes o habilidades que posee el candidato con las que los votantes más se identifiquen. 

Para que de esta manera, se detonen activadores emocionales y generen empatía hacia su persona, por supuesto como resultado de una investigación de mercado o de antropología social de forma previa. 

LA HISTORIA DE AMÉRICO, EL TRUCO Y ARTURO 

Américo Villarreal, Arturo Diez y seguramente Cesar “El Truco” Verástegui aparecerán en la boleta el próximo 5 de junio para gobernador. Sin embargo, más allá de sus nombres o los partidos a los que representarán ¿Qué tanto los conocen los tamaulipecos? ¿Saben sus historias de vida? o mejor aún ¿Se identifican con ellas?  

La mayor fortaleza de Américo Villarreal, es la historia de su padre, recordado como un hombre de valores, buen gobernante y cercano a la gente, el último mandatario estatal que no tuvo escándalos ni problemas con la justicia, valores que fácilmente pueden trasladarse al candidato morenista. 

La historia de César “El Truco” Verástegui, es la de un hombre sencillo, de campo, de la cultura del esfuerzo, que se ha destacado en el ámbito político que incluso puede ser gobernador, muy vendible como un ejemplo de superación.  

Mientras que el storytelling de Arturo Diez se puede contar como la de un hombre exitoso en los negocios, percibiéndolo como una muy buena opción para atraer importantes capitales y empleos al estado.  

Pero las historias de estos tres candidatos también deben de tener negativos que pueden ser usados por sus adversarios políticos, al menos, que sus equipos los utilicen a su favor, usándolos como ejemplo de que si pudieron vencer esas adversidades, también podrán resolver los retos que tiene enfrente Tamaulipas.  

RECOMENDACIONES 

Está comprobado científicamente que los seres humanos tomamos las decisiones más importantes en la vida guiados por el sentir y no por la razón, por eso, el diseño del storytelling es una forma más para conectar con el electorado. Comparto algunas recomendaciones para ello. 

No imitar a otros políticos  

Aunque cada campaña es diferente, es común que los candidatos traten de imitar actitudes o acciones de aquellos políticos que tuvieron éxito en campañas anteriores, grave error, lo peor que pueden hacer es comportarse como no son.    

Por ejemplo, sería una equivocación que alguno copiara lo que hizo Samuel García en Nuevo León, primero, porque son distintos contextos políticos y sociales, segundo, no tienen la jovialidad del gobernante regio, y tercero, sus parejas no son influencers como Mariana Rodríguez. 

Potencializar activadores emocionales  

Si bien no deben fingir lo que no son, si pueden potencializar algunas actitudes o cualidades que poseen de acuerdo a cada región, por supuesto, todo esto con un análisis previo del lugar y el momento. 

Por ejemplo, si visitan un municipio o comunidad afectada por el tema de inseguridad, pueden adoptar una actitud cercana y empática “solidarizarse” con las personas afectadas, pero qué tal si por incapacidad de las autoridades los mismos habitantes le han hecho frente a la inseguridad, entonces, el candidato deberá asumir una actitud firme y valiente “echados pa´ adelante” para conectar con ellos, lo que detonará los activadores emocionales de esa población. 

Un equipo de especialistas  

A estas alturas los candidatos ya deben tener conformado sus equipos de trabajo o por lo menos la mayor parte de ellos, integrados por especialistas como abogados electorales, operadores territoriales, comunnity manager, voceros de prensa, redactores de discurso, entre muchos otros, incluyendo los expertos en construir historias.  

El storytelling es fundamental en la vida de un político, ya que es parte de su narrativa, refuerza el mensaje que quiere comunicar a los votantes, y su historia de vida es un elemento más para hacer “click” con la gente, que se sientan identificados y confíen en él para darle su voto. Entonces, los tamaulipecos ¿ya conocen el storytelling de sus candidatos? 

Facebook: Antonio Frausto    

Twitter: @AntonioFraustoG    

Instagram: antoniofraustogil    

Linkedin: Antonio Frausto    

antoniofraustog@gmail.com 

Derechos Reservados © La Capital 2022