El Cabecismo y la operación tacos al pastor

CUADRANTE POLITICO / Fernando Acuña Piñeiro

2022-03-09

Fernando Acuña Piñeiro

Se impone una tarea de salvamento urgente en el Congreso local, algo así como “Rescatando al soldado Zertuche”, porque la verdad sea dicha, desde los altos mandos nacionales del morenismo, han dejado solo a don Armando.  

Para empezar no trae canicas  presupuestales, y en ese sentido Zertuche está  a merced  del torpedeo cabecista desde Palacio de Gobierno. 

Se sabe que la oficina mediática del Congreso no está operando y le está cediendo la plaza a los controversiales  Pacos de Palacio. ¿Será cierto? De ser así, entonces hablamos de algo demasiado preocupante. ¿La llamada Casa del Pueblo está montada sobre un palacio de naipes? ¿O está prendida con alfileres? 

De hecho desde ayer empezó a trascender que los azules  pusieron en marcha la llamada “Operación Tacos al Pastor”, a través de  la cual  se busca la caída política del psicólogo reynosense. 

Y  al mismo tiempo se trata de darle la voltereta al tema cuantitativo de la LXV legislatura,  con la cual el panismo podría lograr un empate, o en un descuido, hasta la mayoría. 

Las aguas revueltas del Congreso del estado, que ya todos sabemos favorecen a los azules, buscan desde luego ir más allá del desgaste de actores políticos como Armando Zertuche. Y  ya desde ahora, a través de  una orquestada campaña mediática, buscan afectar el proyecto estatal morenista por la gubernatura. 

Sin embargo, la lucha por el poder que culminará este cinco de junio próximo, no se decidirá en las curules sino en las urnas. El tema legislativo y las batallas de sus bancadas están muy lejos de incidir, (al menos por el momento), en las marcadas tendencias electorales de las mayorías tamaulipecas. Américo sigue arriba con muchos puntos.

Desde luego que el morenismo debe de ponerse las pilas y atender este foco amarillo de alerta, pues  todo lo que está ocurriendo en la LXV legislatura indica que alguien está gritando y reclamando atención, desde adentro de la maquinaria guinda. La pregunta es quien le va a meter mano a este conflicto.  

¿Acaso será una nueva misión para  el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López? ¿Será el paisano de Bucareli, el que invite a los actores del desencuentro interno, para que se pongan de acuerdo por las buenas, o ya de plano atendiendo a una orden tajante de Palacio Nacional? 

El tema del desmantelamiento de la mayoría morenista en el Congreso local, ha escalado este miércoles, con una diputada más del sur, Nayeli Lara, misma que se declara en rebeldía contra el Presidente de la Junta Armando Zertuche, pero usando el mismo modus operandi de la legisladora Nancy Ruiz: es decir, no renuncia a MORENA, pero se queda en el Movimiento de Regeneración, con el fin de seguir haciendo labor de zapa. 

A raíz  de toda este serie de ventiscas y tormentas  que amenazan con hundir el barco guinda en el Congreso local,  ha empezado a cobrar fuerza la pregunta  sobre si existe uno o más Caballos de Troya, en el actual escenario morenista de Tamaulipas. 

Y de ser así, cual es el tratamiento estatal o nacional que se le va a dar a este tipo de problemas. ¿Habrá por fin el esperado diálogo para enviar un mensaje de unidad y de cierre de filas..? 

O como lo comentábamos  líneas arriba, se impondrá de nuevo la autoridad del Presidente AMLO, por la vía de su ministro de Gobernación , Adán Augusto López..? 

Si los de la 4T nacional, buscan preservar el control y la mayoría en el Congreso de Tamaulipas, lo más  aconsejable es que metan orden  en la LXV Legislatura. 

Sería un grave error táctico por parte de MORENA,  ignorar el golpeteo a que está siendo sometido el actual liderazgo legislativo a cargo del reynosense Armando Zertuche. 

Ya se verá en los próximos días o semanas, cual es la respuesta del alto mando obradorista en lo que se refiere al Congreso local en Tamaulipas. 

Morena no debe de perder ese bastión estratégico, porque si lo pierde, y el PAN lo recupera, entonces podría estar en posición para doblar a los actuales ayuntamientos morenistas. 

¡Aguas!, porque el tema es más grave de lo que se piensa.

Derechos Reservados © La Capital 2022