Rudeza contra la muchacha

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2022-05-10

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Se le ve temerosa, arisca, demacrada, como si tuviera días que no duerme bien. Es tan inocente (¿ignorante?) que la muchacha a lo mejor no se ha dado cuenta que sus colegas de la 65 legislatura no la pueden desaforar para mandarla a la cárcel.

Hay una razón muy simple: Para retirar a Ursula Salazar Mojica del escaño que le regaló –de esos que no cuestan nada- su tío ya sabes quien en el Congreso del Estado, sus enemigos necesitan de “las dos terceras partes del total de los miembros” que integran la legislatura.

Si son 36 integrantes necesitan 24 votos y no “los que asistan” a una sesión, como dictan algunos ordenamientos.

La pregunta es ¿cómo van a conseguir esos dedos?. La bancada del Pan-Pri no llega a tanto. No puede haber reformas a la Carta Estatal porque nadie reúne mayoría calificada.

Tienen asustada  a Ursula Patricia por un presunto delito de cohecho –o lo que resulte-, que porque pidió “moches” a alguien que nadie identifica. Ni  hay seguridad de que se trate de su voz (en un audio difundido en redes).

Y otra cosa ¿quién le grabó? Ella debe saberlo, y saber también que una prueba de ese tipo, clandestina y fuera de la Ley, no tienen validez ante  tribunales.

Por lo pronto la tienen asustada. No encuentra remedio ni consuelo, tanto que ya pidió la protección del Ejercito y la Guardia Nacional. No se siente segura ni en su domicilio. Padece delirio de persecución.

Se habla en el Congreso que los jefes llamaron a la suplente, Karina Concepción Sepúlveda, de quien igual que Ursula, no existe antecedente político alguno. Son inocentes en el despiadado submundo de la grilla.

Que alguien le diga a la jovencita que no la pueden desaforar, lo que no implica que, al terminar su ejercicio como legisladora, allá por octubre del 2024, la Fiscalía (si el PAN gana las elecciones del cinco de junio) esté en condiciones de “jalarla rumbo a la cárcel”.

Por lo pronto el asunto es mediático. La Comisión Instructora tiene mayoría simple para ventilar el asunto que mandó la Fiscalía Anticorrupción. Con la representación del Pan-Pri, el expediente será enviado al pleno.

Según la Ley, cuando se trate de declaración de procedencia, quitar la inmunidad procesal a un diputado, las reuniones de la Comisión son “secretas”, en privado.

Este miércoles hay sesión ordinaria. La petición de juicio entra y se manda a la Instructora, donde en cuestión de horas pueden declarar que “ha lugar a formación de causa”  según la Constitución de Tamaulipas. De ahí no pasará.

Veamos: El Pan cuenta con 14 votos, más tres del PRI y dos de las “independientes” Consuelo Lara Monroy y Nancy Ruiz Martínez, que suman 19. Les faltan 5 para mandar a la cárcel a Doña Ursula. Que alguien se lo diga para que deje de temblar y dar lástimas.

Por cierto, desde 1998, cuando sus colegas quitaron el fuero a Juan Genaro de la Portilla Narváez –hace 24 años- no se da un caso de esta naturaleza. Siempre se consideró preso político de Manuel Cavazos Lerma, aunque el expediente mencionaba peculado en la compra de maquinaria que luego rentó al municipio.

Cavazos lo hizo víctima. Desde el penal, Genaro hizo que su esposa Romana ganara la alcaldía por las siglas del FCRN.

Lo que no es juego es la persecución de la Fiscalía en contra del alcalde Eduardo Gattás. No tiene fuero y se sabe que ya fue citado a declarar sobre el asunto del Agente Suboficial B de la Policía Ministerial, Nestor Guadalupe Cano Zúñiga, quien fue a tomar fotos y videos al edificio de Presidencia diciendo que hacía un trabajo como estudiante de la UAT, portando una pistola.

Este martes el municipio difundió un video (de esos que siempre aparecen cuando se necesitan) en que elementos de la Ayudantía del alcalde le piden se identifique y diga de dónde viene. Niega y dice que  hace “un trabajo” para la universidad. Acto seguido es desarmado, sometido y entregado a la Policía Estatal.

Faltan 24 días para las elecciones y la competencia se torna cada vez más accidentada entre las alianzas competentes. Hay demasiado ruido mediático.

El fin de semana el Gobernador acompañó al candidato de Va por Tamaulipas, César Verástegui, a un evento en la zona sur, y el martes por la mañana se entrevistó con periodistas en Palacio. Ahí dijo que será Gobernador hasta el último minuto y responderá a todo aquel que lo señale o ataque.

Una hora después se reunieron con medios  los morenistas, dirigentes, la senadora Lupita Covarrubias Cervantes, diputados federales y legisladores locales, para denunciar procesos fuera de la Ley por parte de la Fiscalía del Estado en contra de alcaldes y precisamente de la diputada Salazar Mojica.

La lucha se da palmo a palmo, también en tribunales. El asunto de la “Tarjeta Tamaulipeka” en que la alianza Pri-pan-prd ofrece tres mil pesos mensuales a las mamás “jefas de familia”, de lo cual Morena presentó denuncia ante el INE, fue regresado al Instituto Electoral de Tamaulipas.

Dijeron que expediente no es de su competencia. Lo mandan al árbitro local por tratarse de presunta “entrega de dádivas” a cambio de votos. La última palabra la tendrá el Trife.

Mientras esto pasa en política, en el renglón universitario el Rector de la UAT, Guillermo Mendoza Cavazos, abanderó a la representación de la casa de cultura que va a la Universiada Nacional 2022 a efectuarse en Ciudad Juárez del 12 de mayo al 5 de junio. Participarán 73 estudiantes (de ellas 80 por ciento mujeres) en diferentes disciplinas deportivas.

Derechos Reservados © La Capital 2022