Nada para nadie

PASADO MERIDIANO / Gricelda Guerra Romero

2022-06-04

Gricelda Guerra Romero

Estamos a unas horas del proceso electoral que definirá la vida de Tamaulipas los próximos seis años, una pelea que a pesar de ser tres prospectos los que buscan la gubernatura, son en realidad dos los que tienen más posibilidades. 

Mucha razón tiene el IETAM al enfatizar que las encuestas no dan la seguridad de quien será el próximo gobernador de Tamaulipas, por lo que ninguno de los tres candidatos debe decirse ganador. 

Pero previo al gran suceso el ambiente está que arde, ante las denuncias por presunta violación a la veda electoral, por los bandos de los más fuertes candidatos. 

Fue en conferencia de prensa de los integrantes de la fracción de Morena en el Congreso del Estado, quienes denunciaron la repartición de despensas en plena veda electoral. 

Según los diputados locales José Brañas, Casandra de los Santos, Magaly Deandar, Úrsula Salazar, que dijeron ser ellos mismos testigos en el lugar de los hechos, por lo que grabaron video y fotos como testimonio para realizar la respectiva denuncia. 

Pero además denunciaron los legisladores haber sido objeto de una persecución policiaca, buscando intimidarlos, tal como sucedió el pasado miércoles con el operador político Álvaro Morales, según porque la camioneta en la que se trasladaba tenia reporte de robo. 

Pero a los legisladores se les buscaba detener por viajar en una camioneta que tenía reporte de traer armas de fuego, por lo que fueron retenidos momentáneamente. 

Todo empezó cuando el diputado José Brañas se dirigía a su domicilio particular pasada la medianoche, cuando en el sector Tamatan vio como carros y camionetas, con logotipos de un partido político que no es al que pertenece, pues estaban cargando despensas, por lo que ni tardo ni perezoso comenzó a tomar video para sus redes sociales, en el cual aparece el consejero estatal perredista Mario Sosa Phol, así como un ex regidor de dicho partido entre otras personas. 

Poco después se unieron a Braña tres de sus compañeras de bancada, las cuales también tomaron fotos y video, para la demanda que presentaran ante el IETAM por violación a la veda electoral. 

Pero al verse descubierto el chofer del tráiler cargado de despensas intento embestirlas, estando a punto de ser atropellada la diputada Magaly Deandar. 

Siguiendo con los diputados de Morena, quien tuvo un respiro momentáneo a la acusación que enfrenta por corrupción al pedir facturas infladas, es la legisladora Úrsula Salazar, quien consiguió un amparo y una prorroga en su proceso de desafuero. 

Fueron los integrantes de la Comisión Instructora del Congreso, que determinaron aprobar la prórroga de 13 días, para que Úrsula pueda ofrecer más pruebas. Aunque inicialmente la legisladora había solicitado un periodo de 30 días de prórroga, ya que este sería el tiempo suficiente para poder desahogar pruebas, pues esta petición no fue aceptada, al considerar los integrantes de la comisión que 15 días son más que suficientes para ello. 

Por lo que fue agendada para el miércoles 15 de junio una nueva diligencia, en punto de las 10 de la mañana. 

Pero aun cuando inicialmente un juez le había negado el amparo, finalmente Úrsula Salazar ya cuenta con dicho papelito, que dejaría sin efecto una eventual orden de aprehensión.

Derechos Reservados © La Capital 2022