Entretenimiento politico

DESDE ESTA ESQUINA / Melitón Guevara Castillo

2022-06-14

Melitón Guevara Castillo

Está comprobado que en  la jungla de la arena política hay de todo: hasta quienes diariamente se entretienen con las noticias, sobre todo, aquellas que son falsas; como que se emocionan, obvio, al ver cómo los ciudadanos responden al cumulo de noticias, sobre todo falsas, de la vida política. Hoy en día, por decir, el deporte es relajarse con la lista de quienes, aseguran, serán los próximos miembros del gabinete estatal.

Apenas el sábado le entregaron a Américo Villarreal Anaya su constancia de mayoría y, por otra parte, hay el anuncio de los derrotados que harán una impugnación de la elección. Y, con todo ello, para estos momentos ya hay, al menos unos 5 listas de personajes que, se presumen, serán parte del gabinete: nombres que asombran, nombres de puestos mal escritos… Por cierto, en una lista incluyen a Martha Olivia López y aclara: soy reportera, no funcionaría pública.

PRIMER EXAMEN.

Para Nicolás Maquiavelo el primer examen de un gobernante es el nombre de sus principales colaboradores. Con la lista de los principales colaboradores se tendrá una primera idea como va a gobernar al pueblo: si lo hace, vamos pues, con sus amigos y familiares, está pensando en la confianza y fidelidad del servidor público; en lugar de la calidad y la eficiencia. Prefiere la lealtad, la obediencia ciega, a la eficiencia y eficacia.

Visto de otra manera, el origen y posición de cada miembro del gabinete viene a expresar los propósitos de quien va a gobernar: unos están pensando en lo particular, así que hacen prevalecer el amiguismo y el nepotismo; otros, en el futuro próximo, y cada uno de los nuevos servidores públicos responden a intereses de un proyecto nacional, tal y como lo hizo Francisco Javier García Cabeza de Vaca: cuyos principales cargos, por no decir que todos, fueron para cumplir intereses partidistas nacionales.

LOS AMIGOS.

Vale recuperar algunos hechos sobre gobiernos anteriores. Por ejemplo, Manuel Cavazos Lerma pregono una nueva hornada de políticos tamaulipecos; haciendo notar que prefería hacer de sus colaboradores un amigo, que de un amigo un colaborador. Sin embargo, nadie discutió que Omar Zamorano fuera uno de sus hombres poderosos; y que me dicen del caso de Tomas Yarrington que hizo poderosos a quienes fueron sus compañeros de la Preparatoria, allá en Matamoros.

En realidad, sexenio tras sexenio, es práctica común que el gobernante nombre o convierta a sus amigos en servidores públicos, unos como administradores públicos, otros como legisladores o alcaldes. Esta condición, de llegar gracias al amigo, ha sido el factor para que unos no crecieran, como fue el caso de Arturo Diez Gutiérrez, en tiempos de Eugenio Hernández Flores: fue mal alcalde capitalino y ahora en su experimento como candidato de MORENA un completo fracaso.

FRANCISCO Y AMERICO.

El actual gobernador conformo su equipo de trabajo con muy pocos de sus amigos y buena parte con extranjeros, de otros estados: Gloria Molina, de salud vino desde Chiapas; y el fiscal amigo, que dicen que es autónomo, Irving Barrios de lejanas tierras. Así, con uno y otro puesto, como Cuitláhuac Bardan, que fue Coordinador de Asesores; Fernando Oliver Rocha, Turismo; Gerardo Flores Pena, Rómulo Garza, en SEBIEN; Carmen Zepeda, Contraloría, Augusto Cruz Morales, Seguridad Pública, entre otros. Lo hizo, se entiende, para fortalecer sus relaciones con prominentes panistas y apuntalar su proyecto futuro.

¿Qué va a suceder con Américo? En principio, es lo que medio mundo piensa: nombrara a sus amigos, como Fernando Arizpe García, Vicente Joel Hernández o Alfredo Peña, por decir. Pero, entiéndase, su decisión puede responder a presiones e intereses de quienes financiaron su campaña, de quienes la hicieron o, tan simple, atender las recomendaciones de sus amigos morenistas del CEN como Mario Delgado, Erasmo González o de quienes, hasta el momento, aparecen como las tres corcholatas presidenciales: Claudia Sheinbaum, Adán Augusto López o Marcelo Ebrard, sin soslayar a Ricardo Monreal.

TAMAULIPAS PARA LOS TAMAULIPECOS.

La decisión de emitir nombramientos es el gobernador. Uno quisiera, siempre, que se gobierne con gente que uno conoce, que son de la región. Incluso, vale recordar, lo que sucedió con Maki Ortiz, allá en Reynosa: por Ley, como servidores públicos municipales no nacidos y no residentes del municipio y, en aquel entonces, se pensó: ¿por qué no hacer lo mismo en el gobierno estatal?

Efectivamente, ya AVA debe tener una visión de quienes lo acompañaran en su tarea de gobernar a Tamaulipas: puede hacerlo con tamaulipecos; pero no se debe soslayar que haya, eso sí, forasteros, que traen a mas forasteros y que no conocen a la entidad. Mientras tanto, sigamos con el entretenimiento de las listas más falsas que una moneda de dos pesos.

Derechos Reservados © La Capital 2022