Un periodista más ¿quién sigue?

OPINIÓN PÚBLICA / Felipe Martínez Chávez

2022-06-29

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Crítico del gobierno estatal panista y alcaldes y funcionarios emanados del mismo partido, no hay duda que el periodista Antonio de la  Cruz –Grupo Expreso-La Razón- fue asesinado por causas del ejercicio de su profesión.

Nadie se tragaría la novela del móvil por “asuntos pasionales” o “relaciones peligrosas”, como en otras ocasiones lo han cantado los fiscales.

El 24 de junio último escribía en redes: “Sigue la violencia en la capital del estado; ni para garantizar la seguridad sirve el gobierno estatal”.

La mañana de este miércoles le tocó ser víctima. De poder hacerlo habría apuntado en redes, donde era muy activo: “Esta mañana fue ejecutado el periodista Antonio de la Cruz cuando salía de su domicilio, acompañado de su esposa y sus hijas”.

¿Quién le tenía tanto coraje como para ordenar su muerte? ¿tanto daño les hizo? Hay quienes culpan al aparato estatal, como el diputado Gustavo Cárdenas Gutiérrez, de quien el periodista era jefe de prensa en el partido Movimiento Ciudadano.

Tenía los “tamaños”, como dijo Gustavo –“el único defecto que tenía eran guevos”- para llamarle a las cosas por su nombre. Publicaba en twitter aquello que no cabía en las páginas ordinarias del medio en que laboraba.

Lo entendía muy bien @tonyexpresss: “Mis tuits no representan el punto de vista de expreso.press”, del que fue reportero por largos años.

Más de diez mil seguidores dan cuenta del interés sobre sus comentarios precedidos del emblemático tigre de bengala y la frase poética: “Cuando no estás, busco tus huellas en el polvo de la luna... Entre sueños escondidos, entre almas vagabundas, entre rosas”.

En sus muros reflejaba eventos (enlaces) de inseguridad o situaciones de riesgo de páginas especializadas en esos temas.

El 24 de mayo escribía compromisos de campaña del ahora Gobernador Electo, Américo Villarreal Anaya: “Nunca más la justicia será un bien de consumo al alcance de quien la pueda comprar. La justicia es y será para todos” ¿alcanzará la justicia a sus asesinos?.

No tenía confianza en el gobierno azul, menos en la Fiscalía de Irving Barrios Mojica. Si después de muerto pudiera publicar, con seguridad pediría que la investigación no se le entregara a quien llegó a Tamaulipas de aventurero en 2016.

En una de sus publicaciones le pidió a Barrios con energía: “Póngase a investigar la violación de la niña de cuatro años en ciudad Victoria, para que reciban el reconocimiento de la sociedad. No vengan a presumir reconocimientos por comprar chocolates”.

Parecía informado sobre el tema. Insistió por varios días:  “Marcha de Aquelarre feminista por  justicia para una niña de  cuatro años atacada presuntamente sexualmente en el International College. Acusan a la FGJE de proteger al violador”.

Más sobre los chocolates y los premios para Irving, a lo cual se burló del boletín emitido por el avecindado Fiscal: “La @FGJ Tam recibió reconocimiento por parte de la Asociación @voluntarioscontra1 por participar en las campañas “Un Donativo a Cambio de un Chocolate” y “Un Buen Papel por el Ambiente”. Agradecemos al personal por su apoyo y compromiso en actividades de asistencia social”.

Ese era Tony de la Cruz, originario de la zona árida tamaulipeca, egresado de Relaciones Públicas de la UAT ¿a quién le dolieron tanto sus críticas que lo mandó matar?.

La última sobre el señalamiento de corrupción, con pelos y señales, que hizo el presidente de MC, Gustavo Cárdenas, en la comparecencia de Gloria Molina Gamboa, secretaria de Salud, ante el pleno del Congreso del Estado (ampliar el VI informe del Gobernador Cabeza de Vaca).

Siempre lo hacía aun a riesgo de su vida y de su familia.

“No se qué espera la Fecc Tam para investigar al ex alcalde panista de Cd. Victoria, @XicoGonzalezU por pagar contratos millonarios por renta de camioneta blindada a los Carmona. Y  la Auditoría Superior del Estado, que dirige Jorge Espino Ascanio, nunca vio nada $$$”.

Hizo eco sobre el Tamaulipas ensangrentado, el rojo de los desaparecidos en el reto de “sangre de mi sangre”, cuyas familias tratan de reunir 12 mil metros de “tejido rojo”, uno por cada “perdido”.

Son los últimos recursos de los deudos que, a cinco años nueve meses de distancia, perdieron la esperanza y razón de vivir. A ellos Antonio de la Cruz les dio tribuna.

Sin miedo, como decía un Gustavo dolido y al borde del llanto, el periodista utilizó las redes –además del medio formal Expreso- para hacer denuncias: “Dicen que Tampico se podría quedar sin rueda de la fortuna porque el dizque mejor alcalde de Tamaulipas, Chucho Nader, desvió el dinero de la obra”, señalaba apenas el 19 de junio.

Una semana antes reflejaba el punto de vista de MC: “Piden a Francisco Cabeza de Vaca sacar las manos del Congreso: Tamaulipas ya no lo quiere”.

Como él hubiera querido –cual testamento de muerte- el caso de Tony de la Cruz (un solo apellido) fue atraído por la Fiscalía General de la República.

El gremio periodístico está dolido, indignado por el artero crimen por método de ejecución, mientras en el aire está la pregunta que no tiene respuesta ¿quién sigue?.

En este ambiente enrarecido por un panismo que se niega a dejar el poder, cualquiera puede engrosar los números de las estadísticas.

Derechos Reservados © La Capital 2022