Volvió el ausente

PASADO MERIDIANO / Gricelda Guerra Romero

2022-08-05

Gricelda Guerra Romero

Finalmente hizo su aparición en palacio municipal el alcalde de Reynosa, Carlos Peña Ortiz , Makito para los cuates, luego de una prolongada ausencia, obligado por una orden de aprehensión que pendía sobre su cabeza y que ante  la amenaza de que pudieran ejecutarla en cualquier momento, pues mejor opto por mantenerse oculto en el lado americano, dándose sus escapaditas a la Ciudad de México, para tratar de reunirse con el mismísimo presidente de la república Andrés Manuel López Obrador. 

Después de su intento fallido con AMLO, Carlitos acompañado de su mami Maki Ortiz regreso a esta frontera, para finalmente este jueves hacer su aparición en palacio municipal para sorpresa de muchos, eso si ya cargando con un amparo bajo el brazo para volver asumir sus funciones, luego de un larguísimo periodo en el que ya no se sabía quién realmente estaba gobernando Reynosa si su suplente o Makito y es que mientras que el suplente supuestamente cumplía con la encomienda, en Mission, el Novel edil celebraba reuniones con miembros de su cabildo, al mismo tiempo que se declaraba víctima de Covid, por lo que se puso en duda el presunto contagio. 

Situación que aprovecharon sus enemigos políticos para ponerle zancadillas que pudieran provocarle su caída, pero el colmillo retorcido de mami pudo más que sus adversarios, y ahí esta Carlitos de nuevo en acción, no sin antes decirse nuevamente un perseguido político, que en su momento obligo a buscar el amparo de la Justicia Federal, debido a que las autoridades estatales que habían montaron guardia para en cuanto se presentara fuera detenido. 

Makito anda tan contento de que pueda andar libremente por Reynosa, que hace acto de presencia en cuanto acto del DIF y presidencia ay, lo mismo sale a hablar sobre el cuidado del agua ante el riesgo de que se presente escases del vital líquido, lo que es el gusto al saberse sin el riesgo de una detención, ni de la persecución política que busco “tumbarlo de la presidencia municipal. 

Por cierto, a raíz de aquellos audios, en los que echaba de cabeza el complot para quitar del camino a Makito, los diputados locales de Morena exigen a la Fiscalía General de la Republica que se investigue a los tres funcionarios estatales, que son señalados de estar involucrados. 

Entre los señalados se encuentran el mismo Secretario de Gobierno Gerardo Peña, el fiscal Anticorrupción Raúl Ramírez Castañeda y al auditor superior del Estado, Jorge Espino Ascanio, padre de Luis Alejandro Espino Acosta autor de los audios, a quien no le quedo de otra más que aceptar que si era su voz. 

Aun cuando estos se han desmarcado de tales audios, los legisladores de Morena piden sean investigados por presuntos actos de corrupción, tráfico de influencias y nepotismo, situación que están aprovechado los guindos para señalar al fiscal Anticorrupción de utilizar la Fiscalía de imparcialidad para atacar a la diputada Úrsula Salazar. 

Mientras que el vecino municipio de Matamoros, su alcalde Mario López se encuentra muy contento con el dictamen de la Suprema Corte de Justicia, que finalmente le regresa el control de Seguridad y Tránsito municipal, por lo que en cuanto se dé la entrega pues se estaría integrando la terna de quien asumirá la dirección de esta oficina, y obvio se continuaría con el equipamiento de esta dependencia, que se vio interrumpida ante el decreto que pasaba el control al gobierno del estado. 

Mientras que quien entro en una nueva polémica fue el edil de Ciudad Victoria, Eduardo Gattas luego de que se diera a conocer la licitación Pública Nacional que se lanzara para concesionar el relleno sanitario, según bajo el argumento de mejorar el servicio de disposición final de los residuos sólidos. 

Claro que este tema genero comentarios a favor y en contra del edil, al grado que algunos lo señalan de querer beneficiar a conocidos con el manejo del relleno sanitario, dado a que, en lugar de reforzar el área de limpieza con la compra de más equipo y maquinaria, así como mejorar las condiciones del personal de este departamento, pues prefirió concesionar el relleno. 

Esta medida está siendo aprovechada por los detractores de Gattas para seguir con su campaña de guerra sucia, ya que, en lugar de buscar la concesión del relleno sanitario, debería preocuparse por el problema de la escases de agua que viven las colonias de la periferia, y más en esta época de intenso calor  

Por lo pronto se espera que para el 31 de agosto se dé el fallo de la empresa ganadora, desconociéndose si el ganador tendrá contrato de Asociación Publico Privado.

Derechos Reservados © La Capital 2022