¿El presagio de un fracaso?

ANÁLISIS POLÍTICO / Antonio Frausto

2023-11-13

Antonio Frausto

Luego de un fin de semana de definiciones políticas, en donde Morena designó a los futuros candidatos en los estados en disputa el próximo 2 de junio, Samuel García se registró como precandidato de MC a la presidencia de la República y Xóchitl Gálvez tuvo un mitin muy accidentado en el monumento a la Revolución, el horizonte político nacional toma forma.

Mientras Claudia Sheinbaum mantiene una amplia ventaja en la intención del voto, que la ubica en primer lugar en las encuestas, entre 20 y 25 puntos arriba, el reto de este momento para Morena es evitar las fracturas internas, luego de la designación de los coordinadores de los Comités de la Defensa de la Transformación en los estados de Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Sobre todo en aquellos donde por motivo de las candidaturas de género, los hombres tuvieron que ceder sus lugares pese a haber ganado la encuesta, como en la Ciudad de México con Omar García Harfuch, Guanajuato con Ricardo Sheffield y Jalisco con Carlos Lomelí.

Difícilmente quienes se quedaron en el camino romperán con el partido, primero, porque automáticamente encabezarán la primera fórmula de la Senaduría en sus estados, por lo que accederían automáticamente a un espacio plurinominal como premio de consolación, segundo, porque algunos cómo Omar García Harfuch podrían integrarse al gabinete federal de ganar Claudia Sheinbaum la presidencia, tercero, porque la mayoría no tienen demasiada edad, por lo que pueden trabajar políticamente los siguientes años y buscar nuevamente la candidatura en el 2030.

MOVIMIENTO CIUDADANO CON SAMUEL

En la trinchera de Movimiento Ciudadano lo más relevante fue la inscripción de Samuel García como precandidato presidencial, el favorito de la opinión pública para la obtener candidatura, pesé a que otras personas se registraron, entre ellas la senadora Indira Kempis, legisladora también por Nuevo León.

Lo más relevante en el partido naranja es que finalmente Marcelo Ebrard no acudió a registrarse como precandidato, por lo que no aparecerá en la boleta presidencial ni por las siglas emecista, ni como candidato independiente, por lo que su sueño de ser mandatario nacional tendrá que esperar una vez más, ahora hasta el 2030.

El aún gobernador neoleonés aseguró que empieza la verdadera batalla electoral, y desde ya bajó de la contienda a Xóchitl Gálvez y al Frente por México, afirmando que dará la sorpresa y vencerá a Morena el próximo 2 de junio, tal como lo hizo en su estado en el 2021, cuando arrancó la campaña en el cuarto lugar en las encuestas.

Sería una verdadera proeza derrotar al partido del presidente, primero porque en este momento todas las encuestas lo ubican en un lejano tercer lugar, con una intención del voto entre 7 y 10 por ciento, segundo, porque el contexto de Nuevo León en aquel momento es distinto al que se tiene actualmente en México.

Y tercero, porque en caso de que lograra alcanzar y superar a la candidata del Frente, difícilmente haría lo mismo con Claudia Sheinbaum, que lleva la fortaleza de la marca Morena y sobre todo que tendrá en el presidente López Obrador a su mejor coordinador de campaña.

Los propósitos viables de Samuel como candidato presidencial deberían de ser, primero, fortalecer su posicionamiento a nivel nacional, para luego convertirse en el sucesor de Dante Delgado como el nuevo mandamás del partido naranja, con todos los beneficios que esto representa, incluyendo el económico por supuesto. 

XÓCHITL LE FALLA EL TELEPROMTER

Finalmente la aspirante del Frente Amplio por México tuvo un fin de semana para el olvido, específicamente durante su mitin de despedida como Senadora en la Ciudad de México, primero, porque no fue el lleno que se esperaba, segundo, por las fallas técnicas en el evento como las cuatro veces que se le apagó el telepromter.

Y tercero, lo peor de todas porque pareció una mala copia de Luis Donaldo Colosio, al intentar imitar su famoso discurso del 6 de marzo de 1994 justo ahí en el Monumento a la Revolución, ya que justo al momento de repetir esa famosa frase “Veo un México con hambre y sed de justicia” volvió a fallar la tecnología, por lo que con micrófono abierto pidió el ipad ante el olvido de su discurso.

Unos días atrás había cometido otro grave error cuando durante su gira por Chiapas, expresó en conferencia de prensa que hay muy malos priistas como Manuel Barlett, Alejandro Moreno “Alito” y Omar Fayad con los que nunca trabajaría por oportunistas.

Minutos después le informaron de su error, por lo que intento corregir, aclarando que respeta mucho al dirigente tricolor, pero es claro que como se dice coloquialmente el subconsciente la traicionó, dejando ver lo que verdaderamente piensa del líder priista.  Aún ni empiezan las precampañas y ya van varias, será acaso ¿el presagio de un fracaso?

Facebook: AntonioFrausto    

Twitter:@AntonioFraustoG  

Linkedin: AntonioFrausto    

antoniofraustog@gmail.com

Derechos Reservados © La Capital 2024