Divorcios con perspectiva de género

CULPA IN VIGILANDO / Nohemi Argüello Sosa

2024-04-02

Nohemi Argüello Sosa

En un divorcio se firmó un convenio por virtud del cual el señor le donó a sus hijos la propiedad de una casa y a la exesposa le otorgó un derecho de usufructo, es decir, el derecho al uso del inmueble o de rentar la casa y recibir el monto de ese arrendamiento. 

Un convenio que parecía justo, antes de conocer las siguientes condiciones que el señor le impuso a su exesposa: 1) que ella se mantuviera soltera; 2) que no recibiera visitas masculinas en el inmueble; 3) que no contrajera matrimonio; y, 4) que habitara el inmueble exclusivamente en compañía de sus hijos. 

Luego de una batalla legal derivada del incumplimiento de estas condiciones, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que son inconstitucionales esas cláusulas contractuales del convenio de divorcio, en razón de que reproducen relaciones de poder entre el hombre y la mujer.

Obligar a una mujer a mantenerse soltera, a no recibir visitas masculinas, a no tener pareja, son condiciones que violan sus derechos humanos consagrados en los artículos 1o. y 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 15, numeral 3, de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; y, 1 y 5 de la Convención de Belém Do Pará.

La Suprema Corte, en su Tesis: 1a./J. 58/2021 (11a.), señaló que estas relaciones asimétricas entre mujeres y hombres perpetúan el monopolio de poder de dominio del género masculino, provocando que el temor o miedo de las mujeres, respecto de los hombres, se constituya en una pauta de comportamiento; fomentándose así roles de género que no tienen justificación constitucional.

Además, al vincular a las mujeres con un rol de sumisión que les atribuye un papel de género que, automáticamente, las coloca en una posición de subordinación y vulnerabilidad.

A 11 años de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) publicara la primera edición del Protocolo para juzgar con perspectiva de género; un documento elaborado para atender las medidas de reparación ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en los casos González y otras (Campo Algodonero), Fernández Ortega y otros, y Rosendo Cantú y otra, todos contra México, ante la gravedad y la sistematicidad de la violencia contra las mujeres en nuestro país; todavía no se logra que se elimine el enfoque androcéntrico, ese que pone los intereses de los hombres por encima de las mujeres.

Tanto el foro litigante como las autoridades jurisdiccionales no deben validar convenios de divorcio con cláusulas que reproducen las relaciones de poder entre los géneros y perpetúan el dominio patriarcal. 

Casos como el relatado aquí relatado, denotan que la capacitación a magistraturas, personas juzgadoras, federales y locales, aún es insuficiente para impulsar la aplicación del Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género. 

Las mujeres y la sociedad entera necesitamos que en los juicios de divorcios y de otros asuntos se resuelvan con perspectiva de género; necesitamos que se garantice los derechos de las mujeres.

¿Usted, qué opina?

En otros temas, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) está fortaleciendo la participación de sus estudiantes en programas de movilidad internacional como parte de su compromiso con la excelencia educativa y la creación de vínculos globales. 

Dentro de las políticas institucionales que impulsa el rector Dámaso Anaya Alvarado, la Facultad de Comercio y Administración Victoria (FCAV) está reforzando sus programas de internacionalización y apoya a trece estudiantes que realizan movilidad académica, tanto a nivel de posgrado como de licenciatura.

La Dra. Yesenia Sánchez Tovar, coordinadora de la División de Estudios de Posgrado e Investigación en la FCAV, destacó la importancia de esta iniciativa para enriquecer la formación y las oportunidades laborales de los estudiantes. 

Recientemente, ocho alumnos de posgrado de la FCAV realizaron con éxito programas de intercambio en universidades extranjeras, ampliando sus horizontes académicos y culturales; cinco estudiantes de licenciatura en Administración y Contador Público también participan en programas de movilidad académica en diversas ciudades y universidades, demostrando su interés en fortalecer su formación en entornos académicos de prestigio internacional. 

Este enfoque innovador refleja el compromiso de la UAT con la formación integral de sus estudiantes y su preparación para enfrentar un mundo globalizado y competitivo.

Derechos Reservados © La Capital 2024