Requieren presupuesto políticas públicas que buscan igualdad de género

Toda ley o política pública encaminada a cerrar la brecha de la desigualdad debe venir acompañada de presupuestos que le permitan materializarse, de otra forma, solo quedan en el papel, dice Ana Güemes García, representante en México y directora regional para México ONU Mujeres

2014-04-22

DAISY VERÓNICA HERRERA MEDRANO / Reportera

MAQUILA1.JPG

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- Las mujeres mexicanas adolecen de una significativa participación política en espacios de toma de decisiones, de acceso a activos y derechos económicos y de la no erradicación de la violencia de género.

Estas son las tres grandes brechas que advierte la representante en México y directora regional para México ONU Mujeres, Ana Güemes García, en las políticas públicas del Gobierno Mexicano.

Es en esas tres direcciones  hacia donde deben caminar las políticas públicas pues son las tres entradas ganadoras para acelerar el ritmo hacia la igualdad.

No obstante, Güemes García, hizo otra importante reflexión en donde advierte que toda ley o política pública encaminada a cerrar la brecha de la desigualdad debe venir acompañada de presupuestos que le permitan materializarse, de otra forma, solo quedan en el papel.

“Leyes sin presupuesto son leyes vacías, hay que trabajar leyes con presupuesto, con políticas y mecanismos de implementación y sobretodo de monitoreo, lo más importante es poder mostrar resultados, es un gran desafío”.

De las brechas que el gobierno mexicano tiene pendientes insistió en que se requiere mayor participación política, en todos los espacios de toma de decisiones.

“Yo sé que Tamaulipas ha avanzado con reformas para mayor participación electoral pero nos preocupa mucho el nivel municipal, hay muy poquitas mujeres presidentas municipales y el nivel empresarial que es muy importante en Tamaulipas”.

El segundo punto referente a derechos económicos, que calificó como el pilar fundamental para las mujeres, dijo que es lamentable que México tenga la generación de mujeres más educada de la historia, pero todavía la participación económica es baja y muchas veces en sectores menos productivos o de menor pago.

“Hay un impuesto invisible, el trabajo del cuidado, es difícil pensar en la plena participación de las mujeres mientras las mujeres desempeñando en sus hogares el mayor trabajo y tiempo y el tercer pilar eliminar la violencia de género”.

Reconoció que México por primera vez cuenta con una política de desarrollo que considera como eje central la igualdad de género, tiene presupuestos, de ahí que señaló la importancia de hacer que las políticas que ya tiene Tamaulipas cuenten con presupuestos etiquetados que permitan que las políticas se hagan realidad, que las leyes que costaron tanto en el siglo pasado conseguir sean una realidad.

Derechos Reservados © La Capital 2021